Pedro Sánchez les quita 130 millones a los trabajadores españoles para dárselos a los ricos estadounidenses

La bajada de impuestos del PP en Andalucía no está sentando nada bien a la izquierda, que está desplegando al respecto toda su capacidad demagógica. La tesis es que eliminando el Impuesto de Patrimonio Bonilla Moreno dejará de ingresar 93 millones de los andaluces más ricos que serán 93 millones menos para Sanidad, Educación o infraestructuras. La derecha quita el dinero a los pobres para dárselo a los ricos. La derecha es mala. La izquierda es buena. Todo impuesto a los ricos es poco.

x

Lo cierto es que la izquierda esquilma al ciudadano de a pie lo mismo que a los ricos. Quien más y quien menos, como evidencia el Día de la Liberación Fiscal, está entregando la mitad de lo que gana al gobierno para pagar los gastos del estado. La izquierda habla de ricos y pobres pero lo cierto es que la asfixia fiscal que promueve la izquierda recae sobre todo el mundo. Parece que con la izquierda sólo pagan impuestos los ricos pero en la práctica para Hacienda ricos somos todos. Lo que hace la izquierda, de hecho, es igualar lo que pagan los ricos y los pobres. Cuando la izquierda defiende igualar la presión fiscal de los españoles a la de los alemanes, por ejemplo, en el fondo está sosteniendo que paguemos el mismo porcentaje de impuestos que los alemanes cobrando la mitad que ellos. El único límite de la izquierda a la fiscalidad es el 100%. De hecho, la lógica del discurso de la izquierda española lleva a impuestos del 100%. O sea, para la izquierda unos impuestos del 50% son mejores que unos del 40%. Unos del 60% son mejores que unos del 50%. Así hasta el 100% de impuestos, el comunismo. La política más progresista es la que más impuestos cobra. Para Sanidad y Educación, por supuesto.

X

La cuenta de Pedro Sánchez en Twitter, por el contrario, nos dice otra cosa. A cuenta de su último periplo internacional, no es que el presidente reconozca que regala el dinero de los trabajadores españoles a los millonarios estadounidenses, es que presume de ello.

Nada menos que 130 millones de euros es el dinero de los trabajadores españoles que Pedro Sánchez le regala porque sí a la fundación de los archimillonarios Bill Gates y Melinda Gates. Por su cara bonita. Por hacerse una foto con Pedro. Por compartir todos un mismo pin de la nueva religión de la Agenda 2030.

x

Mientras la izquierda remueve todos sus terminales mediáticos desgarrándose las vestiduras por la rebaja fiscal de 93 millones de euros en Andalucía, el gobierno le regala 130 millones a la fundación de uno de los sujetos más ricos del mundo, el mismo que quiere darnos de beber orina y prohibirnos comer carne para encajarnos sus hamburguesas sintéticas.

La Agenda 2030 consiste básicamente en que una pequeña élite de ricos lo tendrá todo y la gente no tendrá nada. Esto se conseguirá creando la figura del esclavo feliz. Alguien al que le habrán quitado todo y le habrán regulado hasta el más insignificante aspecto de su vida, pero que sin embargo mirará con amor y agradecimiento a quienes le han expoliado y esclavizado porque pensará que su pobreza solidaria, progresista y ecosostenible.

X

Si Amancio Ortega dona 280 millones a la sanidad española la izquierda lo crucifica, pero si el gobierno le regala 130 millones a la fundación de Bill Gates restándolos de la Sanidad española esa misma izquierda lo tolera. Y Pedro Sánchez aún tiene la desfachatez de pretender que gobierna para los de abajo y contra los ricos que fuman puros. Qué se puede esperar, por otro lado, de quienes promueven el indulto a favor de correligionarios que han malversado 680 millones de euros. Lo suyo sería una rebelión fiscal del país y dejar de pagar todos los impuestos hasta que aquí quede claro a qué se dedica cada euro que se gasta el gobierno. Cuando piense en lo que le cuesta llegar a fin de mes y en todo el dinero de su trabajo que le quita el gobierno, o cuando escuche a la izquierda decir que hay que pagar tantos impuestos para pagar la Sanidad y la Educación, recuerde la forma en que Pedro Sánchez lo regala después a sus amigos millonarios para ayudarles a convertir el mundo en una enorme granja de hormigas globalizada.

X

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,43 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja