Las iraníes no son mujeres blandengues

¿Algo puede moverse en Irán? Quién lo sabe. Lo cierto es que en los últimos días, tras el asesinato de una mujer por no llevar bien colocado su velo, las protestas de las iraníes se han extendido por todo el país. Quizá en Irán las cosas puedan cambiar o puede que no, pero desde luego hace falta valor para intentar cambiar las cosas en Irán. Por tanto es en Irán donde hay que dar la batalla y donde las cosas deben cambiar de verdad.

En este sentido resulta llamativo a estas horas el silencio estruendoso del feminismo español. De otras cosas que pasan en el mundo nuestras feministas orgánicas son muy rápidas en usar sus cuentas privadas o institucionales para estampar su opinión. Feministas y luchadoras de verdad son las mujeres iraníes. Allí por reclamar igualdad te dan una bofetada, te encarcelan o directamente te matan, aquí te ponen al frente de un ministerio o te dan una subvención.

En realidad va a resultar curioso ver la forma en que las feministas de la izquierda resuelven esta cuestión. A los ucranianos, por ejemplo, se han negado a apoyarlos o a enviarles armas para defenderse y les han dicho que se rindan, que no luchen, que dejen de resistir, que no pueden ganar una lucha tan desigual. ¿Les van a decir lo mismo a las mujeres iraníes o también en esto tienen una doble vara de medir? ¿O se creen que lo de Irán es más fácil que lo de Ucrania? ¿Es por eso que no dicen nada las feministas aquí? ¿Están atrapadas en su propia contradicción?

Irán es uno de los regímenes que apoya a Putin y que le está dotando de drones para igualar la batalla con los ucranianos en este campo. Si cayera el régimen iraní, no sólo sería un gran avance para la liberación de la mujer, sino también un apreciable varapalo para Putin. Es decir, si las cosas no pasan por casualidad, o si a la casualidad hay que ayudarla un poco, en este momento puede haber una serie de cosas que confluyan en el contexto internacional para ayudar a la casualidad y la liberación de las mujeres en Irán. O sea, esta revuelta triunfará o no, conseguirá algo o no, pero no nace en el peor momento para encontrar algún apoyo exterior a la hora de prosperar.

x

Parte de la silenciosa incomodidad de las feministas de nuestra izquierda española anticristiana acaso tenga algo que ver con su insistente defensa del velo y del Islám. Muchas fotos tenemos de las líderes del feminismo orgánico español junto a mujeres con velo cuando la chispa que ha desatado la revuelta de las mujeres en Irán ha sido precisamente el asesinato de una mujer iraní por no llevar bien el velo, esa prenda voluntaria que según la izquierda española que en 1934 no quiso votar a favor del voto femenino simboliza ahora la libertad y la multiculturalidad.

X

x

 

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja