Ser un inquisidor de izquierdas viviendo como un pecador de derechas

La extrema izquierda lo ha vuelto a hacer. En este caso han sido Irene Montero y sus amigas-ayudantes-altos cargos las que se han marcado un viaje de 3 días a Nueva York por motivos de “trabajo”, pero que sus propios selfies de algún modo se encargan de desmentir. Nunca se ha visto a la siempre enfurruñada Montero más feliz que haciendo turismo en la Meca del capitalismo, sin su pareja, rodeada de sus amigas que además y casualmente son sus ayudantes-altos cargos, con todos los gastos pagados por el sufrido pueblo español. El mismo pueblo español que por culpa de la inflación no puede disfrutar este año de unas vacaciones normales sin las tijeras de podar.

X

x

La indignación general ante esta forma de restregarnos a todos su viaje por la cara ha sido trending topic en las redes sociales casi a diario, lo que ha obligado a los terminales mediáticos del gobierno a una intensa campaña de contrainformación. Los dos argumentos de defensa han sido los acostumbrados: Ayuso y que a ver por qué la izquierda no puede viajar por el mundo, comprarse ropa o hacer barbacoas lo mismo que la derecha.

x

Empecemos por lo segundo. Tú no puedes vivir igual que tu vecino si tu discurso se basa en criticar la forma de vivir de tu vecino. O sea, puedes, pero te conviertes en un cínico y un hipócrita de cuya boca no salen más que mentiras.

X

Si te pasas el día diciendo que ir de putas es una agresión machista, después tú no te puedes ir de putas.

X

Si te pasas el día diciendo que hay que dejar de comer carne, no puedes asar una manada de búfalos en una barbacoa cuyo peso amenaza con hundir la azotea. Ni te compras una barbacoa de lujo como la de Errejón para comerte sólo un filetito sostenible una vez al año.

X

X

Si te pasas el día criticando que haya políticos que al llegar a la política cambian de casa y se van a vivir a un chalet en una residencia de lujo, tú no puedes irte a vivir a un casoplón a Galapagar.

X

X

Si te pasas el día criticando los gastos de los demás y dices que tú sólo viajarías en turista, tú no puedes ir después en Falcon a Nueva York.

X

Si te pasas el día clamando contra Nike por usar niños esclavos para fabricar sus zapatillas después no puedes tener en tu casa un armario lleno de zapatillas de Nike.

x

Si te pasas el día criticando a los ricos porque según tú la única forma de que unos tengan es que a otros se les quite, no puedes tener un patrimonio importante. Ni comprarte un Maserati, un yate, una mansión o un Rolex. Si te pasas el día criticando a Amancio Ortega y a Inditex, de hecho no te puedes comprar ni un vestido de Zara. Lo tuyo es el comercio justo y los trajes indígenas.

X

No puedes pasarte el día criticando la forma de vivir de los de derechas, exhibiendo desde tu soberbia una superioridad moral infinita sobre la gente de derechas, y después reclamar un supuesto derecho a la hipocresía para poder vivir exactamente igual que la gente de derechas a la que tanto criticas. Si en el fondo lo que quieres es vivir como uno de derechas y hacer todo aquello que criticas, pues hazlo, pero antes hazte de derechas. Pon un poco de orden entre lo que haces y lo que dices.

X

Respecto al viaje de Ayuso a Nueva York, volvemos a lo mismo pero peor.

X

x

Cuando Ayuso hizo su viaje a los EEUU en octubre del año pasado, la izquierda la masacró.

X

Es decir, los mismos que ahora recurren a Ayuso para sostener que no hay que masacrar a Irene Montero por el viaje a EEUU, masacraron a Ayuso cuando viajó a los EEUU.

X

x

Aparte la cuestión de coherencia y honestidad intelectual, los gastos del viaje de Ayuso se hicieron públicos y los de Montero no. Ayuso viajó a Nueva York en un avión de línea y Montero en el Falcon oficial. Ayuso se desplazó de Nueva York a Washington en tren y Montero otra vez en el Falcon oficial. Todo esto después de que Montero alardeara en la tele de la superioridad moral de la izquierda por viajar en turista y teniendo en cuenta que el billete de ida y vuelta de Ayuso costó 573 euros, frente a los 100.000 que según las estimaciones cuesta el vuelo del Falcon. No es que resulte lamentable pasarte el día denigrando a Ayuso para acabar justificándote diciendo que eres como Ayuso. No es que Ayuso vuelva a ganar. Es que frente a la mentira, la hipocresía y la soberbia de tu vida se imponen la lógica, la coherencia, la honestidad y la realidad.

X

Comentarios (2)
  1. Javier31 says:

    Ser socialista implica necesariamente ser un hipócrita, porque el socialismo está basado en una mentira que es concepción irreal del individuo, despojado de su dignidad y rebajado a ser un instrumento del poder con la excusa del sometimiento a la colectividad. A partir de ahí cualquier mentira e hipocresía están justificadas.
    El socialismo debería ser repudiado por cualquier ser humano.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 6 Thumb down 1

  2. BURBUJISTA LADRILLISTA says:

    De todos modos hay que decir que uno de los personajes que empezó a utilziar los «viajes instirucionales» de forma masiva fue Rosa Díez durante su etapa de Consejera de Comerrcio. Le encantaba ir a Cuba, economia super boyante donde las empresas vascas han hecho unos negocios impresionantes (lo digo de manera irónica está ultima frase).

    Parece ser que desde que le dieron la patada del PSOE Rosa Díez ha visto la luz de la honestidad, coherencia y la redución del gasto público justo cuando tuvo que dejar la política y eso que le dieron un puesto bastante majo en Bruselas, lástima entonces que nunca se hubiera preocupado de estudiar un poco el inglés que vale en Cuba no s eusa pero en un departamento de promoción exterior es lo mínimo que el sentido común pide

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,67 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja