¿Quién es peor, Iglesias o Errejón?

Iñigo Errejón, el ilustre líder de Más País (siendo supuestamente la innombrable España ese país), volvía a hacer gala ayer de su sustrato comunista e intolerante, esta vez de forma un poco más extraña e inusitada que las demás.

X

La situación a la que nos vamos a referir tuvo lugar, como no, en las redes sociales, y tuvo como protagonistas a Lucía Etxebarría y al propio Errejón, en el marco de una discusión en la que Lucía Etxebarría cargaba contra Mónica Oltra y su indefendible posición. La respuesta de Errejón fue bloquear a Lucía Etxebarría, cosa que esta compartió celebrando el evidente amor de Errejón por el diálogo, la democracia y la libertad. Surrealistamente, Errejón desbloqueó a Extebarría para suscribir su viva al diálogo y la libertad e inmediatamente volver a bloquearla.

X

x

Más allá de los problemas de Errejón con el diálogo, la libertad y la coherencia, lo cierto es que al líder de Más País lo avala una amplia trayectoria como militante totalitario. Todos recordamos, por ejemplo, su participación en el boicot a Rosa Díez para que no pudiera impartir una conferencia en la Complutense. En las universidades públicas no se debe poder decir nada que no coincida con las ideas de Batasuna, Iglesias y Errejón.

X

x

Resulta sorprendente cómo hemos normalizado que personajes que se dedicaban a reventar conferencias en las universidades públicas, a intimidar y a coartar la libertad de quienes no pensaban como ellos, hayan llegado al liderazgo de un partido e incluso al gobierno. Sin ningún tipo de autocrítica ni arrepentimiento, llevando más bien a las instituciones el tipo matonismo sectario al que están tan acostumbrados. Poco puede sorprender por tanto que el mismo Errejón que se licuaba ante la figura dictatorial de Hugo Chávez, o que impedía la libertad de expresión en la Complutense, profiera vivas la libertad y al diálogo en el breve intervalo en que te desbloquea y te vuelve a bloquear por decir algo que no le gusta. Como para no temer a esta gente cuando sale de Twitter y gobierna en el mundo real.

X

A todo esto habría que añadir la famosa denuncia de un paisano enfermo y de cierta edad que acusó a Errejón de haberle dado una patada al bromear mientras se hacía un selfie con él. La denuncia quedó en agua de borrajas por falta de pruebas pero lo que en cambio se aprecia en los vídeos es la actitud agresiva, chulesca y desafiante de Errejón tras el incidente. Una imagen muy lejana de la del amable, dialogante y aniñado Errejón.

X

x

Todo lo anterior invita a preguntarse en qué momento ha quedado establecido que Errejón es algo diferente de Iglesias, no digamos que algo mucho mejor, más civilizado, más dialogante, más tolerante, más avanzado, más negociador. Ideológicamente, ¿qué diferencia hay entre Iglesias y Errejón? ¿En qué se basa la premisa de que Iglesias es peor que Errejón?

x

Por el contrario, cabria más bien deducir que Errejón es un sujeto todavía más peligroso y deletéreo que Iglesias. ¿Qué es en definitiva más peligroso? ¿Un bote de veneno que en la tapa pone veneno, o un bote de ese mismo veneno que en la tapa pone mermelada de melocotón? ¿Cuál es Iglesias y cuál Errejón?

X

x

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja