El Parlamento de Navarra al servicio del blanqueamiento de la historia del comunismo

El Presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, inauguró ayer la exposición “Hombres y mujeres de puño en alto. 100 años de comunismo en Navarra”, una colección de imágenes y documentos para explicar la vigencia del discurso “emancipador y transformador” que acompaña la trayectoria comunista, según atestigua el PCE-EPK con motivo de su centenario.

x

En su discurso de apertura, Unai Hualde se congratuló de que el parlamento foral albergue una exposición que sirva para “hacer memoria” y contribuir a “garantizar la no repetición” de episodios de “fascismo, violencia e ilegalizaciones que, como el propio partido comunista, forman parte de la historia política navarra y estatal. Es importante valorar la actual posibilidad de elegir en libertad, más ahora que asoman cantos populistas que tienen la tentación de evocar oscuros pasados” contrapuestos a la “democracia plural”.

X

Antes de dar la palabra a Isabel Burbano, secretaria política del PCE-EPK Navarra, la cual aseguró que “Nuestra militancia es memoria democrática”, Hualde señaló que “viene bien recordar a formaciones que, con más de cien años de ejecutoria, mantienen las mismas convicciones, adaptadas a los tiempos”. Como si esto en vez de un elogio no fuera algo para echarse a temblar. 

X

x

Todo lo anterior evidencia hasta qué punto nada menos que el Parlamento de Navarra, el mismo que se niega a recibir al Angel de Aralar, ha sido puesto al servicio del comunismo para llevar a cabo una incalificable campaña de blanqueamiento. De los 100 millones de muertos en todo el mundo. De todas las muertes atribuibles al comunismo en España. Del ideario abiertamente golpista, dictatorial y antidemocrático del comunismo español, ¿por qué no se puede encontrar ni el más mínimo vestigio en la exposición? ¿Qué clase de memoria histórica consiste en censurar y tapar bajo la alfombra la mitad de lo que ocurrió?

X

x

En el caso del comunismo, además, se da el caso de que para poder presentar una memoria del comunismo calificable de “democrática” no es que haya que tapar una parte de la historia y mostrar sólo otra, sino que la parte mostrada debería ser el 0,1% y la parte tapada del 99,9%. ¿Quiere el presidente del Parlamento de Navarra montar una exposición realmente interesante del comunismo? Pues que sea una exposición en la que se nos muestre todo lo que en esta se nos tapa. Una exposición en la que se nos recuerden los discursos de los líderes comunistas en España, o lo que publicaban sus periódicos, para que se sepa lo que realmente defendían. Si eran ellos los primeros que decían de sí mismos que eran antidemócratas, que su referencia era la sanguinaria Rusia totalitaria de Stalin y que su modelo era la dictadura del proletariado y el exterminio de los contrarios. Que no es lo que contemos nosotros, sino lo que ellos mismos decían y publicaban. Consulten la hemeroteca, exhiban todo lo que nos ocultan. No llamen, siquiera por respecto a la gramática, exposición del comunismo a la ocultación del 99% del comunismo. Sin duda la oposición debería anotar desde ya mismo en su agenda una exposición de este tipo en Parlamento de Navarra, pero una de verdad, para en cuanto deje de estar en la oposición. Por lo demás, en NC nos apostamos toda la publicidad institucional que recibimos en un año a que los comunistas se opondrían frontalmente a cualquier tipo de exposición sobre el comunismo que nos lo contara todo sobre el comunismo. Ojalá algún día lo pudiéramos comprobar.

X

x

 

Comentarios (2)
  1. Egia says:

    Es muy curiosa la forma que tiene la izquierda de valorar la democracia y la libertad. Explotan contra las dictaduras de derechas, pero callan ante las comunistas. Fidel hacía de la igualdad su gran bandera de lucha mientras se llenaba los bolsillos. Forbes le estimó en 2014 un patrimonio de 900 millones de dólares. Nunca, según testimonios de un guardaespaldas, renunció a las comodidades capitalistas que las vivió sin límites. George Orwel ya lo dice en la “Rebelión de la granja”, “los predicadores de la igualdad que lideran la revolución, en realidad lo que quieren no es abolir los privilegios, sino transferírselos a sí mismos y asegurárselos para siempre». El régimen que instauran es mucho más radical y crudo que el anterior, porque deben asegurarse de que no les pase lo mismo que a quienes desbancaron. Agustín de Foxá, dice en su libro, de recomendada lectura, Madrid, de corte a checa: «llevaban una vida divertida (milicianos FAI, CNT o comunistas). Por las mañanas tomaban el aperitivo en Chicote. Así se comprobaba que no odiaban a los señoritos, sino que querían ser ellos los señoritos, en realidad no eran marxistas, sino envidiosos», por las tardes se dedicaban a fusilar, como dice Foxá en el mismo libro: «Ya no caían solos los falangistas, los sacerdotes los militares, los aristócratas. Ya la ola de sangre llegaba hasta los burgueses pacíficos, a los empleados de 30 duros y a los obreros sindicados. Se fusilaba por todo, por ser de Navarra, por tener cara de fascista. por simple antipatía».

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 6 Thumb down 0

  2. mirentxu says:

    Desde que se aprobó la famosa ley de «Memoria Histórica» que ahora rebautizan con el de «Memoria Democrática» por si alguien duda de su «democraticidad», decir algo sobre los crímenes de la izquierda es blasfemia y quien lo hace será declado anatema.
    Y todos a callar

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 5 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja