En VOX hay más o menos los mismos extremistas que en el POSE y muchos menos que en Podemos

Hace unos días le caía un chorreo en Twitter a Vicente Vallés, llegándose a convertir en trending topic, por osar calificar como extrema izquierda a Podemos y su galaxia. Obviamente se trata de la misma gente que califica sin miramientos a VOX como extrema derecha. Por lo visto existe la extrema derecha pero no existe la extrema izquierda. Aquí sólo existiría la izquierda moderada y el fascismo, que sería todo lo que no es “izquierda moderada”. O ese es el relato que pretenden algunos.

x

x

El caso es que uno de los apartados más interesantes de los barómetros del CIS es el de la autoubicación ideológica de los encuestados. Se trata de un apartado interesante porque no incluye cocina ni proyecciones, aunque se le preste poca atención habitualmente. Permite además conocer con detalle dónde se autoubican ideológicamente los propios votantes de cada partido, algo que nos viene muy bien en esta reflexión acerca de cómo de extremista es VOX en relación con otros partidos.

X

La autoubicación ideológica se realiza sobre una escala del 1 al 10, correspondiendo el 1 a la extrema izquierda y el 10 a la extrema derecha. Una persona de centro se autoubicaría en el 5. Pues bien, según los propios votantes de cada partido, en el PSOE hay un 14,1% de electores que se autoubican en el 1. O sea, en el punto más extremo a la izquierda de la escala. Frente a esto, hay un 15,7% de votantes de VOX que se autoubican en el 10. Es decir, hay casi el mismo porcentaje de «extremistas» en VOX que en el PSOE, sólo hay 1,6 puntos de diferencia entre los extremistas de VOX y los del PSOE. Si es el por porcentaje de extremistas en cada partido, casi podría decirse que tan extrema izquierda sería el PSOE como extrema derecha VOX.

X

x

Observemos por otro lado el porcentaje de extremistas que hay en otros partidos. Decíamos que en VOX hay un 15,7% de personas que se autoubican a la derecha más extrema de la escala, pero es que en Unidas Podemos hay un 27,6 de votantes de ese partido que se autoubican en la izquierda más extrema. Es decir, si VOX es un partido de extrema derecha por tener a un 15,7% de su electorado en la posición más extrema, con mucha más razón Podemos sería un partido de extrema izquierda. También lo serían En Comú Podem, Bildu o la CUP. Vicente Vallés tiene razón. Pedro Sánchez tiene como socios partidos mucho más extremistas que VOX.

X

Recordemos que no estamos usando como referencia lo que otros dicen de Podemos o de VOX, sino la forma en que se autoubican los propios votantes de cada partido. Que la fuente sea una encuesta del CIS no descalifica las conclusiones primero porque, como señalábamos, hablamos de datos brutos de la encuesta y no de su cocina. El trabajo de campo del CIS es precisamente lo que menos se suele poner en duda de este organismo. Por otro lado, si algún interés tendría el CIS sería exagerar la radicalidad de VOX y minimizar la del PSOE y sus socios. De haber un sesgo en estos datos sería precisamente para maquillar el radicalismo de la izquierda o exagerar el de la derecha, y así y todo nos encontramos la misma o mucho mayor radicalidad en los partidos de izquierda que en VOX.

X

Otra forma de analizar los datos sería concluir que, si el 15,7% de los votantes de VOX se ubican en la derecha más extrema, el 84,3% de los votantes de VOX no se autoubican en ese punto. De hecho hay más votantes de VOX que se ubican en el centro (15,8%) que a la derecha más extrema.

X

Podemos ampliar el concepto de extremismo y atender al porcentaje de votantes de VOX que se ubican no sólo en el 10 sino también en el 9. En tal caso llegamos hasta el 26% de los votantes de VOX. La comparativa casi es peor para los demás, ya que los votantes de Podemos que se ubican en el 1 y el 2 alcanzan el 44% de sus electores. En el caso de VOX, volveríamos a poder concluir que el 74% de sus votantes no se autoubican ni en el 9 ni en el 10. Salta a la vista que VOX es un partido de derechas pero no tan extremista como lo pintan y que el PSOE, que tampoco va muy a la zaga en el porcentaje de votantes radicales, está gobernando con partidos mucho más extremistas que VOX.

x

Obviamente podríamos preguntarnos si para calificar a VOX cuenta más la opinión de los demás que la de los propios votantes, pero resultaría un poco absurdo escandalizarse de que se llame a Podemos partido de extrema izquierda cuando, por ejemplo, el 44% de sus electores se autoubican en los dos puestos más extremos de la escala. Si ellos mismos se ubican ahí, quiénes somos los demás para decir que no son extremistas. También podríamos cuestionarnos la idoneidad de hablar de izquierda y derecha, pero si lo hacemos está claro que la autoubicación de los votantes es un elemento de análisis tan bueno como otro cualquiera. De hecho mejor que la mayoría. No tiene sentido tratar de maquillar a un electorado que cuando le preguntas es él mismo quien no se maquilla. Ni intentar interpretar el extremismo de un electorado que él mismo aclara dónde se ubica.

X

 

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja