Los planes extraordinarios de Sánchez si al PSOE le va muy mal en Andalucía

Con apreciable escándalo y notable repercusión el Ministerio de Justicia del venerable y viejo reino de España publicaba recientemente un tuit explicando a los inmigrantes con antecedentes penales cómo borrarlos para poder obtener la nacionalidad española o permisos de residencia.

x

x

El análisis respecto a este tuit incluye una parte tranquilizadora y otra menos tranquilizadora.

X

La parte tranquilizadora es que los antecedentes penales sólo se pueden cancelar en primer lugar después de haber cumplido la pena por el delito cometido, y en segundo lugar y además tiene que transcurrir un plazo tras haber cumplido la pena el interesado sin cometer nuevos delitos, plazo que depende de la gravedad del delito a borrar del historial. Este plazo puede ir de 6 meses a 10 años.

X

Dicho lo anterior, todo lo demás sólo contribuye a sembrar la intranquilidad.

X

Para empezar, los menores no tienen antecedentes. O sea, un menor que ha cometido delitos llega a la mayoría de edad con el historial limpio.

X

Para continuar, la pregunta es por qué a un inmigrante que ha cometido un delito el Ministerio de Justicia se dedica a asesorarle sobre cómo borrar su historial penal en vez de expulsarlo. Es decir, suponiendo que no hablamos de algo así como haber aparcado en doble fila, sino de delitos que pueden llegar a ser graves, o reiterados, o implicando violencia, ¿cuál es la lógica de no expulsar a ese delincuente del territorio español? ¿Cuál es la lógica de importar delincuentes? ¿Cuál puede ser el resultado de esa lógica? Ni xenofobia ni delitofilia. Habida cuenta de que hay muchos más inmigrantes esperando entrar de los que podemos acoger, ¿qué sentido tiene dejar fuera a un inmigrante intachable para dejar dentro a uno que ha venido aquí a delinquir?

X

La lógica, por buscarle a esto una lógica, puede que se encuentre dentro del interés electoral de algunos partidos. Pensemos por ejemplo en Saint Denis, la no-go zone cercana a Paris que, con ocasión de la final de la Champions, puso de manifiesto a los españoles la realidad de la inmigración, la inseguridad y el caos de cada vez mayores zonas urbanas de Francia. En Saint Denis hay más de un 40% de inmigrantes y Melenchon, el candidato de la extrema izquierda francesa, obtiene allí el 50% de los votos. A la extrema izquierda francesa le votan los que creen en Alá y los ateos, siendo los adoradores de Alá bastantes más que los ateos en el cesto electoral de Melenchon. Más allá de las cuestiones ideológicas o las creencias la extrema izquierda ofrece como reclamos irrechazables subsidios y relativa impunidad.

X

Volviendo con esa misma lógica a España, más de una vez nos hemos encontrado reflexionando sobre el peligro que un gobierno de extrema izquierda representa para la democracia de cualquier país, por supuesto también para España. Ese peligro puede consistir en alguna medida también en cómo sacar democráticamente a ese gobierno del poder. O sea, aparte de un yonki del poder a la cabeza tenemos a declarados chavistas y comunistas en el gobierno, por lo que no conviene dar por sentada una transición democrática normal. Una de las armas que puede tener la izquierda para perpetuarse en el poder es bajar a los 16 o los 15 años la edad para poder votar, mientras se riega de dinero y se adoctrina desde las aulas a ese segmento de la sociedad. Otra de las armas es facilitar el acceso al voto a grandes bolsas de inmigración.

X

¿Dónde encajamos entonces el tuit del Ministerio de Justicia?

X

Como poco interesa permanecer alerta para que a cualquier movimiento de esa naturaleza se le pueda ver venir, siquiera porque no se puede combatir hasta tenerlo encima algo que no se ve venir. Bajo qué luz hay que interpretar algunas cosas es una pregunta cuya respuesta nos la irá proporcionando la propia actualidad. Desde luego hay que estar atentos a la actualidad para que no nos atropelle la realidad. O al menos para tener una oportunidad de que no nos atropelle la realidad.

X

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja