¿Por qué la prostitución no y la pornografía sí?

Irene Montero arremete contra la prostitución.  En la agenda progresista de la ministra de Igualdad  las prostitutas se han convertido en una especie a extinguir. No es que nos parezca mal aunque sólo sea, como ya dijimos una vez, para ver si así acabamos en España con todos los hijos de puta. Eso sí, como todo lo que hace Irene Montero hay mucho que matizar.

X

Para empezar, la trata y el proxenetismo ya están contempladas en el actual Código Penal. Al igual que con la ley del “sí es sí”, la extrema izquierda vive la ficción de que hasta ahora el Código Penal no castigaba en absoluto las violaciones o el sexo forzado. La cosa tiene su miga porque para la extrema izquierda el asunto de la prostitución no es un problema moral sino laboral. Para la extrema izquierda todo el asunto se reduce a que todo caso de prostitución es un caso de trabajo forzado y explotación laboral. Si no fuera por eso, la prostitución les parecería genial.

X

Como fácilmente puede entenderse, fuera del feminismo se encuentra asimismo satisfecho con esta medida el sector tradicionalista y conservador. Eso sí, el feminismo y el tradicionalismo discurren por dos vías perpendiculares que solamente se encuentran en un punto. De otro modo, por ejemplo, además de la prostitución y por pura coherencia habría que prohibir la pornografía, pero ahí a la ministra ya le empiezan a temblar las canillas.

X

X

Evidentemente la frontera entre la prostitución y la pornografía es una cuestión de matiz. O sea, ¿qué es a fin de cuentas la pornografía sino prostitución filmada? ¿Cuál es la diferencia esencial entre una prostituta y una actriz porno? La prostitución entonces, ¿es algo malo que se convierte en bueno al ser filmado? Si alguien se va de putas pero lo graba, ¿es prostitución o pornografía? ¿Y entonces es legal o ilegal? ¿Moral o inmoral según la doctrina Montero? Si de lo que se trata es de proteger a los menores, por ejemplo, seguramente tiene mucho más sentido atacar el acceso a la pornografía que a la prostitución. ¿Pero sabe al menos lo que quiere la ministra Montero?

x

De entre todos los argumentos que se usan contra Montero, sin embargo, el menos convincente es el de la eficacia total. Es que prohibiendo la prostitución es imposible acabar con ella. Tampoco espera nadie que se acabe con los asesinatos o los robos prohibiéndolos, lo cual no implica despenalizarlos. Ojo que todo esto no acabe con la imposición de un impuesto especial sobre la prostitución. Fumar mata pero fuma pagando (al estado).

X

Hablábamos de incoherencia y de saber lo que se quiere porque la izquierda permite abortar bajo la premisa de que la mujer tiene que poder hacer lo que quiera con su cuerpo, que además en el caso del aborto no es su cuerpo, pero resulta que en el caso de la prostitución la mujer ya no puede hacer lo que quiera con su cuerpo, sino lo que le permita el gobierno. Es que las mujeres se prostituyen por falta de alternativas, no porque quieran. A lo mejor también abortan por falta de alternativas, no porque quieran. Es decir, la Iglesia tiene una posición respecto a la prostitución o la pornografía y la sexualidad en general que podrá gustar o no, pero que es coherente. Lo del PSOE y Podemos no tiene la más mínima lógica interna. Pero claro, cuántas veces hemos visto que donde empieza el BOE acaba la lógica.

X

Comentarios (2)
  1. mirentxu says:

    ¿Qué es lo que quiere Irene Montero?. Irene Montero quiere seguir en la vida de superrica que ha conseguido haciendo lo que le mandan. De su minúsculo cerebro y cultura cero no sale nada. Todo lo que dice y trata de imponer es simplemente lo que le mandan. Es muy fácil y productivo para ella. Y como además de no tener cerebro no tiene verguenza ni dignidad, no le importa quedar cada día 100 veces en el mas espantoso ridículo.
    Y como en todas las demás cosas del feminismo, no le importa, ni se plantea siquiera si lo que dice beneficia o no a las mujeres. En este caso de la prostitución y la pornografía, lo que nos trata de imponer solo supone un aumento exponencial de las violaciones y abusos sexuales.
    Porque manteniendo la pornografía y prohibiendo la prostitución, los deseos y fantasías que suscita la primera, al no poderse satisfacer «en un burdel» se traslada a la calle y a la caza de presas (léase mujeres que solas y borrachas quieren llegar a casa) y de otras que no están borrachas y solo quieren usar su libertad para transitar por donde quieren o tienen que ir.
    Y esto toca también a niños, lo cual es espantoso.
    En una palabra: fomentando la pornografía y prohibiendo la prostitución, está poniendo en el punto de mira de muchos «depredadores», a mujeres y niños.
    Irene no piensa en eso, ni le importa ni le llega la inteligencia para tanto. Trasmite lo que le mandan «los de arriba», que han encontrado a una imbécil superlativa que no pregunta ni pone peros a nada, a cambio de estar ahí, en su chalet y con su sueldo millonario.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 26 Thumb down 0

  2. anacleto says:

    el tuit de javier garisoain del 07.06.2022 me parece genial

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 1

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,60 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja