EL referéndum sobre la república y los extraños resultados de Navarra

El pasado sábado tuvo lugar un referéndum organizado por la Plataforma Consulta Popular Estatal Monarquía o República, el cual contó con el respaldo de Podemos e IU entre otras formaciones. A tal fin se instalaron 700 mesas de votación por toda España y 15 en el extranjero.

X

x

El resultado de las votaciones fue, por un lado, que se emitieron  76.106 votos para la República, 4.731 para la Monarquía y 780 votos en blanco o nulos. O sea, que la preferencia por la república se alzó con un 93% de apoyos.

X

Si se han fijado en el detalle hemos hablado de votos emitidos y no de votantes, porque ni había un censo, ni se tomaba el DNI ni los datos de ningún votante, y además se permitía votar con 16 años cumplidos o declarados. Es decir, realmente no tenemos ni idea de cuánta gente voto, ni cuántas veces votó, ni si podía votar. A partir de ahí resulta ridículo tratar de tomarse el asunto con seriedad.

X

La comparación con el referéndum independentista en Cataluña resulta inevitable. Se trata de una consulta sin ninguna garantía, que de hecho sólo se celebra para los republicanos y que arroja un resultado del 90% favorable a los convocantes de la consulta. También resultaría pertinente por tanto la comparación con los referendos franquistas.

X

Un punto curioso de la consulta es que de los 81.617 votos en toda España 13.437 se produjeron en Navarra. Es decir, mientras que la población navarra no llega al 1,5% de la española, los votos navarros representan el 16,4% de todos los votos de la consulta republicana. Podría pensarse en el efecto movilizador de la izquierda abertzale, pero en la CAV sólo hubo 4.710 votos pese a que tienen más del triple de votación. Puede ser que el radicalismo navarro estuviera el sábado híper motivado o que si en otros lugares cada votante sólo votó dos o tres veces aquí votó dieciséis.

X

Por lo demás, cada uno pensará lo que sea respecto al asunto de fondo pero hay un par de cuestiones que conviene considerar. La primera que la monarquía es tan o tan poco imposición como cualquier otro apartado de la Constitución. O sea, no tiene sentido alegar que no se votó específicamente la monarquía, sino el conjunto de la Constitución, y que por eso no tiene respaldo democrático, porque entonces tampoco el estado autonómico, o la aconfesionalidad, o el Senado, o la oficialidad del esukera y el catalán, se votaron específicamente y habría que considerarlas asimismo una imposición. La segunda que, a diferencia de la Constitución de la Segunda República, que prohibía ser monárquico, la Constitución del 78 no prohíbe ser republicano ni impulsar un cambio en este sentido, por lo que si no tenemos una república es porque nadie ha querido impulsar ese cambio, seguramente por no haber visto masa crítica para ello. El teatrillo del sábado no ayuda a pensar lo contrario, más aún teniendo en cuenta que quienes lo respaldaron no tienen que esperar a llegar al gobierno para promover un cambio constitucional de verdad. Ya están en el gobierno. Pueden hacer o el ridículo o un referéndum de verdad.

x

x

https://plataformaestatalmonarquiaorepublica.org/wp-content/uploads/2022/05/Anexo.-Resultados-Consulta-14M.pdf

X

 

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja