En Bilbao, la misma ciudad en la que ya fueron atacados hace unos días con pintadas un par de albergues que habían acogido refugiados ucranianos, ha tenido lugar un incidente entre un grupo de manifestantes pro-rusos y una persona que se plantó ante ellos con una bandera ucraniana. Parece ser que los hechos tuvieron lugar el lunes coincidiendo con la celebración rusa de la victoria sobre Alemania en 1945.

x

x

El vídeo resulta un tanto curioso porque por un lado, efectivamente, encontramos banderas rusas, así como carteles con las Z que expresan el apoyo a la invasión de Ucrania, mezcladas con banderas republicanas, simbología comunista y los típicos cánticos de vosotrosfascistassoislosterroristas característicos de las contramanifestaciones de la izquierda abertzale.

X

Desde luego para típica la violencia y la intolerancia definitoria de la izquierda abertzale. Hay una razón por la que todos los que alguna vez han participado en un acto con significación política no querido por la izquierda abertzale conocen sus cánticos y sonsonetes característicos. O sea, para conocer los cánticos habituales de la izquierda abertzale no hace falta ir a una manifestación de la izquierda abertzale, basta con ir a cualquier manifestación que a ellos no les guste que ellos  te mandan a sus huestes a boicotear el acto y contramanifestarse. Por eso casi todo el mundo conoce sus cánticos, su agresividad y sus métodos.

X

Estando en la era de las redes sociales por supuesto el vídeo  ha circulado internacionalmente para perplejidad de muchas de las personas que lo han visto en otros países, preguntándose dónde puede ser, fuera de Rusia, que a un ucraniano le acosen y le intenten arrancar su bandera unos sujetos que se manifiesten a favor de la guerra de Putin.

X

X

Obviamente aquí conocemos bien a estos especímenes, que practican el fascismo llamando fascistas a sus víctimas, que mientras agreden cantan vosotros agredidos sois los agresores, y que no permiten otras pancartas ni otras banderas que las suyas en las calles. Perfectamente normal y comprensible que se identifiquen de lleno con Putin.

X

No obstante, sería curioso pensar cómo se hubiera enfrentado Putin a estos lejanos admiradores si fuera en Rusia donde hubieran empezado a matar policías, militares, paisanos, niños y todo el que se les cruzara por el RH para conseguir a bombazos la independencia de un territorio ruso. Evidentemente Putin hubiera convertido Bilbao o San Sebastián en Grozni o Mariúpol, todos estos simpatizantes hubieran sido aniquilados y los líderes de la izquierda abertzale dormirían en cementerios contaminados por polonio a los que sus familiares no podrían acudir a colocar flores sin un traje de plomo.

X

 

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja