Hoy 9 de mayo ha sido un día señalado por muchos observadores como una fecha trascendental en el transcurso de la invasión rusa contra Ucrania. Al respecto hay quienes, por el lado pesimista, aseguran que hoy Putin declarará la guerra a Ucrania y quienes, por el lado optimista, aseguran que le pondrá fin declarando la victoria. Lo primero tiene sentido porque de momento Rusia sólo reconoce una “operación militar especial” sobre Ucrania y no ha realizado una declaración formal de guerra, pero sobre todo porque necesita de esa declaración si quiere movilizar reclutas y reservistas, algo que a la vista de los acontecimientos le hará falta a Putin si quiere insistir en la ocupación de su vecino occidental. Todo esto no por nada, sino porque el 9 de mayo fue la fecha de la rendición de la Alemania nazi en 1945, lo que todos los años celebran los rusos con grandes desfiles y muestras de patriotismo.

X

x

Lo cierto es que la “operación militar especial” de Putin marcha bastante mal. Ya nadie piensa que Rusia pudiera atacar con éxito a Polonia o Suecia utilizando armas convencionales y hoy hasta se baraja una hipotética victoria ucraniana. Hace unos años Putin presumía de que en dos días sus tanques podían entrar en cualquier capital del Este de Europa y ya llevamos 74 días que no es que no haya podido entrar en Kiev, sino siquiera terminar de vencer la resistencia de Mariupol. Cabe señalar que el centro de Mariupol se encuentra a menos de 50 kilómetros de la frontera rusa, lo que dice bastante poco de la capacidad militar del ejército de Putin.

X

Un ejército que ni siquiera es lo que era al inicio de la invasión, ya que de aquel ejército habría que restar según fuentes bastante fiables (que sólo computan bajas documentadas) unos 635 carros de combate, que son algo así como el doble de todos los que tiene España y sin duda una cantidad extraordinariamente apreciable incluso para Rusia, que en teoría puede disponer de entre 10.000 y 20.000 reabriendo todas las chatarrerías de la época soviética pero que en realidad sería una cifra operativa y eficaz mucho menor. De hecho, camino del tercer mes de guerra, el ejército ruso ha tenido que retirarse de mala manera del frente norte de Ucrania, abandonando el intento de tomar Kiev, y se encuentra totalmente estancado en la parte Este del país. En realidad, Rusia apenas ha avanzado sobre las posiciones que sus tropas y las milicias pro-rusas ya controlaban en las zonas del Dombás. No hay proporción ninguna entre la ofensiva lanzada, las pérdidas sufridas (no sólo militares, también económicas y estratégicas) y los avances obtenidos. De hecho esto es parte del problema, ver cómo Putin puede vender una victoria que pueda poner fin al conflicto, o cómo este se perpetúa en perjuicio no sólo de Ucrania y la propia Rusia, sino de toda la comunidad internacional. Haber unido por tierra Crimea con el Dombás es el único logro significativo de Putin con toda su ofensiva. ¿Suficiente para venderlo hoy como una victoria y declarar el fin de la ofensiva? Ojalá que sea así y que sea hoy en vez de anunciar el inicio de una escalada demencial. Lo que haya conseguido Rusia que lo llame victoria y que ponga fin a esta locura ya.

X

Volviendo al principio y a las celebraciones históricas, resulta curioso que Rusia celebre el fin de la Segunda Guerra Mundial el 8-9 mayo (según los horarios de cada país), igual que los demás, pero en cambio no celebra igual el comienzo de la Guerra. Para el resto de países, la Segunda Guerra Mundial comenzó en septiembre de 1939, con la invasión de Polonia, pero para Rusia la Segunda Guerra Mundial comenzó en junio de 1941, cuando Rusia fue atacada por Alemania con la Operación Barbarroja. Esto es algo más que una visión rusocentrista de la realidad. El problema es que en septiembre de 1939 se encontraba en vigor el pacto Ribbentrop-Molotov entre los nazis y los comunistas, por lo que en virtud de ese pacto decidieron el reparto de Polonia y  al mismo tiempo que los nazis de Hitler entraban en Polonia por la frontera occidental los comunistas de Stalin lo hacían por la frontera oriental. Esta parte de la historia los comunistas de todo el mundo hoy la prefieren olvidar. Hoy Rusia recuerda con grandes aspavientos que terminó la Segunda Guerra Mundial con los nazis como enemigos pero intenta borrar de la historia que la empezaron como aliados.

X

 

Comentarios (1)
  1. Javier31 says:

    Fueron los socialistas los que empezaron la II Guerra Mundial, los socialistas de la Alemania Nacional Socialista y los socialistas de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, que se repartieron Polonia. Ojalá nunca hubiera existido el socialismo.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 11 Thumb down 1

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja