La camionofobia llega a Navara

Poner peajes es progresista, ha decidido el bloque pentapartito que sustenta al ejecutivo foral. De este modo, Navarra instalará peajes para los camiones en las principales vías de la Comunidad. El camionero es culpable. Alzórriz fue ayer el encargado de señalar a este nuevo enemigo del progreso que es el colectivo de los camioneros, que con sus máquinas contaminantes destrozan el pavimento. Y lo que es peor, vienen de fuera: “lo que no vamos a permitir es que la ciudadanía navarra con sus impuestos pague las carreteras que destrozan el 90% de los camiones que viene de fuera de Navarra”, Alzórriz dixit.

x

x

Como no se puede esperar menos, todo el discurso de Alzórriz es una burda entelequia. Al final se trata de una subida de impuestos a los transportistas en un momento crítico para los precios de la distribución. Se añade además la injusticia y el peligro de señalar social y políticamente al sector al que se machaca.

X

Para empezar, ya estamos pagando las carreteras con nuestros impuestos. Escuchando a Alzórriz parece o que no pagamos ya impuestos para mantener las carreteras, o que poniendo los peajes va a rebajar de nuestros impuestos la parte dedicada a mantener las carreteras, o que hasta ayer no pasaban camiones por Navarra.

X

Como solemos indicar en estos casos, pretender que se pone un impuesto especial para las carreteras, o para los colegios o para los hospitales es una trampa. Todos los impuestos que pagamos ya son para pagar esas cosas. Poner un peaje es un repago. Si el Gobierno de Navarra se gasta el dinero, por ejemplo, en mantener una estructura elefantiásica y en carreteras, si pone un impuesto especial a las carreteras no es para pagar las carreteras, sino la estructura elefantiásica. Es como si alguien que se gasta la mitad del dinero en cerveza te pide dinero para medicinas pero manteniendo el gasto en cerveza. El dinero que le das, ¿es para pagar las medicinas o la cerveza?

X

No hace falta mucho insistir en que Navarra no es una isla. Todas estas genialidades tienden a la reproducción. Al final todo camión que venga a Navarra, además del combustible y sus consiguientes impuestos, tendrá que atravesar varias autonomías cada una con su consiguiente peaje, lo que indudablemente repercutirá en un encarecimiento de los productos en un momento en que la inflación amenaza con sumir a la mitad de la población en la pobreza.

X

x

Por si fuera poco, hace unos meses de presumía de todo el dinero que el gobierno foral iba a gastarse en carreteras y que parte de esa inversión sólo era posible gracias a los fondos de ayuda europeos. O sea que a los camioneros europeos habrá que devolverles el dinero del peaje, o tendrán que ser ellos lo que nos cobren un peaje a nosotros, o que nos dejen los camioneros todas las mercancías que necesita Navarra en la muga para no estropearnos las carreteras que ya irá Alzórriz a recogerlas y repartirlas en zapatillas.

X

x

X

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja