¿Debe ser Macarena Olona la candidata de VOX a la presidencia de la Junta de Andalucía? La respuesta no es tan sencilla como parece. O sea, en principio la respuesta claramente sería que sí. Olona sería (es) una fabulosa candidata para las elecciones andaluzas. El problema con Olona es que la respuesta también sería sí para cualquier otro puesto en que la colocáramos. La cuestión por tanto no es si sería una magnífica candidata para Andalucía, sino si ese puesto es el que más la interesa a VOX en Andalucía y fuera de Andalucía.

X

Una de las cosas que se ha podido comprobar en las elecciones de Castilla-León, donde VOX ha obtenido un magnífico resultado, es que el candidato es la marca. Es decir, ponga a quien ponga VOX como candidato, la marca tira de él. La gente vota más la marca VOX que al candidato de VOX. Por supuesto esto se confirma en muchos otros casos además de Castilla y León. Esto desde luego es bueno para VOX. Si, además de la marca, VOX presenta un buen candidato, salta a la vista que eso no empeora las posibilidades de VOX, pero para tener un buen resultado no le hace falta un candidato excepcional.

X

x

¿Cuál es el problema de designar candidata a Macarena Olona para las elecciones andaluzas? Pues que a VOX a lo mejor no le hace falta enviar a Olona a Andalucía para tener un buen resultado. ¿Qué sería por otra parte un buen resultado? Cualquier resultado que le haga VOX imprescindible sería un buen resultado y eso casi parece garantizado. ¿Hace falta mandar a uno de tus mejores generales a Andalucía para ganar esa batalla? Seguramente no. ¿Tiene entonces sentido mandarlo? ¿Es eso optimizar tus recursos?

X

La anterior pregunta nos catapulta a la siguiente a la que ya hemos hecho referencia y es por qué en cualquier elección lo que arrastra es la marca VOX más que el candidato, o al margen del candidato, o sin necesidad de tener que presentar un candidato excepcional. La razón es que VOX dispone en el Congreso de unas cuantas caras visibles, una de ellas Macarena Olona, que realizan una labor excepcional. Si tus mejores activos políticos están siempre debajo del foco mediático, tus mejores activos políticos están donde tienen que estar. Es por ello que tu imagen de marca brilla y que tu marca arrastra en todas las elecciones aunque no tengas un candidato excepcional.

X

La pregunta por tanto es si a VOX le hace falta mandar a Macarena Olona a Andalucía, cuánto gana con eso VOX en Andalucía y cuánto pierde a nivel nacional, porque está claro que Macarona Olona perdería mucha presencia mediática a nivel nacional si en el  día a día se la desplaza hacia la política local andaluza.

X

Existirían no obstante, pese a todo lo anterior, dos posibles razones no equivocadas para mandar a Macarena Olona a disputar las elecciones andaluzas. Una de ellas sería librarse de ella. Es decir, todo el análisis anterior presupone que Olona engrana perfectamente en la cúpula de VOX, que nadie la contempla con celos y la considera una amenaza para su ego y su liderazgo. Que por tanto desplazarla a Andalucía para, a medio plazo y pasadas las elecciones andaluzas, restarle protagonismo mediático,  sería un efecto colateral indeseado y no el objeto principal de la decisión.

X

El otro buen motivo para enviar a Olona a Andalucía sería pensar que puede ganar las elecciones. Es decir, que se le manda con posibilidades de victoria, no con cara de vicepresidenta sino con cara de presidenta. Ayer mismo Abascal declaraba que “cada vez le veo más cara de presidenta. Si efectivamente tuviera posibilidades, eso sí exigiría de VOX un peso pesado como candidato. No ya para ganar las elecciones, sino para ejercer el poder después con una persona de solvencia garantizada. La gran pregunta es si realmente Olona tendría posibilidades de alcanzar la presidencia, no ya sólo por llegar a ser la más votada sino por la tesitura en tal caso en la quedaría el PP de Feijóo y de Bonilla. Claro que a nivel nacional a VOX podría interesarle hacer que el PP se retrate en tal situación. A fecha de hoy, sin embargo, sin efecto Olona las encuestas (con la credibilidad que les queramos dar) dejan a VOX en Andalucía lejos de poder dar el sorpasso al Partido Popular.

X

Volviendo a los efectos negativos, al hecho de sacar del foco nacional a Olona (y perder ese activo mediático) podría sumarse el de tener un resultado menos espectacular del esperado. VOX ya tiene buenas expectativas en Andalucía sin Olona, ¿qué sucede si Olona no mejora esas expectativas o incluso las defrauda? Ya sabemos que el juego de las expectativas es a veces terrible. Entonces Abascal no sólo retiraría a uno de sus mejores generales del frente principal, sino que además podría quemarlo, o por lo menos dejarlo chamuscarlo.

X

Seguramente todo esto son cosas que Abascal y su grupo de consejeros de confianza ya han valorado o están valorando, por no mencionar lo que quiera y tenga en la cabeza la propia Macarena Olona. La buena noticia es que, según todo parece indicar, la derecha obtendría en Andalucía una clara mayoría electoral. Es más, esa clara mayoría no sería sino el reflejo de una clara mayoría social. No nos acostumbremos sin darle importancia al milagro andaluz, porque el cambio de régimen en Andalucía es uno de los hechos más relevantes de la historia política reciente de España, por no decir que es una llama de esperanza, una referencia y la prueba de que al socialismo incluso donde parecía imposible se le puede ganar.

X

x

Comentarios (1)
  1. anacleto says:

    PP, el voto inútil.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 4 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, media: 4,67 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja