El ataque vandálico a Cáritas en Pamplona

El pasado viernes la sede de Cáritas en Pamplona sufrió un ataque vandálico. La noticia ha producido cierta consternación en la opinión pública navarra primero por lo rechazable en sí de cualquier acto vandálico, y segundo por ser una institución tan generalmente apreciada como Cáritas la víctima de la acción. Se entiende por consiguiente la demanda de información.

X

X

Como clave del ataque aparecieron una serie de pegatinas en los cristales rotos de la sede, que cuando se consiguen ampliar y leer arrojan bastante luz sobre la naturaleza de la actuación. Como puede leerse, por un lado se cita a la Cruz Roja, la Asociación Española Contra el Cáncer, el Secretariado Gitano, Cáritas y Acción Contra el Hambre, y por otro se les exige “¡Aplicad el convenio de intervención social de Navarra! ¡Retirad la impugnación!”.

x

X

Como causa del ataque, por consiguiente, se encontraría la decisión de la Asociación Estatal de Organizaciones de Acciones e Intervención Social (de la que forma parte Cáritas) de impugnar judicialmente el I Convenio de Intervención Social de Navarra. Este convenio fue suscrito por el Gobierno de Navarra con la Asociación Navarra de Entidades de Intervención Social, UGT, CCOO y LAB. La Asociación Estatal de Organizaciones de Acciones e Intervención Social denuncia “el crecimiento de las campañas de desprestigio y actos vandálicos frente a las organizaciones”, de lo que se deduce no sólo que el ataque a la sede de Cáritas se enmarca en este conflicto sino que no se trata de un hecho aislado.

X

Cáritas explica que su rechazo al Convenio se basa en el cuestionamiento de la legitimidad del acuerdo, si se convocó de forma adecuada y si participaron todas las entidades que debían haber participado. Obviamente la posición de la Asociación Estatal de Organizaciones de Acciones e Intervención Social, como la los firmantes del Convenio, puede ser discutible, pero lo indiscutible es que no se puede recurrir a la violencia en vez de a la Justicia (como han hecho los matizadores del convenio) para imponer un punto de vista.

X

Por lo demás, cuando se trata de ciertas siglas parece que todo el que les lleva la contraria corre cierto riesgo de que le rompan las lunas o sufra cualquier otro ataque vandálico. O sea, viendo quién hay a cada lado de la polémica uno sólo sabe que a nadie le van a romper los cristales por oponerse a Cáritas.

X

x

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, media: 4,67 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja