Soluciones venezolanas, resultados venezolanos

Parecía una broma que los comunistas llegaran al gobierno de España, aunque con Bildu y los golpistas catalanes como elementos moderadores para tranquilidad de todos. Bueno, pues no era una broma. Casi nunca lo es cuando los comunistas llegan al poder. Para algunos observadores puede resultar tranquilizador que la legislatura vaya desembocando hacia una situación económicamente catastrófica. Es lo esperable que suceda cuando gobiernan los comunistas, la gente lo verá, habrá elecciones y por fin saldrán del gobierno. Además España quedará vacunada contra el populismo izquierdista. Esperemos que todo sea tan sencillo.

X

Contra lo que pudiera esperarse, las crisis les vienen bien a los comunistas. Las situaciones excepcionales ayudan a justificar medidas excepcionales que serían inimaginables en tiempos normales. En España ya se habla con normalidad de que el gobierno decida y limite los precios de las cosas, desde los alquileres a los combustibles, que haya problemas de distribución y abastecimiento, que en los supermercados puedan empezar a faltar cosas.

X

X

Desde luego aún no estamos en Venezuela, el problema es que en Venezuela no siempre estuvieron en Venezuela. Antes de llegar a una situación en que es obvio que ya estás en un estado comunista, que ya no eres libre y que estás en la ruina, antes van pasando cosas, y mientras van pasando te vas diciendo que aún eres libre y que todavía no estás en la ruina.

X

El problema más preocupante ahora mismo no es sólo la crisis social y económica que se está cruzando en nuestro camino, sino que esa crisis, como apuntábamos, lejos de servir para corregir las políticas que nos han traído hasta aquí le están sirviendo al gobierno profundizar en ellas siguiendo la más estricta ortodoxia del recetario comunista. El fracaso de cada medida que se va tomando y el desastre que genera justifica una medida posterior todavía más radical y desacertada, que por supuesto genera un desastre aún mayor y exige una medida más radical y excepcional aún.

X

X

Nunca en ningún lugar limitar los precios sirvió para solucionar un problema de abastecimiento. Obligar a las gasolineras a vender combustible a pérdidas, fijando por decreto una rebaja del precio en vez de una rebaja de impuestos, puede provocar el cierre de muchas gasolineras y un problema de abastecimiento que deje pequeña la huelga de transportistas. No se pueden rebajar 20 céntimos los impuestos de la gasolina porque hay que pagar 25 céntimos de impuestos en la gasolina para poder pagar los 20 céntimos del bono gubernamental de la gasolina. Soluciones venezolanas, resultados venezolanos. No hay problema que este gobierno intente resolver que no acabe por agravarlo.

La izquierda que nos gobierna se cree que tiene que cuidar al estado del bienestar en vez de a la gente, sin darse cuenta de que cuando se cargue la economía familiar, comercial y empresarial de este país el gobierno no tendrá nada que recaudar y el estado del bienestar directamente colapsará. Dicen que no se pueden bajar impuestos porque hay que mantener el estado, sin darse cuenta de que lo que mantiene al estado no son los impuestos, sino la gente que paga los impuestos. Si destruyes la economía familiar de los españoles, a continuación caerá destruido el estado.

x

Ahora todavía podemos salvar a los españoles revisando los gastos del estado, cuando los españoles caigan será imposible salvar al estado. No hay estado del bienestar sin españoles. No es el estado del bienestar el que sostiene a los españoles, como se cree la izquierda, sino que son los españoles los que sostienen el estado del bienestar. Si por no moderar el peso del estado te cargas la economía española, el estado caerá hecho pedazos. Sólo se puede salvar al estado salvando antes a los españoles. No confiemos demasiado en la UE y su buen criterio porque la UE y su falta de criterio forman parte del problema. En países como Venezuela no hay un estado comunista para salvar a la gente de la pobreza, sino que la gente es pobre y dependiente para salvar y mantener al estado comunista. Preguntémonos por tanto hacia dónde vamos, antes de que lleguemos.

X

 

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja