Para comprarte el abrigo de Putin necesitas 12.000 euros

Sin duda en la pupila de todo el mundo ha quedado fijada en las últimas fechas la imagen de Vladimir Putin en el acto de apoyo a la guerra que celebró en Moscú, tratando de contrarrestar el rechazo internacional a la invasión rusa y de mostrarse ante el mundo como un líder aclamado por su pueblo.

X

x

Pues bien, no ha faltado quien de la imagen de Putin se ha fijado en su abrigo, concluyendo que se trata de un modelo de la lujosa y exclusiva marca italiana Loro Piana, concretamente un modelo que cuesta casi un millón y medio de rublos, o algo más de 12.000 euros al cambio actual.

X

x

Más allá de lo anecdótico, resulta llamativo el precio del abrigo de Putin cuando la hoz y el martillo presiden sus desfiles en la Plaza Roja de Moscú, que por supuesto sigue conservando tal nombre, o cuando los aviones que lanzan su carga mortal sobre los civiles ucranianos llevan estrellas rojas pintadas en sus alas, lo cual no es una licencia poética sino un hecho literal.

X

x

Puede que el comunismo actual de Putin sea un comunismo híbrido, pero desde luego es por propia confesión un nostálgico de la URSS. También el comunismo chino es a fin de cuentas en la actualidad un comunismo híbrido, pero en todo caso el comunismo híbrido sigue compartiendo con el comunismo clásico características esenciales como el autoritarismo dictatorial, el intervencionismo, el estatalismo, el enriquecimiento de la élite del partido a costa del pueblo y por supuesto el carácter agresivo y violento.

X

x

Volviendo a la cuestión de la ropa y al lujoso abriguito de Putin, resulta un poco chocante usar una prenda tan cara para dirigirse a las familias de los jóvenes soldados rusos enviados a morir a Ucrania en el ridículo altar de la vanidad y la ambiciones imperiales de Putin. Más que nada porque, según se ha visto en algunas imágenes, soldados rusos se están desprendiendo de su equipo por ser de mala calidad, cambiándolo por el de soldados ucranianos capturados o muertos en combate.

X

x

No sería por tanto inusitado que una familia rusa, por un lado, recibiera el cadáver de su hijo con unas botas ucranianas mientras, por otro lado, ve a Putin hablar del honor de morir bajo sus órdenes indiscutibles por la Gran Rusia con un abrigo italiano de 12.000 euros. El salario medio de un trabajador ruso, a todo esto, pese a la riqueza natural del país parece ser que con el comunismo híbrido sólo ronda los 500 euros al mes.

X

x

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja