El paganfantismo político de Esparza con Chivite

Podría ser casualidad, si es que la casualidad existe en política, pero desde que Esparza pactó con el PSOE el apoyo a la reforma laboral no hacen más que sucederse votaciones en las que Navarra Suma se ha convertido en un mero apéndice del PSN.

X

La reforma del Convenio, por ejemplo, se ha aprobado sin ningún voto en contra. Navarra Suma ha apoyado el texto del PSN permitiéndole sacarlo adelante sin necesidad de contar con Bildu y Geroa, que se han abstenido. Tampoco es que Navarra Suma haya conseguido nada, simplemente se ha adherido a la propuesta del PSN. Navarra Suma ha actuado como muleta, pero no como las que venden en las tiendas, sino una muleta gratuita. De hecho donde más caras suelen ser las muletas es precisamente en política, pero quienes así piensan no conocen a Navarra Suma.

x

x

Otro asunto llamativo ha sido el apoyo de Navarra Suma a la Ley Foral de Cambio Climático y Transición Energética. El apoyo de Navarra Suma no sólo ha permitido a Chivite gozar de unanimidad, o permitirnos contemplar la beatífica imagen de Chivite apoyada por Bildu y por Navarra Suma de manera simultanea en un raro caso de bigamia política, sino que Navarra Suma ha apoyado esta ley adelantando a la izquierda por la izquierda, mostrando una radicalidad en la sumisión a la Agenda 2030 superior incluso a la del pentapartito, digna del PIN que tan frecuentemente ostenta Esparza. La portavoz de Navarra Suma anunciaba el voto a favor pero señalando que “Esta ley no es ambiciosa, ni realista”, pero que “Es mejor tener una ley de mínimos que no tener nada”. Por su parte, Bildu permitía la unanimidad al obtener de los socios de gobierno el compromiso de impulsar una fiscalidad verde. Por supuesto como resultado de esta aprobación se creará una Agencia para la Transición Energética de Navarra. Justo lo que necesitamos en este momento, otro organismo más del gobierno.

x

x

Al parecer, no hay ni un partido en el Parlamento de Navarra no ya que cuestione la “transición energética”, pese a que ya resulta bastante evidente para todo el mundo, al menos fuera de los partidos políticos, que si nos encontramos ante un lío monumental de precios y dependencia energética es precisamente por culpa del modelo de transición energética que se viene impulsando, y que si alguna división suscita en el parlamento foral es entre sus partidarios y los partidarios de acelerarlo y potenciarlo más todavía. Un ejemplo claro es lo que ha sucedido estos días con la calima que ha dejado a España sin apenas producción solar y fotovoltaica. En ausencia de estas fuentes intermitentes de generación y la renuncia a la nuclear, no digamos al carbón, tenemos que volver a echar mano del gas, en un momento muy malo por culpa de Rusia para ser dependientes del gas y en el que los precios se encuentran por las nubes. Nuestros políticos hablan de intervenir el mercado cuando el problema que sufrimos es precisamente la intervención del mercado y que estamos pagando un precio político e ideológico de la energía.

X

x

Con eso y con todo, lo más llamativo lo observamos en el terreno político. Gracias a Esparza, Chivite puede gobernar o con unanimidad o con la única oposición de Geroa y Bildu. A lo mejor Esparza cree que con esto le genera un problema a Chivite o a Bildu, pero es exactamente lo contrario.

X

Desde luego Chivite no tiene ningún problema. Con el apoyo de unos, el de otros, o el de todos, se sale siempre con la suya. Puede gobernar para siempre con esta fórmula. Sin el más mínimo problema. No tiene oposición, sólo rescatadores intermitentes. En el caso de Esparza, parece que un rescatador permanente. Con todo, lo peor de que Chivite gobierne o con unanimidad o con la única oposición de Bildu quizá es que la única oposición sea Bildu. O sea, que o te gusta lo que hay o la única oposición es Bildu. Todo esto teniendo en cuenta que Bildu a veces está dentro. Es decir que esto, que es un cheque en blanco a Chivite, ni siquiera sirve para sacar a Bildu.

X

Esta tesitura de que sólo Bildu sea oposición es perfecta para cualquiera que se presente como una alternativa a Esparza y su pagafantismo político por el centro derecha, ya sea VOX o una plataforma como la que apoyan Sayas y Adanero. Desde luego VOX va a estar ahí y la nueva plataforma puede que sí o puede que no, pero Esparza les está regalando el mejor caldo de cultivo para que pudiera tener un buen resultado y una fuerte entrada en el Parlamento. Cuanto más fuerte se apuesta por el quesito, más tensión se genera que pueda reventar el quesito. No olvidemos que el suelo electoral de Esparza fueron 15 diputados, cuando Esparza había defraudado todavía mucho menos.

X

x

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja