Adanero sale del hospital y Esparza manda el mensaje de que hay que votar a VOX para frenar el pacto de UPN con el PSN

La buena noticia del día en Navarra era que Carlos García Adanero ha salido del hospital, aunque en el exterior le esperaba la noticia de que el Comité de Disciplina de UPN reafirma la suspensión de militancia de 2 años y medio, o sea lo que Sayas y Adanero consideran una expulsión de hecho del partido.

X

x

Sergio Sayas ha reaccionado a esta decisión declarando que «Javier Esparza está empeñado en romper UPN y va camino de conseguirlo», advirtiendo de que «lo que suceda a partir de ahora es responsabilidad exclusivamente de Esparza«. ¿Cabría pensar en una posible ruptura de UPN? No sería la primera escisión en esta fuerza, que hasta hace muy poco no consiguió reincorporar al CDN. Quién sabe por otro lado lo que es o no es posible en estos tiempos tan agitados y locos.

X

x

Naturalmente Esparza no ha dicho que hay que votar a VOX para frenar sus planes de retomar la teoría del quesito e impedir un gobierno sempiterno en el que, a cambio de gobernar sin los nacionalistas, básicamente UPN se tragaría íntegro el programa del PSN y el apoyo a Sánchez en Madrid. O sea, Esparza no ha dicho que hay que votar a VOX en vez de a él para detener eso, pero es lo único que se puede deducir. Las intenciones de Esparza parecen bastante claras, así como que  estas se encuentran en la base del pacto secreto para salvar al PSOE en la votación de la reforma laboral, y también en la dureza con la que se ha tratado a Sayas y Adanero, ahora molestos para alfombrar un nuevo modelo de relación con el PSOE.

X

x

Más allá de esta confesión que dice VOX que Esparza, hombre que presume de mantener sus pactos secretos y su palabra, publicó y borró en Twitter a continuación, el hecho es que para frenar la entrega de Esparza a la teoría del quesito la salida más obvia parece votar a VOX. O sea, es evidente que Esparza no pide el voto para VOX explícitamente pero lo pone en bandeja. A fin de cuentas la teoría del quesito data de los tiempos del bipartidismo, por lo que ahora no está tan claro que el PSN y UPN sumaran 26 diputados para conseguir la mayoría absoluta, no si el centro-derecha se rompe, o si el PSN sigue perdiendo votantes, o si confluyen ambos factores, no digamos si es UPN el que se rompe. Es decir, Esparza asume que Sayas y Adanero no van a formar un partido navarro nuevo para competir por los votantes de UPN, y quizá tenga razón y no esté en absoluto esta idea en las cabezas de los dos diputados, o que el 100% de los votantes de UPN le seguiría votando a él y no tienen ningún reproche hacia su gestión, lo que pasa es que estas asunciones tan optimistas algunas veces resisten el contraste con la realidad y a veces no. Desde luego a falta de un nuevo partido la alternativa más clara al quesito ahora mismo es VOX y tratar de quitar 5 ó 6 diputados o más a UPN. En 2015, tras la ruptura con el PP por culpa del quesito, UPN -o sea Esparza- sacó sólo 15 diputados. Si Esparza vuelve como todo indica a buscar el calor del quesito fundido puede encontrarse con que tiene que competir con el PP, con VOX y hasta a lo mejor con un nuevo partido. Si hay algo aún más triste que la teoría del quesito es apostar por la teoría del quesito, venderse al PSOE, reventar el centro derecha y encima no llegar a sumar.

X

x

Comentarios (1)
  1. Javier31 says:

    Tal y como van éstos partidos de «centro derecha» puede esperarse cualquier cosa que se haya inspirado en «La casa de los horrores».

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 9 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,90 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja