Casado tiene que irse porque favorece mucho la perpetuación del socialismo

Los acontecimientos se suceden en el centro-derecha a velocidad vertiginosa. Desde luego cualquier cosa parece que puede verse en la política española, pero pensar ahora mismo en una reconciliación y en un viaje en el tiempo a la semana pasada tras un abrazo parece excesivo, no ya en términos políticos sino casi hasta en términos evangélicos. Desde luego en términos políticos sería todo ridículo e impostado. Viajar en el tiempo a la semana pasada, por otro lado, nos dejaría en el mismo sitio que ahora dentro de una semana. Hablando de ridiculeces, la palma en cuanto a ridiculez se la lleva Casado, que citando sus saberes secretos aparecía en la COPE para acusar a la familia Ayuso de lucrarse con la muerte de miles de madrileños y, unas horas después, declaraba archivado y finiquitado el informe con los mejores pronósticos para Ayuso. Ya no se sabe qué es peor, si que con un informe totalmente inconsistente se fuera a la radio a echarle cadáveres encima a Ayuso, al más puro estilo podemita, o si no siendo totalmente inconsistente el informe decidió no obstante archivarlo y meter en el cajón los miles y miles de muertos.

X

Por lo que se refiere al contrato de la Comunidad de Madrid con el hermano, cada vez parece más claro que no hubo nada extraño, y desde luego nada extraño implicando a Isabel Díaz Ayuso. La Comunidad de Madrid, en una situación de necesidad desesperada de material, se limita a comprar para sus sanitarios 250.000 mascarillas FFP2 por 1,5 millones de euros. Un precio más barato que muchos que se pagaron por aquellas fechas, eso el que pudo comprarlas. La «comisión» no la cobra el hermano de la Comunidad, sino de la empresa. Obviamente la cobra por su labor consiguiendo las mascarillas en China. Porque las empresas pagan a los trabajadores y les pagan más cuando consiguen cosas difíciles. Desde luego Madrid compra las mascarillas porque son algo que necesita, no porque son algo inútil que hay que comprar porque las vende el hermano de Ayuso. Algo tan preciado en aquel momento como unas mascarillas FFP2 ni se le compran sólo a la empresa de Ayuso ni por ser el hermano de Ayuso. Obviamente tampoco se le dejan de comprar por ser el hermano de Ayuso. En todo caso Ayuso, que probablemente no está en el detalle de la enorme cantidad de contratos que firma la Comunidad de Madrid, no participa en absoluto -o ahora mismo no hay prueba alguna al respecto- en el proceso de contratación, y desde luego no interviene para que se le compre o se le deje de comprar  a la empresa del hermano en vez de a otra.

X

Lo cierto, sin embargo, es que Casado no puede estar al frente del PP ni un día más pero no por esto. O sea, todo este sucio asunto del espionaje, los celos a Ayuso y la autodestrucción del partido bajo su mando, sería sin duda motivo más que sobrado para su salida de la dirección del PP, pero es que ya antes de ello era totalmente necesario remover a Casado de la presidencia. Es decir, que esto del espionaje no es más que la guinda del pastel aunque una guinda sin duda explosiva. Tampoco es precisa la salida de Casado por ayusismo, sino que sería lo mismo si la presidenta de Madrid fuera Cuca Gamarra.

X

El problema de Casado, aunque nada de este turbio asunto hubiera pasado o hubiera trascendido y aunque Ayuso fuera una teleoperadora de MásMóvil en un universo paralelo, es que Casado tiene que irse porque favorece la continuidad de Pedro Sánchez. El centro-derecha no puede permitirse un líder del PP que, antes de pactar con VOX, está dispuesto a repetir las elecciones o pactar con el PSOE. Eso es negar a la derecha cualquier opción de poder gobernar, y desde luego de poder gobernar con sus ideas, sus valores y su programa, aunque gane las elecciones, aunque haya una mayoría social. Eso es por tanto condenar al país a un perpetuo gobierno izquierdista. Podría haber alternancia de gobiernos, pero no alternancia de ideas. No sólo eso, que haya un resultado electoral y una mayoría social y que el líder del PP esté dispuesto a reventarlo y formar un gobierno que no refleje esa mayoría social y electoral es en el fondo cargarse la democracia. En definitiva, Casado y Teodoro García Egea no pueden estar al frente del PP ni un minuto más por el espionaje, las malas artes, la falta de escrúpulos, el cainismo, la torpeza y los celos, pero incluso sin todo esto tampoco deberían estar un minuto más. Hablando en plata el PP tendrá que ver cómo encuentra la forma electoralmente menos dañina de resolver la crisis, pero la persona que ponga al frente del partido tendrá que ser, además de alguien que no se dedique al espionaje y la extorsión, sobre todo alguien a quien detesten y teman a partes iguales la izquierda y toda su artillería mediática, alguien dispuesto a pactar con VOX.

X

x

 

 

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,44 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja