Los tres parapléjicos a los que la Ciencia ha devuelto la movilidad… y la eutanasia

Dicen algunos que podría ser la noticia del año, de la década, puede que del siglo. La tecnología habría permitido mediante un implante electrónico que en Suiza volvieran a caminar tres parapléjicos.

Pese a la espectacularidad de la noticia, cabe señalar que lo que se dice no es que se ha descubierto una técnica que permita volver a andar a todos los parapléjicos, sino a tres parapléjicos. Es decir, puede que haya un trecho entra esta noticia y la que sí podría ser la de la década o el siglo. Por otro lado, a nadie se le escapa la existencia de un flujo constante de noticias destinadas a alimentar en la sociedad una ilimitada fe en los científicos y en los avances de la Ciencia. Más de una vez hemos visto esta tendencia en acción y su peligro.

X

Por un lado, constantemente tales o cuales políticos se arrogan el papel de estar encarnando los postulados de la ciencia, de modo que su discurso pasa a no ser opinable. A su vez, lo no opinable pasa muy fácilmente a ser obligatorio. Si de la pandemia salen muy tocados los comités de expertos es precisamente porque se han vestido de decisiones técnicas y científicas decisiones que eran básicamente discutibles, políticas y polémicas. Es más, que frecuentemente han sido decisiones equivocadas.

X

Por otro lado, resulta peligroso pensar que la Ciencia es una disciplina capaz de darnos respuestas y soluciones a todo. O sea, la Ciencia puede quizá devolver la capacidad de caminar a un paralítico, y eso es fabuloso, pero quizá a uno sí y a otros no. Lo que en ningún caso puede la ciencia es responder a la pregunta de para qué caminar o a dónde dirigirse. Lo cual a fin de cuentas resulta tan importante o más que poder caminar.

X

Finalmente, resulta difícil no relacionar esta noticia con la eutanasia. Por un lado se nos vende la Ciencia como el poder divino de resolver todos los problemas pero puesto en nuestras manos, aunque al mismo tiempo normalizamos la eutanasia porque después de todo estamos lejos de ser omnipotentes y antes de morirnos sólo resolvemos algún problemilla que otro mientras vamos creando otros nuevos. Con eso y con todo no es asunto menor que alguien postrado en una cama pueda tener una esperanza fundada en que la Ciencia pueda devolverle la movilidad de las piernas. Leer que hoy la Ciencia ha devuelto la movilidad a tres parapléjicos resulta inquietante pensando en los parapléjicos que a lo mejor pidieron la eutanasia porque perdieron la esperanza de volver a poder andar hace 10 años. O en los que la piden ahora, sin saber lo que nos deparará la Ciencia en la próxima década. Por no señalar que hay gente perfectamente capaz de andar que se tira por una ventana y gente feliz, alguno famoso en las redes sociales, que vive postrada. Porque dos y dos son cuatro pero no todo son matemáticas.

X

x

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja