Las aterradoras tetas de Irene Montero

Como en España nunca pasa nada grave, últimamente menos todavía, a falta de polémicas y debates sobre temas más interesantes tenemos que enzarzarnos en peleas sobre la cantante que vamos a mandar a hacer el ridículo en Eurovisión. Todo sea que este año ganáramos sin embargo Eurovisión, lo cual sería una interesante aportación de nuestro país a la historia del surrealismo.

x
X
Cronológicamente, la primera en liarla, oh sorpresa, parece que fue la Ministra de Igualdad Irene Montero, 75.000 euros de sueldo al año y un presupuesto de más de 500 millones de euros. La inefable ministra de todos los españoles, españolas y españolos aprovechó un acto para interferir en la elección de la cantante española de Eurovisión de este año, señalando a una candidata y la letra de su canción sobre el miedo que les dan las tetas a los hombres. Una terrorífica teta, por cierto, preside el escenario durante la interpretación de la cantante.

Merece la pena detenerse un momento en la letra de la canción cuyo mensaje ha reclamado la atención de la ministra. Juzguen ustedes mismos si les parece más terrorífica la letra de esta canción que una teta:
x

Tú que has sangrado tantos meses de tu vida
Perdóname antes de empezar
Soy engreída y lo sabes bien
A ti que tienes siempre caldo en la nevera
Tú que podrías acabar con tantas guerras
Escúchame
Mamá, mamá, mamá
Paremos la ciudad
Sacando un pecho fuera al puro estilo Delacroix
Mamá, mamá, mamá
Por tantas mamamama… mamá
Todas las mamamama… mamá
Tú que amarraste bien tu cuerpo a mi cabeza
Con ganas de llorar pero con fortaleza
Escúchame
Mamá, mamá, mamá
Paremos la ciudad
Sacando un pecho fuera al puro estilo Delacroix
Mamá, mamá, mamá
Por tantas mamamama… mamá
Todas las mamamama… mamá
Mamamamamamama… mamá
Vivan las mamamama… mamá
No sé por qué dan tanto miedo nuestras tetas
Sin ellas no habría humanidad ni habría belleza
Y lo sabes bien
Escúchame

Que todo esto venga después de Quevedo, Espronceda o Machado desde luego pone en duda el progreso y la teoría de la evolución, así como el presupuesto del Ministerio de Educación. Es por tanto el momento de introducir a un nuevo invitado a este caso que arroje algo de luz y eleve el nivel de la reflexión.

Efectivamente, resulta que la elección de la cantante de España para Eurovisión no tiene nada que ver con la música. De lo que se trata es de votar para enviar al cantante que menos le guste a la derecha. Rufián no tiene criterio propio, depende totalmente de la derecha para saber lo que tiene que hacer, ya que lo que haga ha de ser lo contrario. ¿Y si resulta que en Eurovisión se juzga la calidad musical o vota una mayoría de derechas al ganador? Da igual. Lo importante no es la calidad musical ni las posibilidades de ganar sino que cada acto de nuestra vida ha de ser un acto de militancia al margen de las consecuencias, lo que nos lleva a la siguiente cuestión.
X
Para entrar en la cabeza de Irene Montero o Gabriel Rufián, y seguramente por extensión en la mentalidad de sus partidarios, es preciso entender que hablamos de personas con una mentalidad integrista y fanática, o eso al menos es lo que se deduce de sus actos. Como anteriormente señalábamos, esto se manifiesta en el hecho de que todos y cada uno de los actos de su vida los convierten en un acto de militancia. Cada cosa que Irene Montero se plantea en su vida desde que se levanta, por ejemplo, ha de decidir si es feminista o machista. Todo es machista o feminista. O más o menos feminista. No hay espacio para las decisiones triviales o intrascendentes. La política y la ideología lo invade todo. Por consiguiente, al no existir ninguna decisión inocente, igual que no se permite a sí misma elegir entre Cola Cao o Nesquick sin reducir la elección a un asunto de feminismo o machismo tampoco se lo permite al vecino. Si el fanatismo ideológico de Irene Montero ha de controlar todos y cada uno de los aspectos de su vida cotidiana, malamente la va a tolerar al vecino una libertad que no se tolera a sí misma. El fanatismo nunca es respetuoso con la libertad y para los fanáticos todo es activismo. ¿Qué hacemos discutiendo ahora mismo la elección de la cantante de Eurovisión si no tuviéramos en el poder unos políticos empeñados en politizarlo absolutamente todo?
X
Todo lo anterior, aunque ya es lo de menos, nos conduce al procedimiento de elección del representante de España en Eurovisión. La responsable de la elección, TVE, para llevar a cabo la selección alcanza un acuerdo con La Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Benidorm, como resultado del cual se organiza un evento denominado Benidorm Fest 2022. Para la elección del representante de Eurovisión, se determina un proceso en el que el 50% del voto le corresponde al jurado, el 25% al público y otro 25% también al público pero de una forma indirecta, a través de una especie de compromisarios. No es cierto por tanto que la elección final del representante la haya decidido el jurado contra el voto popular, sino que el jurado tenía un peso, el voto popular en sus dos vertientes otro, y el resultado final se deriva de la suma resta de todos los votos.
X
Cuestión aparte es la selección de los candidatos o del propio jurado. La participación de TVE y la Generalidad Valenciana garantizaba un clima de militancia y progreso a lo largo de todo el proceso. Se quejan de TVE los mismos partidos que han tomado el control de TVE. Las propias bases del concurso, por ejemplo, determinaban que en la valoración por el Jurado se tendrían en cuenta los siguientes criterios: “paridad de género en seleccionados”. No obstante lo cual, las tres finalistas eran mujeres (habrá que empezar a crear cuotas masculinas), incluyendo la cantante de las tetas terroríficas y un grupo de nacionalistas gallegas. Será casualidad o la politización de todo de la que estamos hablando.

El caso es que frente a todo lo previsto y por todo lo reseñado va y gana la elección la cantante Chanel, la tercera en discordia y la intérprete con la canción menos politizada y menos aceptable para los que lo politizan todo, que ahora están en destruir a la representante elegida, desprestigiarla y arruinar sus aspiraciones de ganar el concurso. Como resultado de esta frustración la elección de nuestro representante en Eurovisión ya es un tema que va a abordarse con toda la seriedad que merece el caso en el Congreso de los Diputados. Dejémonos de tonterías y que el Congreso elija directamente al representante de España los próximos años. Total, entre las pocas cosas que ya no decide el gobierno, ¿le damos la vuelta a todo o qué sentido tiene que la elección del representante en Eurovisión sea una de ellas?

En fin, podría concluirse que el proceso de selección claro que puede cuestionarse, pero antes del resultado. O sea, el proceso de selección del ganador se conoce desde hace meses pero no se pone en cuestión hasta saber el resultado. ¿Qué es lo que se pone en cuestión entonces? ¿El proceso de selección o el resultado? Si con el mismo proceso de selección se hubiera elegido a la favorita de la ministra, ¿se hubiera cuestionado el procedimiento?

x

Imposible cerrar este asunto sin una referencia final al poder aterrador de las tetas. Nada puede espantar más a un hombre que la visión de unas tetas. Si las mujeres quieren conseguir que los hombres huyan despavoridos, lo mejor que puede hacer es enseñarles las tetas. Mejor enseñar las tetas que el espray de pimienta. Iba provocando, se tapaba las tetas.
X

x

Comentarios (1)
  1. BURBUJISTA LADRILLISTA says:

    Curiosamente gana una inmigrante pero no les gusta porque sus padres vinieron de Cuba escapando de los «éxitos sociales» de una dictadura que tanto les gusta a Irene Montero y a Rufían. Lo dicho ojalá gane para escribir en letras de oro un capítulo más de la historia del surrealismo universal

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 6 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja