¿Para qué extiende Chivite restricciones que ya se ha visto que no funcionan?

¿Hasta cuándo va a mantener Navarra las absurdas limitaciones que impone a costa de la pandemia? Mientras otras comunidades comienzan a relajar las restricciones, Navarra se encuentra en el pequeño grupo de las más rigoristas. El problema es que ser los más rigoristas no ha hecho mejores nuestros datos de contagios. Por el contrario, llevamos meses en el grupo de las comunidades con más casos de contagio. Es decir, de servir para algo las restricciones habrá sido para que pareciera que el gobierno hacía algo, no para frenar los contagios. Por otro lado, cuando las medidas que toma el gobierno para que parezca que hace algo a la par que inútiles desde el punto de vista sanitario son extremadamente lesivas para los derechos individuales, habría que exigir alguna responsabilidad al gobierno.

X

x

Como puede apreciarse, no es sólo que Navarra ostente unos datos de contagios malos respecto a la media o respecto al conjunto de las comunidades españolas, sino que nuestros datos son malos respecto a comunidades que además de no tener otras restricciones no aplican el pasaporte COVID. ¿Qué más tiene que pasar para que el gobierno foral reconozca la inutilidad del pasaporte COVID además de su tremenda injusticia?

X

Desde luego la inutilidad e injusticia del pasaporte COVID no sólo aflora en la comparativa con el resto de comunidades que no lo han implantado, sino en el hecho de que los últimos estudios señalan que los vacunados y los no vacunados contagian lo mismo. Los estudios científicos también señalan que quienes han superado la enfermedad tienen más defensas contra el COVID que los sólo vacunados. ¿Cómo se justifica entonces todavía el pasaporte COVID y el apartheid sanitario si todo el mundo contagia lo mismo y los no vacunados con anticuerpos naturales están más protegidos que los vacunados aunque no tengan pasaporte COVID?

 

La presión hospitalaria ha comenzado a bajar claramente pero tampoco la presión ha llegado a ser tan intensa como en otros momentos de la pandemia. Ha comenzado a bajar en toda España, luego esa bajada tampoco es consecuencia del pasaporte COVID ni las restricciones extraordinarias. Otro fenómeno observado es que hasta el 50% de los ingresados en UCI lo estaban con COVID, pero no por COVID. Es decir, no estaban ocupando una cama que no estaría ocupada de todos modos ni aumentando la presión hospitalaria. La clave de la sexta ola han sido las vacunas, la creciente inmunidad natural de una parte apreciable de la población y la menor letalidad de Omicron, no el pisoteo de los derechos ni el abuso gubernamental.

X

x

Salta a la vista que Navarra con su pasaporte COVID está en la sexta ola, igual que el resto de comunidades autónomas, tanto las que han implantado el pasaporte COVID como las que no. No sólo es que no estamos en la quinta ola y los demás en la sexta, sino que estamos en la sexta ola igual que los demás pero encima con la misma o mayor intensidad. Si los resultados y los estudios no avalan el pasaporte COVID, ¿cuál es ahora mismo la justificación de su imposición? Los recortes de derechos fundamentales se dividen en dos: los que nunca están justificados y los que sólo se justifican en escenarios absolutamente extraordinarios. ¿Dónde están los resultados extraordinarios que justifican los recortes extraordinarios en esta comunidad?

X

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja