Pedro Sánchez: el rey está desnudo

Es domingo. Te levantas tarde y feliz hasta que un amigo te escribe: “te voy a amargar el día” y te envía un video de  26 segundos.  Miras la imagen de portada en lo que parece ser un cartel de una serie B o C, un montaje hortera con pretensiones. El actor tras una mesa y con un teléfono formato años 60 parece ser el ínclito Pedro Sánchez (en adelante PS).

Antes de apretar el botón triangular del video reflexionas sobre nuestro amado líder. No en vano nuestro galáctico lehendakari es maestro de okupas y sobre todo fuente de inspiración y modelo de dipsómanos. Muchos de estos últimos le invocan cuando se apaga la música del bar y la luz lo invade todo. Se aferran a la barra en ese momento Chanquete del “no nos moverán” mientras intentan imaginar como haría PS para seguir ocupando la silla.

El caso es que abres el video donde según te dicen, PS está hablando con líderes internacionales sobre el lío de Ucrania. Como gracias a Dios no tiene sonido, lo miras un par de veces con la esperanza de que sea Mota haciendo un doblaje de los suyos, sin éxito.

Los 26 segundos de gestos dignos de un análisis de Sigmund Freud se te hacen eternos y reiterativos, vacuos y sin un ápice de enjundia. Te parece un escenario de cartón piedra, y esperas que el teléfono esté apagado como en aquella escena de la serie “IT Crowd” (los informáticos) cuando Jen Barber habla por un teléfono desconectado y es descubierta por el técnico Maurisse Moss. En la serie, Jen acaba siendo nombrada directora del departamento informático sin tener la más remota idea de cómo se enciende un ordenador. Ha alcanzado como en el principio de PETER su nivel de incompetencia. No sabes por qué pero la comparación de Jen y PS se te hace sugerente aunque la pobre Jen no merece tamaña afrenta.

Lo del nivel de incompetencia no te deja tranquilo y quieres creer que se les  ha colado un asesor de vox en el equipo de pelotaris oficiales mientras intentas tranquilizar tu conciencia con el «yo no lo he votado».

Apagas el video y recuerdas el cuento de “el traje nuevo del emperador” más conocido como “el rey está desnudo”.

Y dejas de escribir porque está todo dicho.

Comentarios (1)
  1. Marta says:

    Sentí lo mismo. Lo bueno si breve… 🙂

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 4 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja