¿Deber ser reprobada Santos Induráin en un momento de crisis sanitaria como el actual?

Navarra Suma ha comenzado el año pidiendo al parlamento foral la reprobación de la consejera de Sanidad, Santos Induráin, y del director general de Salud, Carlos Artundo, por la “mala gestión” realizada. “El sistema sanitario no aguanta más y requiere un cambio de rumbo“, ha indicado la coalición. La portavoz de Salud de Navarra Suma, Cristina Ibarrola, ha declarado que “no dudamos de la buena voluntad de Santos Induráin y Carlos Artundo pero los resultados no acompañan”, a lo que ha añadido que “No han acertado en la gestión” y que “es un equipo amortizado”.

x

x

Más allá de la petición de Navarra Suma, lo cierto es que resulta notable que aquí nadie haya asumido ninguna responsabilidad por todos los errores cometidos desde el principio de la pandemia. Se multa a la gente por no llevar mascarilla, porque se supone que eso pone en riesgo vidas, pero resulta que aquí el gobierno y el Departamento de Salud estuvieron desaconsejando durante meses, en lo peor de la pandemia, que se usaran las mascarillas. Desaconsejaron también las cuarentenas, y recomendaron a la gente que había estado con infectados que siguiera haciendo vida familiar, social y laboral sin tomar ninguna precaución. Todo está perfectamente documentado en la hemeroteca y no diremos que los diputados de la oposición deberían hacerse camisetas con aquellas recomendaciones cuando acudan al Parlamento, ¿pero cómo es posible que nadie haya respondido por esto? ¿Dónde están para recordar todo esto los medios forales subvencionados de comunicación?

X

x

Desde luego el gobierno podría argumentar, y en ese sentido ha apuntado su defensa, que sería un error cambiar a los responsables de la sanidad en medio de una pandemia, lo cual sería cierto si lo estuvieran haciendo bien, no si han sido un desastre  en el pasado y nos tienen ahora como campeones de España de contagios, lo que a su vez nos convierte en campeones del mundo de contagios, y encima en campeones del mundo de la represión sanitaria más ineficiente y sin sentido.

X

x

Por otro lado, resultaría curioso ver al PSN defender a Induráin alegando el principio jesuítico de no hacer cambios en tiempo de zozobra cuando el PSOE cambió de ministro de Sanidad en plena pandemia para convertir a Illa en candidato en Cataluña. Porque además tiene toda la lógica cambiar a un gestor cuando lo está haciendo mal, como acusa Navarra Suma a la cúpula de la sanidad foral, pero no tiene ninguna lógica cuando el que hace el cambio asegura que, como decía de Illa, lo estaba haciendo genial. ¿Alguien recuerda a alguien del PSN declarando que fuera aberrante cambiar de ministro de Sanidad a Illa? ¿Puede entonces decir ahora nada el PSN de que sea una mala idea cambiar a la cúpula de Salud?

X

Existe además otra razón importante para cambiar a la cúpula de Salud y es que no se puede tener confianza en quien, como hemos visto, primero desaconsejaba la mascarilla y después la hizo obligatoria, o primero desaconsejaba las cuarentenas y ahora tiene a media plantilla de la adminsitración en cuarentena. ¿Qué credibilidad tiene esta misma gente cuando por ejemplo recomienda las vacunas? Cambiar de caras no sólo es una exigencia derivada del hecho de que los políticos deben responder por sus malos resultados, también es una exigencia de la confianza que una sociedad tiene que tener con sus responsables sanitarios.

X

 

Comentarios (1)
  1. BURBUJISTA LADRILLISTA says:

    Expertos en la propaganda y agitación, para todo lo demás unos gestores de mierda

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 4 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja