Los buenos datos de empleo en Navarra que no lo son tanto

Sí, el titular habla de buenos datos de empleo, porque lo son, pero no tanto como pretende el gobierno. Si contextualizamos los datos de la economía española lo que tenemos es que hemos sido los que más hemos caído con la pandemia y los que menos nos hemos recuperado. Eso sí, nos vamos recuperando. Lo que sucede es que muy lentamente y menos que el resto. Es muy difícil no caer cuando toda la economía global cae o no crecer cuando toda la economía global crece, el punto para un buen gobernante es caer menos que los demás cuando se cae y crecer más que los demás cuando se crece. Nosotros hacemos exactamente eso, pero a la inversa.

X

xhttps://twitter.com/antoncarrascosa/status/1478097120049651716

Aclarado lo anterior, las cifras de recuperación del empleo no son tan buenas como pretende el gobierno. Después de unas caídas históricas asistimos a una recuperación histórica, así y todo hablamos tan sólo casi dos años después de recuperar el nivel pre-covid, que lo hemos recuperado o no según rasquemos los datos, en cualquier caso por los pelos. Es decir, en el mejor de los casos hablaríamos de casi dos años perdidos. ¿Pero realmente hemos recuperado todo el terreno perdido?

X

El Gobierno de Navarra, por ejemplo, presume de algunos datos como el número de parados o el número de ocupados. En el primer caso tendríamos 1.172 parados menos y en el segundo 5.814 afiliados más respecto a diciembre de 2019. Pero siquiera ligeramente habría que matizar estos datos.

X

Cuando hablamos de los parados, por ejemplo, hay que tener en cuenta que según los datos del INE en Navarra hemos pasado de 49.200 empleados públicos en el primer trimestre de 2020 a 50.700 en el tercer trimestre ( últimos datos de la EPA) de 2021. Es decir, se han creado 1.500 empleos públicos. Sin esta creación de empleo público seguiríamos sin alcanzar todavía los datos de empleo prepandemia. Además, hay 656 trabajadores en ERTEs relacionados con la pandemia y otros 1.611 que están en  ERTE pero no por la pandemia, si es que es realmente posible llevar a cabo tal distinción. Es decir, todos estos trabajadores figuran como ocupados y no computan como parados, pero en realidad tampoco están trabajando y ocupan un limbo laboral. Aparte de esto decíamos que sin los 1.500 empleos creados por el sector público seguiríamos sin recuperar los niveles de empleo pre-pandemia, pero es que esos empleos públicos no se han creado con las cuentas equilibradas, sino a costa de un desequilibrio presupuestario salvaje y un crecimiento descontrolado de la deuda. Todo eso, por supuesto, tendrá consecuencias.

X

x

Respecto a los ocupados, también en esto se ofrece una imagen un tanto engañosa ya que Navarra ha pasado de una cifra de 654.214 habitantes en 2019 a 661.537 en 2021. O sea, hay más ocupados porque somos más, pero el número de parados no baja porque no somos capaces de generar empleo, y menos empleo privado, al mismo ritmo que crece la población.

x

X

Para terminar, no queda sino remarcar la paradoja de que el gobierno presuma de unos datos de empleo los cuales se están creando en virtud de la misma reforma laboral que pretendía derogar, y que al final se ha contentado con empeorar ligeramente y maquillar masivamente de cara a su electorado. El problema es que tenemos una fiscalidad asfixiante, un gobierno anti empresa, unas cuentas públicas desbarajustadas por completo y unos partidos extremistas en el poder que generan desconfianza a la inversión nacional e internacional. Pudimos ser Irlanda y ahora nos adelantan Chipre, Estonia y Lituania. Cuando podríamos estar mucho mejor no es un gran consuelo pensar que podríamos estar un poco peor.

X

x

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja