La paliza de un grupo de inmigrantes al hijo de Adanero

El 24 de diciembre Carlos García Adanero, diputado de Navarra Suma en el Congreso, hacía pública en su cuenta de Twitter la noticia de que el día anterior su hijo había recibido una paliza pasadas las 22 horas en la Vuelta del Castillo de Pamplona.

X

x

Aparte del resignado mensaje de la policía de que no puede hacer nada, porque determinado tipo de delincuentes salen a la calle casi antes de ser detenidos, Adanero desgranó algún detalle más del numeroso grupo de agresores en el sentido de que no tenían aspecto de ser nacionales, o que hacía pública la denuncia porque ha habido más casos que no han trascendido y respecto a los que la policía, entre el legislativo y el judicial, está maniatada.

X

Bastando ya todo lo anterior para ser muy terrible, tan sólo unas horas antes la noticia era la oleada de violencia y acoso a niñas en Marcilla por parte de un grupo de menas.

X

x

Desde luego hace falta tener una venda ideológica muy tupida sobre los ojos para no observar que tenemos un problema grave y creciente en torno a cierto tipo de violencia que se encuentra directamente relacionada con determinados grupos de inmigrantes. A tal punto esto es algo evidente que mucho medios omiten totalmente este tipo de noticias, eliminan de los titulares cualquier referencia al origen inmigrante de los agresores, relegan a la letra pequeña de la noticia este dato o directamente lo eluden, como el Diario de Navarra en su edición de papel del día 26. ¿Por qué se esconde o incluso se elimina este dato? Evidentemente porque conocer este dato ayuda a confirmar un diagnóstico. Para negar este diagnóstico se tapa una parte de la verdad. Ocultar parte de la información para que el receptor de la noticia no pueda ver bien la realidad seguro que tiene muchos nombres, pero no periodismo. El mismo afán en tapar el dato confirma que se trata del dato esencial.

X

Además de la clase mediática, las reacciones a esta agresión por parte de la clase política también resultan llamativas. ¿Se imagina alguien el estruendo social si, por ejemplo, el hijo gay de un diputado hubiera sido agredido por una decena de neonazis? ¿Dónde está el estruendo ahora? ¿Por qué no se hacen igual de visibles ni hablan con la misma contundencia, o incluso callan, quienes en el otro caso estarían bramando e incendiando las redes sociales? Por cierto, a estas horas parece que no se ha producido ninguna detención aún.

X

La misma falta de sentido tiene tratar a TODOS los inmigrantes como escoria que a TODOS como a seres arcangélicos. A la escoria hay que tratarla como escoria, para eso hace falta distinguir a los inmigrantes que son gente estupenda de los que son escoria, y para eso hace falta tener algún tipo de control sobre la inmigración, desde luego muy superior al actual a tenor de todo lo que está sucediendo sin descontar lo que nos estén ocultando o minimizando. La izquierda, como otros muchos, tiene también este asunto totalmente fuera de control. La seguridad también es un derecho y las políticas de la izquerda están suponiendo un grave recorte del derecho a la tranquilidad y la seguridad de los españoles. Por no mencionar el aumento del acoso y la inseguridad hacia la mujer que la izquierda tanto dice defender, pero al mismo tiempo que genera un descontrol y una falta de acción contra el tipo de delincuencia que promueve su indefensión. Que por cierto el hijo de Adanero iba acompañando a una chica y la paliza se la llevó él. Bien acompañados, sobrios y sin que nos peguen 14 menas queremos llegar sanos y salvos a casa los hombres también. Por supuesto nuestra solidaridad con la familia Adanero y nuestros deseos de una pronta y total recuperación al agredido.

X

x

Comentarios (1)
  1. Pablo says:

    ¿qué hacen exactamente unos menores en un país extranjero sin sus padres? lo principal sería devolverlos a sus países de origen con sus progenitores o sus tutores legales. Basta ya de importar delincuentes.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 32 Thumb down 1

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja