El lío entre el PSOE y sus socios nacionalistas a cuenta del Convenio

En su constante empeño por amenizar nuestras vidas, la víspera de Nochebuena el PSN escenificó un pequeño desencuentro con sus socios nacionalistas en torno a un asunto tan importante como la actualización del Convenio Económico. El punto de fricción del PSN con Geroa y Bildu, de todos modos, se limita a que la determinación del índice de imputación de la aportación navarra se le atribuya a la Comisión Coordinadora en un hipotético detrimento del Parlamento de Navarra. Sea como fuere el gobierno foral apareció con su texto dispuesto a ventilarlo tranquilamente antes de las Navidades y, de repente, se encontró con que no le salían los votos. No desde luego sin el apoyo de Navarra Suma. La constantemente vilipendiada Navarra Suma.

X

Venciendo el irreprimible impulso de allanarse automáticamente a la voluntad de la izquierda, en esta ocasión sin embargo Navarra Suma decidió abstenerse y dejar al PSN sumido en su minoría, por lo que los socialistas decidieron retirar la actualización del Convenio del orden del día para evitar la derrota.

X

En todo este asunto llama la atención que el PSN se presentara en el parlamento foral con un texto que no había consensuado ni pactado con nadie, ni con sus propios socios ni mucho menos con Navarra Suma. También merecen ser destacadas las palabras de advertencia de Alzórriz a Esparza cuando ya la aprobación de la actualización pendía de un hilo: “necesitamos el voto de Navarra Suma, pero no nos pida que nos arrodillemos porque no lo vamos a hacer”. El siempre rudimentario Alzórriz carece de la sutileza evolutiva necesaria para tener un perfil cuando no te hacen falta los votos de la formación a la que te diriges y otro para cuando sí. Aparentemente Alzórriz esperaba que Navarra Suma, además de aportar los votos necesarios, fuera ella quien se arrodillara ante el PSN. Bien es cierto, sea dicho en descargo de Alzórriz, que la derecha tiene muy mal acostumbrada a la izquierda, que frecuentemente abraza el maltrato y que por ello tampoco resulta tan extraña ni esta forma de dirigirse a la derecha cuando se la necesita ni esta forma de presentarle la izquierda sus exigencias.

X

Como por otro lado es lógico y hace el PSOE con sus socios, tanto a escala foral como nacional, cuando uno no tiene mayoría lo que debe hacer es dirigirse a quien se la puede proporcionar y hacerle una oferta que no pueda rechazar. A lo mejor Alzórriz espera que sea Esparza el que acuda a entregarle sus votos al PSN sin contrapartidas y de rodillas, tal vez mientras al mismo tiempo lo insulta.

X

Como todos los días sufrimos los navarros, el PSN tiene un pacto de hierro con el cuatripartito. Mala suerte si al PSN no le encajan algunas piezas. Decidió apostar por un pentapartito y, aparte de blanquear a Bildu y crear un infierno fiscal, dejar colgadas cuestiones muy graves e importantes como el AVE y el Canal de Navarra. Esa fue su decisión y su responsabilidad. Lo que Navarra Suma acaso le podría ofrecer es una mayoría alternativa para romper con el cuatripartito y conformar un gobierno más acorde con las necesidades de la ciudadanía navarra y los retos del siglo XXI. De todo lo que no se pueda hacer porque sus socios no lo aceptan no le puede echar la culpa el PSN a Navarra Suma. No puede pretender jugar al balancín pero de una forma totalmente asimétrica, con un lado del balancín en el gobierno y el otro relegado a la oposición, a la que sólo se recurre en caso de emergencia y como rueda de repuesto de Chivite cuando hay un pinchazo en el pentapartito.

X

Finalmente, Navarra Suma tal vez debería decirle a Alzórriz de entrada algo así como NO, y después que vuelva a negociar con una actitud aceptable o no vuelva. Una actitud aceptable significa tanto una actitud respetuosa como una batería de propuestas concretas. Para todo lo demás pueden llamar a Sortu para negociar con el encapuchado portavoz de la ETA recién propuesto para la ejecutiva. Si para pactar con sus socios el PSN ya tiene que sufrir, para pactar con Navarra Suma tiene que sudar tinta. No puede ser que al PSN le resulte menos fácil pactar con la gente que ha metido en el gobierno y en su programa que con la que ha relegado a la oposición.

X

x

Comentarios (1)
  1. Pablo says:

    Menuda pandilla de incompetentes, ni siquiera son capaces de negociar con sus socios del partido de la ETA y demás chusma

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 5 Thumb down 0

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja