Los “comunicantes fiables” o el pasaporte comunicativo que prepara el gobierno

No hay día que pase que el actual gobierno no aproveche activamente para avanzar hacia una dictadura orwelliana. La Comisión de Seguimiento del Acuerdo para cooperar contra el racismo, la xenofobia, la LGBTIfobia y otras formas de intolerancia, reunida ayer en el Ministerio del Interior, acordó promover la formación de «comunicantes fiables» para combatir el discurso de odio en las redes sociales.

x

x

Esta medida de impulso de los denominados «trusted flaggers» se definirá en los próximos meses como uno de los pasos que permitirá implantar el “Protocolo para combatir el discurso de odio». El protocolo nació como una herramienta para reforzar la colaboración entre instituciones, organizaciones de la sociedad civil y empresas prestadoras de servicios de alojamiento de datos (Facebook, Youtube, Twitter, Instagram, Microsoft y TikTok). En la Comisión de Seguimiento, la undécima desde la firma del Acuerdo en 2015, estuvieron presentes el secretario de Estado de Migraciones, Jesús Perea, y el director general de Coordinación y Estudios del Ministerio de Interior, José Antonio Rodríguez, que presidió la reunión. En el Acuerdo participan como observadores de la sociedad civil siete plataformas: el Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica, el Foro para la Integración Social de los Inmigrantes, el Consejo de Víctimas de Delitos de Odio y Discriminación, la Plataforma del Tercer Sector, la FELGTB, el Consejo Estatal del Pueblo Gitano y la Plataforma de la Infancia.

X

Una vez divididos entre vacunados y no vacunados, y significando esta división la creación de ciudadanos de primera y de segunda, parece que el gobierno pretende dividirnos entre comunicantes fiables y no fiables. Es decir, volveremos a ser divididos en dos categorías por el gobierno una de las cuales tendrá derecho a comunicarse y otra no. ¿Y a quién va a calificar el gobierno como fiable y a quién no? La pregunta no tiene sentido porque asistimos a la respuesta constantemente. Odiadores y poco fiables son todos los que le llevan la contraria al gobierno. Adorables y fiables, por el contrario, son todos aquellos que secundan y ensalzan todo cuanto hace el gobierno. En la categoría de los odiadores estará prohibido llevar la contraria al gobierno. En la categoría de los comunicantes fiables será obligatorio ensalzar al gobierno. No nos extrañemos de un gobierno que ha llegado a cerrar ilegalmente el Congreso o que tiene de socios preferentes a Bildu o a los acosadores del niño de Canet. Estamos viendo constantemente cómo se van dando pasos en este sentido.

X

x

Raro será, sobre todo si se implanta por partidos que ya están en las instituciones, que una dictadura se anuncie como tal. Nadie te vende una dictadura llamándola dictadura. Lo suyo, de hecho, es llamar a una dictadura algo así como una limitación de derechos en defensa de la democracia, nada de lo que Orwell no advirtiera en sus novelas al personal. Al que se le tapa la boca no hay que llamarlo censurado o represaliado, sino odiador.

X

El día menos pensado nos levantaremos con una encuesta del CIS que asegure que el 80% de los españoles están a favor de limitar los discursos del odio en los medios de comunicación y en las redes sociales. ¿Y quién va a estar a favor de no limitar los discursos del odio salvo los odiadores? Por amor a la libertad hay que implantar la censura. Por odio a la antropofagia hay que comerse a los caníbales. Viva la censura. Si usted no es un odiador, no tiene nada que temer del censor. Y el censor, ¿de quién depende? De aquel que sólo puede ser amado, que debe ser defendido del odiador y que le gusta viajar en Falcon.

X

Entre una cosa y otra los españoles, aunque no sólo los españoles, estamos experimentando un ataque a nuestros derechos fundamentales sin precedentes en los tiempos recientes. No sólo eso, estamos asimilando los recortes sistemáticos a nuestros derechos con una pasividad pasmosa. El problema es que la gente tiene una cierta capacidad de reacción frente a los abusos del poder mientras tiene todavía derechos. Cuando ya los ha perdido apenas le quedan instrumentos para la reacción. Estamos a un cuarto de hora de vivir en una dictadura pero somos como la rana en el puchero que se va calentando despacio. Para salir del puchero seguramente ya nos hace falta algún tipo de certificado o de pasaporte que no tenemos. ¿Alguien cree que la temperatura del puchero es ahora igual que antes de la pandemia? El calentamiento global apocalíptico es el del puchero en que se están cociendo nuestros derechos. A ver cómo nos las apañamos en NC- España Confidencial para que el gobierno nos otorgue el certificado de adoradores leales. Perdón, queríamos decir de comunicantes fiables.

X

 

Comentarios (3)
  1. anacleto says:

    pero que razon tienes

    ¿Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 0

  2. anacleto says:

    la contestacion de rufian, «no participamos de las burbujas mediaticas de la extrema derecha», si algo parecido pero de distinto signo lo dijese Abascal, o Garcia Adanero, habria un escandalo rafaeliano, que escandalo es un escandalo, que escandalo en un escandalooooo

    ¿Te gusta? Thumb up 0 Thumb down 0

  3. anacleto says:

    Desde luego lo de los comunicantes fiables es de risa, ¿fiables para quien? ¿la FELGTB, es de fiar? ¿el Consejo Estatal del Pueblo Gitano es de fiar? No les dejaria yo las llaves de mi casa.

    ¿Te gusta? Thumb up 1 Thumb down 0

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,86 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja