El mal rato de Consuelo Ordóñez con un abertzale en el Bar Gaucho de Pamplona

Consuelo Ordóñez, hermana del asesinado por ETA Gregorio Ordóñez, informaba ayer por la noche desde su cuenta de Twitter del lamentable incidente que acababa de sufrir en el Bar Gaucho de Pamplona. Tras reconocerla, un energúmeno fue hasta ella y, con el odio que caracteriza a esta gente saliéndole por los ojos, se puso a increparla expresándole el asco que sentía por ella. Consuelo Ordóñez, desahogándose en sus redes sociales, indicaba que se trataba de una de las situaciones más tensas y desagradables a las que ha tenido que enfrentarse en su vida.

x

x

Como puede leerse en un segundo tuit, Ordóñez añade que el bar estaba abarrotado y que nadie se encaró con el tipejo que la increpaba. “Estos son los famosos nuevos tiempos. La normalización del odio”, concluye apesadumbrada.

X

Siendo penoso en cualquier parte, resulta especialmente doloroso que este incidente haya tenido lugar en Navarra y que el energúmeno de guardia, para nuestra vergüenza, presuma de ser de aquí de toda la vida. Como si Navarra tuviera la culpa de que semejante especimen lleve toda la vida viviendo aquí si es el caso. No es que altere la esencia del incidente, pero además Consuelo Ordóñez es vasca. Seguramente el anacoluto que se encaró con Ordóñez aspira a un estado vasco independiente, pero en el que le sobran la mitad de los vascos, aunque en su particular páramo neuronal se creerá un amante del pueblo vasco.

X

Lo cierto es que a Consuelo Ordóñez no le falta razón en el diagnóstico. Lamentablemente abunda cierta especie de descerebrados que se creen con el derecho de que en los bares o los restaurantes a los que ellos entran sólo haya gente que piensa como ellos. Alde Hemenddik. En realidad se creen en el derecho de que no haya nadie en la sociedad que no piense como ellos.  Si el abusador hubiera golpeado a doña Consuelo, la hubiera mandado al hospital y le hubieran detenido, inmediatamente hubiera sido arropado por todos los partidos que sostienen al Gobierno de Navarra y sus medios afines. Hubieran dicho que había sido una trifulca tabernaria. Que se trataba de un montaje policial. Que las acusaciones contra el detenido eran desproporcionadas. Que el detenido estaba viendo un partido de pelota. Que la familia del detenido sufría mucho. Que se trataba de un ataque contra Navarra y de un intento de criminalizar a los pamploneses. Por supuesto hubieran organizado grandes manifestaciones en su apoyo. En la ETB habrían hecho una serie sobre la persecución al txabal del Gaucho. Si lo hubieran condenado, habrían presentado a su prima como candidata al parlamento foral y el PSN gobernaría con su voto.

x

Nos gustaría pensar que esto ha sucedido porque sí y que Consuelo Ordóñez simplemente ha tenido mala suerte, pero sería confundir lo que nos gustaría pensar con la realidad. Como suele decirse, Ordóñez ha sido víctima de una agresividad estructural, una agresividad que tiene unos beneficiarios, que no se quiere desmantelar y que no se exige tampoco que se desmantele. Nos gustaría que al menos Consuelo Ordóñez supiera que eso que ha vivido es real, pero que no es toda la realidad. Navarra es también mucho más.

X

x

 

Comentarios (2)
  1. Pablo says:

    Son los mismos de siempre, solo que ahora no les compensa matar, ganan más siendo socios del PSOE.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 17 Thumb down 0

  2. Javier31 says:

    Qué vergüenza de ser del mismo sitio que ese imbécil.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 4 Thumb down 0

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja