Cizur Mayor: otro caso de imposición del euskera anulado por el TAN

El Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) ha anulado la exigencia de conocimiento de euskera en la plantilla orgánica del Ayuntamiento de Cizur Mayor para los puestos de secretaría, técnico de juventud y operario de obras.

x

Estima así el recurso del grupo municipal de Navarra Suma contra el acuerdo de pleno de 25 de febrero de 2021 por el que se aprobó definitivamente la plantilla orgánica para este año en lo referente a la determinación del requisito de euskera en los citados puestos.

X

En su resolución, el tribunal estima la alegación de NA+, que consideraba “desproporcionado” la exigencia del conocimiento de euskera con un perfil lingüístico de nivel C1 y carácter obligatorio y eliminatorio para la plaza de secretaría, “máxime cuando no se produce una perturbación importante en el derecho de los vecinos a usar el euskera cuando se relacionan con el Ayuntamiento”. En consecuencia, el TAN anula este requisito.

X

En relación con el puesto de trabajo de técnico de juventud, y tras analizar las funciones propias del mismo, el tribunal entiende que “no puede considerarse que tengan por objeto la información, orientación y atención directa, con carácter general y principal, al ciudadano”.

x

Y añade que “tampoco se especifica que se trate de un puesto de atención directa al público que requiera una exigencia de euskera cualificada en zona mixta”, por lo que también estima la alegación de NA+ y lo anula.

x

Finalmente, sobre el puesto de trabajo de operario de obras, el TAN resuelve que “pese a que el Ayuntamiento basa la exigencia preceptiva del euskera en las necesidades de atención a la ciudadanía, no se puede considerar que la tarea de atención al público sea inmanente a las funciones de un operario de obras”.

x

Fundamentos jurídicos

Entre otras sentencias y doctrina jurisprudencial, el TAN basa su resolución en la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de 27 de septiembre de 2019 en la que señala que el número y características de los puestos bilingües deberá establecerse de conformidad a los objetivos de las distintas zonas que prevé la Ley Foral del Euskera, a la realidad sociolingüística de cada zona y al criterio de razonabilidad y proporcionalidad.

X

Además, recuerda que la potestad de auto organización de las entidades locales para decidir dichas características “tiene unos límites, y esos límites están fijados por el ordenamiento jurídico”. Y aclara, tomando como referencia el Decreto Foral por el que se regula el uso del euskera en las administraciones públicas de Navarra, que “la plantilla orgánica debe configurar las plazas de forma que se procure la satisfacción del derecho a utilizar el vascuence, lo cual no significa que, en cada puesto, en cada lugar o en cada turno haya de existir un funcionario que conozca el vascuence”.

X

Respecto a la situación concreta de Cizur Mayor, y tras repasar los datos oficiales referentes al uso de esta lengua en Navarra, el TAN destaca que “la necesaria observancia del canon de razonabilidad y proporcionalidad cuando tal conocimiento se erige en requisito de acceso, provisión u ocupación de un determinado puesto de trabajo debe ser en zona mixta especialmente intensa”. Y recuerda que el castellano es la lengua oficial de toda Navarra y el vascuence solo es cooficial en la zona vascófona, por lo que esta lengua no es cooficial con el castellano en zona mixta.

X

Como siempre en este tipo de cuestiones hay que concluir que existen dos vertientes en la imposición del euskera. Una vertiente que, aunque presuntamente dentro de la legalidad, confiere todo tipo de ventajas a los vascoparlantes, con el propósito no de exigir el euskera porque sea útil, sino de que sea útil porque se exige. Otra vertiente, como si para el nacionalismo no fuera ya suficiente la anterior, es la que se imponer por fuera de la legalidad. Contra esta imposición ilegal vienen produciéndose en los últimos años una gran cantidad de sentencias. Esta segunda imposición resulta muy significativa no sólo por su mera existencia, sino por la intención y la actitud que revelan. El vascuence se convierte en una herramienta ideológica y de construcción nacional y la libertad y la no discriminación se convierten en obstáculos a eliminar en un proceso de aplastamiento que tienen que detener ya en último término los tribunales, y agradezcamos que todavía los tribunales pueden fallar en ocasiones contra el poder dominante. Resulta preocupante observar los movimientos para que la Justicia deje de ser imparcial cuando examina el cumplimiento por parte del poder de las propias leyes que produce el poder.

X

x

 

Comentarios (3)
  1. Pablo says:

    El euskera es tan importante en Navarra que los euskolonos del gobierno lo tienen que imponer. Eso es lo que pretenden, que sea una ventaja para acceder a puestos en la administración e incentivar que los padres lleven a sus hijos a las ikastrolas y hacerles un buen lavado de cerebro desde pequeños. Además de utilizar una lengua muy minoritaria como excusa para parasitar el dinero del contribuyente.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 9 Thumb down 2

  2. Javier31 says:

    Contrasta la actividad política de estas gentes con la realidad cultural de Navarra. Oyéndoles se podría pensar que en Pamplona por la calle todo el mundo habla euskera, cuando la realidad es que normalmente pasan meses para poder escuchar a dos quyla estén utilizando, y normalmente son familiares.
    Es una herramienta política y como tal se conviyen algo antipático.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 5 Thumb down 0

  3. BURBUJISTA LADRILLISTA says:

    Muy bien otro acto de sabotaje para impedir que los nazis lleguen hasta el Bidasoa

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja