Nafarroa Oinez. ¿Queda alguien ahí?

Muy pendiente había que estar del detalle informativo para saber que este fin de semana pasado se celebraba el Nafarroa Oinez. Saber que se celebraba en Estella merecía ya matrícula de honor. La prueba acaso es la escasa asistencia al evento, aunque la pregunta sería si ha habido poco interés por el Oinez porque se ha hablado poco de él o si se ha hablado poco de él porque había poco interés. El caso es que el pinchazo ha sido llamativo. A fin de cuentas una parte importante de la celebración del Oinez es el contra quién, parte totalmente desactivada desde que ellos son el poder.

X

La cosa es que hace un tiempo, muy exageradamente pero año tras año, los medios nacionalistas intentaban consagrar la imaginaria cifra de 100 mil asistentes. Este fin de semana, sin embargo, no hay imagen en la que se pueda hablar de más de 3.000 ó 4.000 asistentes. La cifra es mala, pero si fuéramos de los que nos creíamos la de los 100 mil sería devastadora. Afortunadamente es probable que nadie en su día creyera realmente tal cifra, y los últimos de entre ellos los que año tras año insistían en publicarla. El hecho en cualquier caso es que el Oinez, entre el que ahora gobiernan los nuestros, el que esto da para lo que da, y el que la demanda real parece que es la que era, anda pero que muy de capa caída.

x

X

Ante la falta de sucesos noticiables derivados de la celebración del Oinez, no queda más remedio que añadir al guiso algún ingrediente que, siquiera colateralmente, pueda ayudar a explicar el colapso del pobre vascuence a manos de quienes pretenden usarlo para lo que sea menos como herramienta de comunicación. Ayer mismo, sin ir más lejos, mientras se evidenciaba el derrumbe del Oinez, el Noticias se hacía eco de una charleta feminista en la que se afirmaba que el euskera es una herramienta de lucha contra el patriarcado y el feminismo. Así, como suena.

X

x

Confirmamos que la noticia se incluía en la sección de Sociedad y en esta entre las noticias de Pamplona, y no en la sección de humor como podría parecer más razonable y oportuno. Lo que está claro es que quien no quiere usar el pobre vascuence como herramienta de la construcción nacional euskadiana, pretende usarlo como herramienta contra el heteropatriarcado y el capitalismo.  Si no tiene usted tal perfil ideológico no intente aprender esto. El euskera, a diferencia del vascuence, es una lengua ideológica. Esto es lo que usted tiene que pensar si aprende esta lengua. O esta es la lengua que usted tiene que aprender si piensa de esta manera. En el fondo hay que ser muy enemigo de una lengua para querer convertirla en semejante artefacto. Su yugo ideológico, eskerrik asko.

X

Comentarios (2)
  1. jabier says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 5 Thumb down 16

  2. Javier31 says:

    Cuando algo sirve para dividir lo mejor es tirarlo a la basura.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 7 Thumb down 2

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (14 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja