El hundimiento del “Chinatic”

China no contamina, China no tiene recesiones, en China todos los ciudadanos adoran a su gobierno, en China no hay una burbuja inmobiliaria, en China no peligra el suministro eléctrico, en China ya ho hay rebrotes del COVID, a lo largo de la pandemia han muerto más personas en Aragón que en toda China. Si por tanto algo malo estuviera pasando ahora en China, ¿de qué fracción nos enteraríamos en esta parte del mundo?

X

En realidad se trata de dos preguntas: si está pasando algo malo en China y si caso de pasar nos estaríamos enterando puntualmente. La respuesta a la segunda pregunta ya sabemos que es no, así que nos centraremos en la primera.

X

Pese a la censura, la manipulación y el hermetismo informativo de una dictadura comunista como la china, lo cierto es que en un mundo tan globalizado, interconectado e interdependiente no se puede ocultar por completo una crisis en China, por lo menos llegada a cierto punto de gravedad. Se puede minimizar, como el COVID, pero no se puede ocultar por completo. ¿Pero qué es lo que está sucediendo en China que debiera alertar a cualquier persona interesada en vivir informada?

X

Una de esas cosas es la quiebra de Evergrande, la mayor inmobiliaria de China. Hace unos días ya nos referíamos a este asunto, a los paralelismos con la crisis de 2007 en EEUU con las quiebras de Fannie Mae, Freddie Mac y Lehman Brothers. En aquella ocasión nos preguntábamos, temiendo lo peor, si los problemas de Evergrande era tan sólo un problema particular de esa empresa o el primer síntoma de un problema sistémico. Pues bien, sólo unos días después ya tenemos otras dos quiebras más de inmobiliarias chinas: Sinic y Fantasia Holdings.

X

x

A todo esto hay que sumar la gravísima crisis energética que está comenzando a padecer la gran dictadura comunista oriental. Se están produciendo cortes de suministro por la insuficiencia de la capacidad de generación, los cortes de suministro están paralizando intermitentemente las fábricas, la paralización de las fábricas está gripando la economía, y los parones en la producción están agravando la escasez de todo tipo de materiales, productos y componentes fabricados en China.

X

x

Todas las noticias anteriores ayudan a entender otras de las que acaso somos más conscientes, pero que son sólo la punta del iceberg. Que Apple esté reduciendo la fabricación de los nuevos iPhone por falta de componentes, que siga habiendo desabastecimiento de consolas de videojuegos, que Volkswagen Landaben suspenda la producción el lunes y el viernes por la “inestabilidad en el suministro de semiconductores”, o que en general sigan subiendo los precios de la energía y de todo. Si no se produce suficiente energía, y si no se produce la energía necesaria malamente se puede producir sin energía todo lo demás, hay desabastecimiento, retrasos en las entregas y acumulación de pedidos. Todo eso conduce a un alza de los precios por la escasez de productos. El producto que lleva se lo queda el que está dispuesto a pagarlo más caro. Ergo suben los precios y nos encontramos con un escenario inflacionista para el que no estábamos preparados. Ojo porque el desabastecimiento no sólo lleva a la economía a la inflación, sino también a la contracción.

x

X

Las preguntas finales a modo de resumen, porque ahora mismo podemos tener muchas más preguntas que respuestas, son si entra mucha agua, si nos podemos hundir y si nuestro barco se llama Titanic. La respuesta a todas estas preguntas a lo mejor es que no, pero que hemos chocado con algo y que grande o pequeña tenemos una vía de agua en el casco parece bastante obvio. Y como la vía de agua se ha producido en China y es todo medio secreto pues ya no podemos saber más y chitón.

X

x

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja