El cheque del PSOE de verdad son 5.300 euros de deuda a cada español

No sólo es un escándalo que el PSOE y Podemos usen el dinero de todos para regalar cheques electorales a los jóvenes o a cualquier otro grupo de votantes, es que además es una farsa. Mandarles a los jóvenes el mensaje de que si votan al PSOE y a Podemos recibirán un cheque de 400 euros no es ya que sea la mitad de la película, no es ni la décima parte de la película.

X

Desde luego podríamos decir que un gobierno con las cuentas públicas totalmente descalabradas incurre en una irresponsabilidad intolerable poniéndose a regalar cheques con un dinero que no tiene. Esto es literal. El año 2018, cuando Sánchez llegó al poder a través de la moción de censura, España cerró con una deuda pública de 1.173 billones de euros. Actualmente la deuda pública española supera los 1.424 billones de euros. El gobierno no tiene dinero para pagar las escuelas y los hospitales. Para pagar las escuelas y los hospitales el gobierno tiene que pedir prestado dinero. Teniendo que pedir prestado el dinero para las escuelas y los hospitales, el gobierno se endeuda todavía más para emitir cheques electorales. Kiko Rivera gestiona de largo mejor el dinero que Pedro Sánchez.

X

Si hacemos un sencillo cálculo, durante la presidencia de Pedro Sánchez el PSOE nos ha endeudado en 251.000 millones de euros, esto significa que desde que Pedro Sánchez es presidente cada español debe 5.340 euros más que antes de su llegada a la presidencia. Por tanto ese es el verdadero cheque que el PSOE y Podemos están extendiendo a nombre de todos y cada uno de los españoles, un cheque en rojo por el que cada uno tendremos que pagar 5.340 euros, añadidos a toda la deuda anterior, que por otro lado sigue creciendo y creciendo. Es casi ridículo que se ofrezca a los jóvenes un cheque de 400 euros por un lado cuando por otro se les está endosando una deuda de 5.340 euros. Es un engañabobos. Un timo. Pero también una irresponsabilidad y un grave peligro.

X

El FMI acaba de anunciar una revisión a la baja de las previsiones del PIB de España para 2021. La previsión de crecimiento de nuestra economía baja del 6,2% al 5,7%, lo cual es una verdadera catástrofe. Podría parecer que crecer un 5,7%  en realidad es un buen dato, pero es que en 2020 el PIB de España experimentó una caída del 10,8%. Interesa tener en cuenta estos datos porque se nos dicen que somos el país que más va a crecer, cosa que tampoco es del todo cierta, pero en todo caso creceríamos después de haber sido los que más caímos, lo que nos lleva a la realidad en la que estamos. Si la riqueza española en 2019 consistiera en una caja de 100 naranjas, en 2020 la crisis dejó nuestra riqueza en sólo 89,2 naranjas. Crecer este año un 5,7% significaría acabar el año con una caja de 94,2 naranjas. Ni de lejos hemos recuperado la riqueza que teníamos en el años 2019, antes de la crisis. Nos faltan 5,8 naranjas para recuperarnos.

X

x

Por otro lado, hace sólo unas semanas el gobierno reiteraba unas previsiones de crecimiento para 2021 del 6,5%. Los Presupuestos Generales de 2021 los aprobó con unas previsiones de crecimiento del 9,8%. Todo esto es algo más que una acumulación de previsiones distópicas y disparatadas, los gastos se planean en función de estas previsiones de crecimiento. Es decir, si ya cumpliendo las previsiones nuestras cuentas estaban descalabradas, incumplir las previsiones nos lleva a un escenario catastrófico. Obviamente esto sólo se sostiene hasta que la UE y el Banco Central Europeo se cansen de tapar con el dinero de todos los europeos, comprando y avalando deuda española, todos los huecos que el PSOE y Podemos van generando.

X

Las previsiones del FMI tampoco son optimistas respecto al empleo y estiman que la tasa de paro española sólo bajará del 15,5% al 15,4% este año y tan sólo del 15,4% al 14,8% en 2022. Por supuesto eso ofrece pocas esperanzas respecto a la posibilidad de bajar del 40% la tasa de paro juvenil que tenemos. Eso sí, en vez de crear las condiciones para que tengan trabajo, el gobierno les ofrece a los jóvenes un cheque de 400 euros a cambio de una deuda de 5.300 euros. Y después nos preguntamos por qué el socialismo es un discurso hueco que sólo genera miseria.

X

x

 

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja