El dinero público como instrumento de dominación

En las últimas horas hemos conocido la voluntad del Gobierno de Navarra de poner en marcha una radio-televisión digital dedicada a llamar “verdad” y “bien” a todo lo que diga el Gobierno de Navarra, y “mentira” y “mal” a todo lo que le contradiga. En palabras del portavoz de Podemos, Mikel Buil, se trataría de un medio “con el objetivo de evitar las fake news”. Obviamente el gobierno no crea un medio para denunciar las mentiras del gobierno. O sea, un medio creado por el propio gobierno sería el medio más absurdo para denunciar las mentiras del gobierno. Se trata por tanto de un medio creado por el gobierno para controlar lo que dicen los medios que le llevan la contraria al gobierno. En un país libre, como decíamos ayer, son los medios lo que controlan al gobierno y no el gobierno el que controla a los medios. Si el gobierno entiende que tal o cual medio miente o atenta contra su honor lo que hace es acudir a los tribunales, unos tribunales independientes a ser posible. Este sería por tanto un primer ejemplo de cómo el dinero público, porque ese medio gubernamental lo tendríamos que pagar entre todos, es usado como un instrumento de dominación del gobierno. Por otro lado, si algo nos ha enseñado la pandemia, es que el mayor y más peligroso difusor de mala información es precisamente el gobierno.

x

x

También en las últimas horas hemos conocido la queja del alcalde de Tudela, de Navarra Suma, denunciando las advertencias que ha recibido del PSN por sus críticas al gobierno y preguntándose si es que algunas inversiones del gobierno en Tudela dependen de que deje de criticar al gobierno. Se trataría de un nuevo ejemplo de que el que sigue la línea que marca el gobierno recibe dinero, y el que se sale de la línea que marca el gobierno se queda sin dinero. El dinero público una vez más como instrumento de dominación al servicio del gobierno.

X

x

Aún cabría citar sólo en las últimas horas un tercer ejemplo, el anuncio de que el Parlamento de Navarra, a instancias del pentapartito, plantea una reforma para quitar los conciertos a la educación diferenciada. El dinero público sirve para pagar la Educación, pero siempre que se trate de un tipo de Educación que le guste al gobierno, con los valores y las creencias que quiera el gobierno, en el idioma que quiera el gobierno, desde la ideología que defienda el gobierno.

X

x

El que se sale de la línea se queda sin dinero. Pero no sin dinero público, sino sin SU dinero. Es decir, una vez más debemos recordar que el dinero público no existe. El dinero público es el dinero privado que el gobierno nos quita a través de Hacienda. El gobierno no paga los colegios, por ejemplo, con el dinero del propio gobierno, sino con el dinero que previamente se les quitado a las familias de sus ingresos. Cuando el gobierno recauda los impuestos no sólo recibe la financiación necesaria para pagar los colegios, sino también el poder para decidir la educación de los niños. El gobierno usa el dinero de la propia gente para educar a sus hijos en los valores, métodos e ideas del gobierno, aunque sean ideas, métodos y valores distintos, incluso contrarios a los de la gente que está pagando los impuestos.

X

Conviene por todo ello ir despertando a la realidad de que el gobierno hace algo menos y algo más que administrar el dinero público. El gobierno no paga nada con el dinero público, el dinero público es el dinero que nosotros previamente hemos generado, el dinero público es sólo dinero que era privado hasta que pasó al bolsillo del gobierno. El gobierno hace más que gastar el dinero público porque al dejarnos sin dinero no está garantizando la educación universal, sino garantizando que a la gente -salvo a los ricos- no le quede dinero para pagar la educación de sus hijos, lo que le convierte en dependiente de la educación que le quiera dar el estado. Quieren que el 50% de nuestro sueldo, ó el 70%, ó el 100% de nuestro sueldo se lo quede el estado para que no podamos hacer nada sin que nos lo pague el estado. Obviamente el gobierno decide si nos paga o no nos paga algo dependiendo de si le gusta o no le gusta al gobierno.

X

Podríamos discutir si el gobierno, al quitarnos cada vez más dinero a través de los impuestos, lo que está garantizando es la Educación o la Salud o nuestra dependencia del gobierno. Desde luego el gobierno dedica el dinero que nos quita a muchas más cosas que a Sanidad o Educación, como a crear medios que defiendan el discurso del gobierno. Tampoco está claro que el gobierno gestione la Educación o la Sanidad con la eficacia con la que lo haría si gestionara su propio dinero y no el nuestro. Lo que en todo caso parece fuera de toda duda es que el dinero público no está para que el gobierno, más allá de para prestar unos servicios a los ciudadanos, lo use como instrumento para la dominación de los ciudadanos. Nos pagan las cosas con el dinero que antes nos quitan y nos dejan cada vez con menos dinero para depender cada vez más del gobierno. Y encima parece que nos hacen un favor cuando nos pagan con nuestro propio dinero la educación o la televisión que han decidido ellos. O deciden que el dinero que previamente nos han quitado se invertirá en nosotros o en otros según seamos más o menos críticos con el gobierno. En un país libre tiene que ser la gente la que decida en qué se gasta el dinero el gobierno y no el gobierno el que decida en qué se gasta el dinero la gente. El que no vea que el gasto público puede ser necesario para algunas cosas, pero también un instrumento de dominación al servicio del gobierno, es que si no en un sentido literal en uno intelectual está tuerto.

X

x

 

 

Comentarios (1)
  1. Josetxo says:

    El estado demonio .. te roban tu dinero,implantan sistemas ineficaces de gestión (estatal), lo usan en lo que les parece sin importar tu criterio, se meten en asuntos opinables y no respetan tu libertad. Y luego encima en cosas opinables te dicen que ese dinero tuyo no puede usarse para asuntos que tu quieres optar.
    Robo , expolio que nos convierte en borregos

    ¿Te gusta? Thumb up 2 Thumb down 0

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Dar de baja