Se acabó la pandemia. Todas las medidas limitativas de derechos, ¿no deberían desaparecer de inmediato?

Salud declara que podemos estar ante el fin de la pandemia en Navarra. Estamos perdidos, podrían pensar algunos. El último informe epidemiológico del Departamento de Salud, sin embargo, señala que “Salvo que aparezcan nuevos factores inesperados, podemos estar ante la finalización de la situación pandémica en Navarra“. Esto no significa, aclara Salud, que el COVID-19 vaya a dejar circular definitivamente, sino que se incorporará a la lista de infecciones que circulan de forma endémica o en epidemias estacionales: “No es descartable que el COVID-19 pueda ocasionar ondas en otoño o invierno, pero probablemente tendrán un impacto en la salud progresivamente menor gracias a la alta cobertura vacunal y a la aplicación de otras medidas preventivas por la población”.

x

x

Es evidente que en otros momentos, particularmente tras una medida tan extrema como el confinamiento domiciliario de 2020, se ha logrado reducir a niveles similares el número de contagios, sólo que esta vez en Salud aseguran que debería ser distinto, que la vacuna debería terminar de hacer su labor y que no deberían repetirse nuevas olas de contagios de la severidad de las anteriores.

x

x

A este respecto, el citado boletín informativo aporta algunos datos respecto a la eficacia de la vacuna en Navarra. Por cierto, se indica también que la cepa Delta es ya la responsable del 99% de los contagios, aunque las vacunas estarían arrojando los siguientes resultados:

x

“La efectividad promedio de las vacunas de COVID-19 en Navarra se estima en el 62% con una dosis y el 73% con pauta completa para prevenir casos sintomáticos, y en el 80% con una dosis y el 92% con vacunación completa para prevenir ingresos hospitalarios por COVID-19. La efectividad de la vacunación completa para prevenir ingresos en UCI y defunciones supera el 90%. La efectividad de las vacunas para prevenir todas las infecciones, incluidas las asintomáticas, es algo inferior: del 55% con vacunación parcial y del 69% con pauta completa”.

X

Los datos de vacunación, a su vez, muestran que entre la población de Navarra de 12 años y más, el 89% ha recibido alguna dosis y el 87% tiene la vacunación completa. Por encima de los 50 años la vacunación es casi del 100% de los navarros.

X

Todo lo anterior invita a preguntarse por el sentido de las restricciones y si el anuncio del fin de la pandemia no debería ir acompañado en paralelo por el fin de todas las restricciones limitativas de derechos fundamentales. ¿Tiene seguir imponiendo a todos los colegios la jornada continua tras este anuncio, por ejemplo? Es decir, se trata de algo que ya no tenía sentido antes y que muy discutiblemente tenía nada que ver con la situación sanitaria, ¿cómo se justifica entonces ahora?

X

Los datos de vacunación también señalan, por ejemplo, el absurdo de tratar de imponer obligatoriamente la vacuna. Es decir, si casi el 90% de la población de la población mayor de 12 años está vacunada, y casi el 100% de los mayores de 50, ¿cuál sería el sentido de hacer la vacuna o obligatoria? Si hubiera un 50% de la población que no quisiera vacunarse podría haber un problema. Si hay un 5% de la población que no quiere vacunarse no lo hay. Es decir, como mucho lo habrá para los que decidan no vacunarse o a la inversa, pero no hay con esto un problema o una amenaza social. La inmunidad de rebaño no se va a alcanzar o dejar de alcanzar por un 5% más o menos de vacunados. Habría además que escudriñar cuántos tienen inmunidad natural por haber pasado ya la enfermedad o cuál es la razón por la que no se vacunan. Si los datos respaldan la eficacia y seguridad de las vacunas bastará con el tiempo y la consolidación de esos datos para que se vacunen si quieren, o para que no lo hagan bajo su responsabilidad, como por otro lado hacen los vacunados. A fin de cuentas si se lee la letra pequeña aquí nadie se hace responsable de las vacunas salvo los vacunados.

X

x

Gran noticia por tanto que se declare el fin de la pandemia, pero si con la pandemia llegaron paralelamente una serie de limitaciones graves a los derechos, paralelamente con el fin de la pandemia debería llegar el fin de esas limitaciones. O habrá que concluir que esas limitaciones son un abuso del gobierno que nada tiene que ver con la pandemia.

X

x

 

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja