La manera de hacer periodismo de Público

He aquí una noticia que no sólo es una noticia, sino un reflejo de nuestro tiempo. ¿Recuerdan ustedes, en plena campaña electoral de Madrid, las cartas amenazantes con balas que recibieron Pablo Iglesias y Marlaska (más tarde también Ayuso), así como la que recibió la ministra Reyes Maroto con una navaja ensangrentada? Pues bien, de los autores de las cartas a Iglesias y Marlaska no sabemos nada, pero de la de Maroto lo sabemos ya todo. Y por tener, y esta es la noticia, tenemos hasta una sentencia al respecto, pero no referida al autor de las amenazas, sino al diario Público.

X

Del autor de la carta amenazante a la ministra Maroto, navaja ensangrentada incluida, en realidad se sabe todo desde el principio, ya que el autor de la misma era un pobre perturbado que añadió su nombre real en el remite. Se trataba de un hombre de 65 años no sólo con problemas mentales, sino que ha tenido un cáncer de garganta, perdió todos los dientes y no es apenas capaz de hablar. Además no es la primera vez que manda cartas de este estilo y puede que no sea la última, según reconocía su propio abogado. Todo ello no impidió que el diario Público intentara relacionar a esta persona con VOX asegurando que era pariente de Iván Espinosa de los Monteros. Aparte de su mutua relación con Adán y Eva, resulta que el autor de la carta tenía una tía que era tía abuela segunda de Iván Espinosa de los Monteros.

X

El artículo de Público sumió en un notable ridículo a este medio no sólo por lo forzado del intento de meter a Espinosa de los Monteros como fuera en el asunto, sino porque al final un hermano del autor de la carta concedió una entrevista en la que reveló que era votante de Podemos. Pero la cosa no quedó sólo ahí para público.

X

Espinosa de los Monteros llevó el asunto a los tribunales porque Público, encima, se negó a publicar una nota de rectificación, titulada “El diputado de VOX Espinosa de los Monteros no es pariente del autor de la carta con la navaja a la ministra Maroto”. Pues bien, Espinosa de los monteros mostraba ayer la sentencia estimando su demanda y condenando a la sociedad editora de Público a publicar la rectificación dándole la misma relevancia que a la noticia rectificada, además de condenarle también a pagar las costas del proceso.

X

x

En realidad es todo muy absurdo porque aunque Espinosa de los Monteros fuera el hijo o el hermano del autor de las amenazas eso no le haría en absoluto culpable ni corresponsable de las mismas. ¿En qué sistema judicial se condena además de al culpable de algo a sus familiares? Puesto que todos los delincuentes tienen familia, más tarde o más temprano acabaríamos todos en la cárcel, cuánto más si el grado de parentesco es una tía que es tía abuela segunda de otro. Es más, la directora de Público puede ser tía abuela segunda de una serie de personas de conducta intachable y una sinceridad a prueba de bombas, o de navajas ensangrentadas.

X

Todo lo sucedido resulta muy revelador de los decadentes y desbarajustados tiempos en que vivimos porque vemos que los medios no sólo a menudo se convierten en trincheras escasamente dedicadas a informar, siquiera de forma selectiva y parcial, sino que niegan el derecho de réplica o actúan con manifiesto desprecio a la verdad. Vemos también que todo vale contra determinados partidos. Y vemos también que de todas las cartas amenazantes que tanto dieron que hablar en la campaña electoral de Madrid, en todos los casos seguimos sin saber nada respecto a sus autores menos en uno, que es este, y en el único del que sabemos algo resulta que el autor era un perturbado y votante de Podemos, también es casualidad. Por supuesto la carta amenazante recibida por la ministra recibió un nivel de repercusión que después no tuvo la revelación de la identidad del autor, o que era votante de Podemos. La sentencia favorable a Espinosa de los Monteros, con toda probabilidad,  tampoco tendrá el mismo nivel de repercusión.

X

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (14 votos, media: 4,93 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja