El Defensor del Pueblo respalda a las familias de los Jesuitas de Tudela

El Defensor del Pueblo de Navarra, mediante una resolución, ha respaldado a las familias en lista de espera para 1º de la ESO en el Colegio San Francisco Javier de Tudela. El autoritario Gimeno ha vuelto a actuar limitando la oferta concertada del colegio, negándose a aprobar la apertura de una nueva línea y dejando a 27 familias sin poder acceder a una plaza.

El Defensor del Pueblo de Navarra recomienda al Consejero de Educación que analice la solicitud de las familias y resuelva expresa y motivadamente conforme a la ley y la jurisprudencia, ponderando el conjunto de derechos concurrentes, y si la resolución acuerda la ampliación por no existir motivo jurídico válido para su denegación, proceda a la admisión del alumnado que lo haya solicitado en la nueva línea que se abra conforme al baremo establecido.

x

El Defensor cita en su resolución abundante legislación y jurisprudencia reconociendo la libertad de elección de centro por los padres, centro que puede ser un centro distinto a los creados por los poderes públicos. Además, los centros sostenidos con fondos públicos, donde están los centros concertados y los de titularidad pública, convergen en un sistema dual en el que ambos tipos de centros coinciden en la relevante prestación de servicio público de una enseñanza obligatoria y gratuita, y donde no se otorga a los centros privados concertados de un carácter secundario o accesorio respecto de los centros públicos. Asimismo, añade que el Tribunal Supremo ha declarado que, presentada la solicitud de ampliación de unidades escolares concertadas, la administración educativa debe justificar mediante razones concretas, explícitas y suficientemente motivadas y acreditadas su denegación, sin que baste acudir a denegarlo a fórmulas estereotipadas o juicios de valor carentes de todo sustento, no bastando tampoco con invocar a la potestad de planificación. A la vez debe valorar el incremento sobrevenido de la demanda de plazas escolares respecto a la de años anteriores. Y cada solicitud de ampliación requiere de su análisis individual y de una resolución administrativa aplicable ad casum.

x

Las familias han querido expresar su satisfacción con la resolución del Defensor del Pueblo de Navarra, la cual reconocen que no es vinculante para la administración, “aunque nos confirma que nuestra petición está reconocida por la legislación y la jurisprudencia”. Es por ello han solicitado al consejero de Educación que antes del 20 de septiembre, fecha límite para poder hacerlo en este curso, aumente la ratio de las unidades educativas de 1º ESO en Jesuitas Tudela para las familias que así lo deseen, y evitar de este modo “un posible procedimiento judicial”.

X

Lamentablemente las familias navarras llevan ya varios años padeciendo todo tipo de recortes en la libertad educativa y el derecho a la educación, salvo que entendamos libertad educativa como la posibilidad de tomar sólo las elecciones que tomaría el pentapartito. Lamentablemente también Gimeno no es sino una cara nueva para una misma política heredada de imposición. Da igual que sea el adoctrinamiento en la ideología de género, la jornada, la libertad religiosa, el modelo educativo, el modelo lingüístico o la elección de centro. Por donde pisa Gimeno no crece la libertad. Y donde menos le interesa la libertad al gobierno es en el ámbito de la Educación.

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja