Carnaza informativa: los más ricos sólo pagan un 3,4% de impuestos

Periódicamente los medios nos deleitan con noticias que inciden en la idea de que los ricos no pagan impuestos. Ergo los ricos son muy malos, el mundo es muy injusto, podría haber un gasto público mucho mayor si los ricos pagaran la parte que les toca, no es que el gobierno gestione mal sino que sólo pagan los de abajo, etc, etc, etc. La noticia más reciente de este estilo es la de que los 25 más ricos de los EEUU, según una serie de datos fiscales filtrados, pagan una insignificancia de impuestos.

X

x

Evidentemente ante este tipo de noticias el lector promedio es normal que experimente un fuerte sentimiento de indignación, ya que el lector promedio quizá no sabe lo que pagan los ricos, pero sabe perfectamente lo que paga él, que es un Congo y parte del otro. Espera por tanto que a los ricos les suceda lo mismo y se convierte en carne de cañón de cualquier discurso populista cuando se tropieza en cualquier medio con este tipo de titulares.

x

Naturalmente hay truco. Como casi siempre en este tipo de noticias. Por supuesto, no obstante, este es el tipo de noticias que después jamás se comprueban ni se desmienten. Por el contrario, van dejando un poso que se convierte en terreno abonado para cierto tipo de discursos. ¿Pero dónde esta el truco?

X

X

El cuadro anterior es el que ha publicado Propublica, el medio del que parten todo el resto de informaciones. Casi ninguno de los medios que después repercuten la noticia recogen este cuadro. No obstante, si observamos con detenimiento este cuadro observamos una cosa curiosa. En primer lugar aparece el incremento de la riqueza de cada sujeto (Wealth growth). En segundo lugar los ingresos declarados (income reported), en tercer lugar los impuestos pagados (total taxes paid) y en cuarto lugar el porcentaje que representan esos impuestos pagados sobre la riqueza de los sujetos (true tax rate), en todos los casos un porcentaje muy bajo. La tergiversación de este último dato consiste en relacionar los impuestos pagados no con los ingresos, sino con la riqueza total o el patrimonio.

X

Imagínese que usted tiene una casa o unas acciones con un valor 100. El año que viene puede que la casa valga 200. De todos modos usted no pagará impuestos, aunque la casa doble su valor, mientras no venda la casa. En el momento en que venda la casa lo que era patrimonio pasa a convertirse en un ingreso y entonces ahí es donde le cruje hacienda.

X

Sucede lo mismo con unas acciones. Usted puede tener unas acciones con un valor 100, pero no paga impuestos hasta que las vende y materializa una ganancia. Entre otras cosas porque hasta que no vende las acciones y materializa la ganancia no se sabe cuál es la ganancia. O sea, unas acciones que hoy valen 100 mañana pueden valer 150, pero también puede suceder que valgan sólo 50.

x

Cuando por el contrario observamos lo que nuestros bienamados ricachones han pagado en impuestos en relación con los ingresos que han tenido (porque han vendido casas, o acciones, o cobrado dividendos, por ejemplo), entonces vemos que lo pagado en impuestos frente a lo ingresado oscila entre el 20% y el 30%, unas cifras mucho más acordes a lo esperado de un millonario aunque sea estadounidense o andorrano y por supuesto lejanísimas del 0,1% o el 3,27% de las noticias que se han ido viralizando. Seguramente es perder el tiempo intentar buscar una definición para esta forma de construir noticias indignantes que supere a la de John Müller, que califica como “carnaza informativa”. Pues eso. El problema es que para detectar la carnaza hay que ir a contrastar la información a medios cada vez más escasos y alternativos. Desde Forbes hasta El Economista, qué vamos a pedir por debajo de eso, se viraliza el bulo hasta donde pone “Toledo”. Hasta los medios presuntamente más serios se tragan todos los bulos que afectan a la mala imagen de los empresarios con éxito, salvo que seamos malpensados y en vez de víctimas de la desinformación pasemos a considerarlos cómplices de la misma.

X

x

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,43 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja