Es necesario manifestarse en la calle contra los indultos

Cuando el gobierno nos maltrata o pisotea la Justicia los recursos de los ciudadanos en una democracia son limitados. Limitados aunque poderosos. Por lo menos no despreciables por completo. El gobierno manda mucho, cada vez más, pero no tanto como para poder ignorar completamente y constantemente la indignación de los españoles. Entre las cosas que se pueden hacer para defenderse de las agresiones del gobierno está el ir a votar, pero esto sólo pasa de vez en cuando. Votar es de hecho el último paso. Antes hay que trabajar el resultado y en este sentido son más cosas y anteriores las que pueden y deben hacerse. La comunicación, expresar y explicar la disconformidad o la indignación con el gobierno es otro poderoso instrumento. Un instrumento que se puede ejecutar a través de las redes sociales, a través de blogs o confidenciales, o hasta donde se pueda a través de las conversaciones particulares. Otro instrumento son sin duda las movilizaciones en la calle, que además hoy es el caso que nos ocupa.

X

La anterior vez que el PSOE estuvo en el poder, con Zapatero alojado en la Moncloa, fueron varias e importantes las movilizaciones contra el gobierno. No se pueden desdeñar las que congregaron multitudes contra la negociación con ETA. Aquellas movilizaciones contra la Pax Etarra visualizaron un clima de descontento que no era visible a través de los medios, la mayoría de ellos afines al gobierno. Los que entonces eran enemigos de la paz por no querer pagar un precio a ETA a cambio de que ETA les dejara vivir ahora son enemigos de la concordia. Hasta el día en que hay unas elecciones no es fácil medir el descontento contra el gobierno. Mientras cada descontento permanece silencioso y solo en el sofá de su casa se puede sentir como el único descontento de España. Las grandes movilizaciones ayudan a deshacer ese hechizo. Animan a los propios descontentos y envían un mensaje al gobierno. Cualquier partido sabe que movilizar multitudes es complicado y por tanto arriesgado. Hace falta un determinado clima y un apreciable nivel de apoyo para lograrlo. Cuando el gobierno ve movilizarse una multitud contra él tiene buenos motivos para ponerse nervioso.

X

No se puede renunciar por tanto a la movilización social para combatir al gobierno. Es por ello natural que ya haya surgido una convocatoria para protestar contra los indultos la cual convoca a los españoles a manifestarse el domingo día 13 de junio a las 12, en la madrileña Plaza de Colón. La plataforma convocante es Unión 78, asociación que se presentó hace alrededor de un año y cuyas cabezas visibles son Rosa Díez, Fernando Savater o María San Gil. En las presentes circunstancias da un poco igual el nombre o los convocantes, como si convoca la Asociación Nacional del Plátano. Tampoco importan demasiado los asistentes, salvo por el número. Lo relevante en este asunto es el porqué de la convocatoria. Se convoca o se acude por la causa y no por la compañía. En este sentido resulta celebrable que se hayan sumado a la convocatoria VOX, PP y Ciudadanos. Entre foto y foto de Colón quedan sin embargo imágenes como estas:

x

Sin duda la campaña contra la segunda foto de Colón la tiene medio hecha la izquierda, pero por eso mismo también medio perdida. Para empezar la foto de Colón de 2019, pese a sus detractores, frenó el proyecto de crear unas instituciones representativas alternativas, antidemocráticas, sin oposición, para formar una mesa de negociación bilateral entre España y Cataluña, con un relator como mediador. Por otro lado, ¿en qué clase de país podrían plantearse cuestiones como esta, o como las que se plantean ahora, sin que hubiera oposición? Como poco le debemos todos a nuestro país no dar la imagen de que no hay oposición popular ante semejantes pretensiones.

X

Obviamente la concordia no tiene nada que ver con los indultos a los golpistas. Si uno indulta violadores no está por la concordia entre violadores y violadas, sino por la impunidad de lo delincuentes. Afortunadamente los violadores no tienen un partido político para que puedan cambiar escaños por indultos. Ahora va a resultar que los amantes de la concordia son los que han sacado de sus tumbas a Franco, Mola o Sanjurjo. Los nostálgicos de la URSS. Los que llaman fascista a todo el que no piensa como ellos. Los que no condenan la violencia contra sus rivales políticos. Los condenados por sedición. Los secuestradores eméritos. Si en algún lugar hay afán de concordia, será sin duda en el exterior de este grupo.

X

Cabe sospechar además que el indulto a los golpistas catalanes no sería el único, lo que añade más motivos si cabe a la convocatoria. ¿Por qué iba el PSOE a indultar a los golpistas catalanes y no a los etarras cuando necesita tanto el apoyo de ERC como el de Bildu? A lo mejor la fórmula con los etarras es otra, pero con el mismo resultado. Para empezar ya los han acercado a todos al País Vasco y Navarra y se ha transferido la competencia de prisiones a la CAV. El límite de Sánchez para seguir en el poder es ninguno.

X

Los indultos, además, no los indultos en general sino estos en particular, son un auténtico atentado contra el estado de derecho. No son indultos, son autoindultos. Se los da una parte del gobierno a otra parte del gobierno. Con estos indultos el PSOE crea un estado de impunidad para sus socios de gobierno. Los socios de gobierno del PSOE quedan fuera de la ley y de la acción de la Justicia. El estado de derecho deja de tener sentido ante un hecho tan grave, más aún cuando los delitos cometidos son otro atentado contra la existencia del estado de derecho y de la nación. No hablamos de unos robagallinas o de un padre que mató al violador de su hija. Estos indultos ni tienen como precedente al arrepentimiento de los golpistas, que por el contrario amenazan con repetir sus delitos, ni como consecuencia la concordia y la convivencia. Quienes exigen estos indultos y quienes se benefician de ellos son rupturistas, lo único que persiguen por tanto estos indultos es comprarle a Sánchez dos años más de estancia en la Moncloa. No sólo la España que se opone a los indultos ve la disposición del PSOE a tragar con lo que sea. También los enemigos de España ven exactamente igual la disposición del PSOE a tragar lo que sea, por lo que los indultos no serán ni lo peor ni lo último que veamos tragar al PSOE. Es por ello que contra la abyección de este gobierno hay que luchar con todos los instrumentos legales y morales, el derecho de manifestación incluido.

X

 

Comentarios (1)
  1. ENDIKA says:

    Estamos en una nueva “transición”. Desde que las generaciones que vivieron la contienda sellaron la reconciliación y la paz mucho antes de que la Transición finiquitara la dictadura y sellara con un pacto oficial la senda política que ya la sociedad había iniciado desde finales de los años sesenta. Una “transición” modélica que la deriva del actual PSOE (si se puede llamar así) ha quebrado y hundido . De nuevo se impone la apertura política en pleno régimen sociocomunista, que ha roto la convivencia, la libertad y la eficacia en el gobierno de la nación. Hay que recobrar el consenso de los demócratas, restaurar el Estado, armonizar la libertad, romper la “ley electoral”, la desigualdad entre autonomías y combatir con sinceridad y rotundidad el separatismo.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 6 Thumb down 0

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja