El bulo de VOX sobre los 4.700 euros al mes que cuestan los menas

Las agencias de verificación de datos tuvieron ayer un día duro con un cartel electoral de VOX. Dicho cartel, como ustedes pueden ver, contrapone el coste de mantener a un mena con la pensión que cobran muchas de las abuelas españolas. Interesa por lo demás, como se verá, ceñirse lo más posible a literalidad del cartel.

x

Sólo ya hablar VOX de menas parece ser que saltaron todas las alarmas de las grandes corporaciones que manejan las redes sociales, e inmediatamente a los usuarios les empezaron a saltar avisos con la calificación de bulo relativa a esa afirmación. El “bulo” de VOX rápidamente se convirtió en tendencia y la mayoría de los medios se hicieron eco de la discusión.

x

X

Irónicamente, al leer por ejemplo la alerta de newtral.com (la “objetiva” web fundada por Ana Pastor), sucede una cosa bastante curiosa, y es que el desmentido básicamente confirma la afirmación de VOX.

X

El desmentido, pese a que VOX utiliza datos oficiales de la Comunidad de Madrid para sostener su afirmación, se sustenta básicamente sobre dos puntos: que es difícil calcular lo que cuesta mantener a un mena, por lo que siempre nos moveremos en cifras promedio, y que el dinero que cuesta mantener un mena no es una cantidad que se le entrega en efectivo al mena.

X

 “96,1 millones para mantener todos los centros madrileños en 2020

Lo mismo ocurre si dividimos el gasto para mantener el funcionamiento de todos estos centros, 96,1 millones en 2020, según apunta la Comunidad de Madrid, entre las 1.903 plazas disponibles para atención residencial de todos los menores, extranjeros o nacionales. El resultado de ese cálculo son 4.200 euros al mes por plaza para cualquier menor, sin embargo, desde prensa de la Comunidad de Madrid expresan que “eso no es lo que cuesta realmente un recurso”. 

“Hacer esa media te da un coste por plaza, pero en ese coste habrá recursos que cuesten mucho menos y recursos que cuesten mucho más. No cuesta lo mismo un centro de acogida que un centro especializado en adicciones y en enfermedad mental. Va a depender de los servicios que ofrece el centro, no de a quién se les ofrece”, añaden.

[…]

Los menores no reciben dinero: son gastos para su atención y cuidado

La Asociación Diagrama reitera que el dinero que se puede consultar en el Portal de Contratación de cada uno de estos convenios no es el que recibe cada menor, sino el que se le asigna a su atención integral. “En este sentido, la asignación de cada menor para gastos propios es de 20 euros a la semana”, alegan. “El resto son los gastos derivados de su atención”.

X

Como puede apreciarse, la naturaleza de los desmentidos resulta bastante endeble. Obviamente damos por hecho que hablamos de citas aproximativas o promedios. No se quiere decir que todos los menas cuesten lo mismo y que la cantidad que cuestan son 4.700 euros cada uno, ni que todas las abuelas cobran una pensión de 426 euros. Sin embargo, resulta llamativo que la propia rectificación hable de 4.200 euros en vez de 4.700, recalcando la dificultad de precisar el dato. En este sentido el desmentido se parece un poco al de quien desmiente que el asesino fuera Mengano, que matara con un cuchillo a 17 personas y que llevara una gorra roja, porque sólo mató a 16 y la gorra era naranja. La otra parte del desmentido tampoco tiene mucho sentido, porque VOX no dice que los 4.700 euros se les entreguen en efectivo a los menas, sino que es lo que nos cuesta cada mena, dato que contrapone a la pensión que cobran algunas abuelas. Por si acaso la Fiscalía va a estudiar si el cartel de VOX pudiera constituir un delito de odio; pero no de odio a VOX, por supuesto. Este delito no existe ni con ladrillos de por medio.

X

Más allá del caso concreto, o incluso si la publicidad es atinada o tiene o no tiene razón VOX, lo cierto es que una vez más queda de manifiesto la farsa de las agencias de verificación.

X

Por un lado porque o una agencia de verificiación comprueba la veracidad del 100% de las noticias o no es una agencia de verificación objetiva. O sea, si se verifica el 100% de los datos que aporta VOX pero no el 100% de los datos que aporta Podemos no tiene sentido hablar de una verificación objetiva. Por lo demás el panorama informativo es demasiado amplio para que una web pueda verificar el 100% de la información que se produce. Por tanto hará una selección. Pero como toda selección es subjetiva, hacer una selección ya introduce un sesgo. Entonces no hablamos de una verificación objetiva. La lupa que tienen encima unos no puede ser mayor que la lupa que tienen encima otros y a menudo en las agencias de verificación todo es tan absolutamente subjetivo que no existe siquiera ni una apariencia de objetividad.

X

Por otra parte, está la cuestión de quién verifica al verificador. Por no mencionar al hecho de que la fundadora de newtral.com, por ejemplo, sea una presentadora de la Sexta, casada con otro presentador de La Sexta. ¿Cómo verifica newtral las informaciones de Ana Pastor, las de su marido o las de la cadena que les paga el sueldo?

X

Casi siempre además todo es susceptible de ser opinado e interpretado. A unos datos se pueden contraponer otros. Un estudio desmiente a otro estudio. El proceso de verificación es casi infinito. El verificador simplemente opone un discurso o unos datos opinables a otro discurso  u otros datos opinables. El verificador tiene que ser al final el lector y no el medio que está leyendo el lector, aunque se presente como un medio verificador. No tiene sentido bajar las defensas ante un medio sólo porque se autodenomine como objetivo o verificador.

X

Las agencias de verificación son además un trampantojo mediático más. Todos los medios nos dedicamos todos los días con más o menos acierto a verificar las declaraciones de los políticos y la actualidad, en eso consiste el análisis político. Las agencias de verificación no son más agencias de verificación que cualquier medio verificado por ellas. Como los medios adolecen actualmente de una notable falta de credibilidad, se han inventado las agencias de verificación como si estas estuvieran compuestas por una arcilla traída de otro planeta. Cabe sospechar que en algunos casos, de hecho, la instancia verificadora no es más que un tentáculo de tal o cual medio paro reafirmar sus datos y descalificar los de sus contrarios.

X

A las grandes corporaciones que controlan las redes sociales, por lo demás, se les ve entusiasmadas con este trampantojo de las agencias de verificación para poder contrainformar o aplicar la censura basándose en la supuesta objetividad de Ana Pastor verificadora en vez de en Ana Pastor presentadora de la Sexta. Las agencias de verificación son unas meras cachiporras mediáticas. Hay que tomarse lo que dicen las agencias verificadoras con el mismo espíritu crítico con el que nos tomamos lo que dice cualquier medio. Ni más ni menos porque en el fondo no son algo distinto. En 1984 al ministerio encargado de mentir a la población se le llamaba Ministerio de la Verdad. Alternativamente se le podía haber llamado también La Agencia Central de Verificación.

X

 

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (18 votos, media: 4,78 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja