El fascismo de verdad es Podemos. Este sería el resumen rápido de lo que sucedió ayer en Vallecas, donde la ultraizquierda intentó reventar un acto electoral de VOX. La violencia contra VOX pone en desventaja a VOX: lógicamente la gente evita ir a sitios donde le pueden tirar piedras. Naturalmente siempre hay héroes que van, pero son muchos más los que no van. Si hay un partido que no puede hacer campaña electoral con normalidad, la democracia no es tal.

X

Para comprender lo sucedido ayer es preciso subrayar que no es Polonia la que invade Alemania, parafraseando a Pablo Iglesias. Son los ultraizquierdistas los que van a un acto de VOX y no VOX el que va a un acto de los ultraizquierdistas. No existe un lugar de Madrid en el que VOX no tenga derecho a hacer campaña. La tesis de que hay barrios que son de la ultraizquieda y que los que no son de ultraizquierda no pueden hacer campaña allí es la tesis de Batasuna. El problema es que esto no es lo que pregonan cuatro locos sino lo que, como se vio ayer, respalda toda la cúpula de Podemos, o sea medio Consejo de Ministros. Como decíamos hace sólo unos días puede haber simpatizantes violentos y desquiciados de cualquier partido, lo intolerable es que un partido simpatice con los violentos y desquiciados. Vaiekas es Alsasua. Hay zonas en las que sólo la izquierda puede hacer campaña electoral. En una democracia no se puede ir a un sitio donde se vota a la izquierda a pedir el voto para la derecha. Iban provocando. La doctrina de la minifalda aplicada a VOX.

x

x

x

x

x

x

Algunos políticos, medios y “cuentas influyentes” de la izquierda alteraron ayer totalmente la secuencia cronológica de los hechos. Primero, como se ha mencionado, es la ultraizquierda la que acude a un acto de VOX y no a la inversa. Segundo, antes ocurren los lanzamientos de objetos y después las cargas de la policía. Para cuando la policía cargó ya se habían lanzado muchos objetos contra los simpatizantes de VOX que acudían al mitin y había varias personas agredidas y heridas. Si primero hubiera cargado la policía, los lanzadores de objetos se hubieran quedado muy lejos para poder alcanzar el estrado. Es más, la distancia a la que estaban los boicoteadores del acto es otro elemento esencial de este caso.

X

A la vista de la escasísima distancia de los asistentes a la que la policía dejó llegar a los reventadores (como sucedió en Cataluña con los Mossos), Abascal bajó al comienzo del mitin del estrado para medir esa distancia con un resultado de 18 pasos. Es intolerable que el Ministerio del Interior de Marlaska deje que los reventadores de un acto se acerquen a tiro de piedra de los intervinientes en el mitin. Y efectivamente las piedras y las agresiones no tardaron en llegar.

X

x

x

Podemos es la Batasuna del sur

Hay un poso de odio, violencia e intolerancia en la izquierda que ya no se puede disimular. El que te llama fascista normalmente quiere tirarte una piedra a la cabeza. Pero es que yo no soy fascista. Razón de más para que el otro insista tanto en lo fascista que eres. Es que no sólo quiere tirarte una piedra, es que quiere romperle la cabeza y además quedar como un héroe. ETA llamaba fascista a toda la gente que quería matar. Era su coartada para matar. La organización antifa más importante de España ha sido la ETA. La extrema izquierda no hace ahora más que copiar la estrategia de ETA para legitimar su violencia. Había quien decía que si Podemos llegaba al poder tampoco iba a pasar nada. Pues sí pasa. O Podemos, o piedra. Nos jugamos que toda España se convierta en Alsasua.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

   Dar de baja