El apoyo a los presos de ETA en la Vuelta al País Vasco

COVITE denunciaba hace unos días la presencia de pintadas de apoyo a ETA y sus presos en el recorrido de la vuelta ciclista al País Vasco, que se disputa estos días.

X

x

El hecho de las pintadas en sí naturalmente resulta reseñable y denunciable, pero más aún a la vista de las distintas varas de medir respecto a lo que se permite en el deporte y lo que no. También estos últimos días, por ejemplo, se ha desatado un encendido debate por las supuestas palabras racistas de un futbolista blanco a otro negro durante un partido entre el Cádiz y el Valencia. El jugador negro abandonó el campo y todo su equipo se fue detrás, aunque posteriormente el partido se volvió a reanudar. El jugador señalado como racista niega las acusaciones, declara que cuando el Valencia se retiró del campo “yo estaba en estado de shock porque se me acusaba de una cosa que no soy”, y denuncia estar sufriendo “un linchamiento sin pruebas”, añadiendo que “No sé si se lo ha inventado o si lo ha entendido mal. Yo no dije negro de mierda'”. La Liga ha iniciado una investigación.

X

Cuando lo que se produce es un incidente racista en un deporte, real, inventado o malinterpretado, se produce una conmoción. Se detiene la disputa deportiva. Los deportistas paran. Hay un debate social. Los medios se hacen eco. Las redes linchan al acusado, con o sin razón. Esto no sucede sin embargo cuando lo que aparece es un mensaje de apoyo a ETA. Los mismos que tachan de intolerable el episodio racista normalizan y banalizan el apoyo a ETA en una carrera ciclista. Alguien podría pensar que estamos listos si por estos lares hay que parar cada evento deportivo, popular o festivo en el que aparece una expresión de apoyo a ETA y sus presos. Estaríamos todo el día paralizando eventos. En realidad, esta forma de argumentar viene a reconocer que el apoyo a la violencia nacionalista es mucho más grave en nuestra sociedad y está mucho más normalizado que el racismo. El destierro de la violencia nacionalista, precisamente por ello, debería ser la principal prioridad en esta tierra por gravedad, intensidad y extensión. La violencia nacionalista, por otro lado, en el fondo tampoco resulta del todo ajena al racismo.

X

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

   Dar de baja