¿Tiene alguna lógica el confinamiento perimetral foral?

A la pregunta de si el confinamiento perimetral tiene alguna lógica, la Unión Europea responde que no, o al menos no mucha coherencia. Los turistas extranjeros pueden ir a Madrid o a Baleares, pero usted no. Todo esto invita a pensar un poco sobre la lógica del confinamiento perimetral.

X

x

En el caso de Navarra, en realidad de todas las comunidades, el confinamiento perimetral ha pasado a ser un estado permanente. La presidenta Chivite declaraba en las últimas horas que no descarta ampliar las restricciones y que “lo que más nos puede preocupar sobre todo es la incidencia que tiene que ver con la ocupación hospitalaria”. Según los datos de ayer del Ministerio de Sanidad, sin embargo, en Navarra la ocupación hospitalaria por el COVID es del 4,32% y de camas UCI del 13%. No parece una enorme presión y desde luego es una presión muy lejana a la de otros momentos de la pandemia. ¿Qué sería una presión baja si el 4,32% y el 13% no lo es? El caso es que aunque los contagios, los fallecimientos y las hospitalizaciones bajen, las restricciones no bajan. Las restricciones sólo pueden o mantenerse o aumentar. El confinamiento perimetral, por ejemplo, es ya nuestro estado natural.

X

Hace unos días, no obstante, se publicaba el dato de que el 67% de los casos en Navarra son responsabilidad de la cepa británica. Nótese la paradoja de estar sometidos a un severo e inflexible confinamiento perimetral intraespañol para que después la que se nos coma sea una cepa británica.

X

x

Obviamente el control de fronteras podía haber jugado en otro momento un papel determinante en el control de la pandemia. Cuando se planteó ese control muy al principio de los contagios, sin embargo, nuestro maravilloso gobierno perimetral decía que controlar los viajes desde China era xenofobia. También nos decía que había que hacer vida normal después de haber estado en países de riesgo o incluso con personas contagiadas. No luchaban contra la pandemia sino contra la “discriminación” y la “xenofobia”. Actuaron guiados por criterios ideológicos y no técnicos, ni siquiera de sentido común. Nadie ha reconocido siquiera el error o pedido perdón. Como para exigir una dimisión.

X

x

Dicho lo anterior, parece lógico pensar que el sentido de un cierre perimetral tiene su lógica cuando los riesgos a los dos lados de la barrera son diferentes. Es decir, un perímetro tiene sentido cuando aún no tienes contagiados y los contagiados pueden llegar de fuera. También puede tener sentido cuando a un lado de la barrera el nivel de contagios es 100 y a otro es 900. ¿Pero qué sentido tiene poner un barrera si a los dos lados de la barrera el nivel de contagios es 100? El riesgo de contagiarse es el mismo a los dos lados de la barrera.

X

En este sentido la incidencia acumulada de los contagios en Navarra durante los últimos 14 días es de 166 casos por 100.000 habitantes. La media española es de 129. La de la CAV de 192 y la de Aragón de 132. ¿Está un navarro mucho más seguro entre navarros que entre vascos o aragoneses? ¿Cuál tendría que ser la diferencia entre comunidades para que el cierre perimetral tuviera sentido? ¿Por qué el cierre no se flexibiliza según el nivel de contagios? ¿Por que las restricciones sólo tienen una dirección?

X

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja