10 cosas que hemos visto hacer a los progres en los últimos días de violencia

La extrema izquierda siempre ha mantenido históricamente una relación vidriosa con la violencia. Estos días estamos siendo testigos de ello hasta unos niveles no inusitados, pero significativos. Las escenas que nos van dejando los sucesivos días de violencia darían para un extenso y lamentable recopilatorio, por lo que elegir diez momentos o diez sucesos implica una serie de selecciones y exclusiones arbitrarias. Para empezar el número, que podría ser 20 ó 50, en vez de 10. No obstante, quien a la vista de 10 barbaridades no es capaz de reaccionar ni ser movido a reflexión, probablemente tampoco lo sería a la vista de 70. Lo que evidentemente no podemos es dejar de denunciar lo deplorable de toda esta situación y la forma en que retrata a los partidos políticos en el poder. A unos por sus propias palabras y acciones, a otros por consentirlas para mantenerse en el poder. Sin más preámbulos he aquí las 10 cosas que hemos visto hacer a los progres en los últimos días que conforman esta pequeña selección.

x

1- Insultar a mujeres

x

x

2 –Pegar a mujeres

x

3- Pegar a hombres

x

4- Quemar árboles

x

5- Llenar de humo la atmósfera

x

6- Des-reciclar

x

7- No guardar distancia de seguridad

x

8- Lanzar a la gente contra la policía y, cuando esa gente resulta herida, no mirarse en el espejo a la hora de depurar las responsabilidades con contundencia.

x

x

9- Criticar en otros lo que después hacen ellos

x

10- Atacar la sede de un periódico en una supuesta movilización a favor de la libertad de expresión

x

A la vista de todo lo anterior hay quien se pregunta qué pasaría si estuviera gobernando la derecha. Toda esta violencia que despliega la izquierda, cada vez más intensa, cada vez más extensa, cada vez menos excepcional, que hemos visto también en la campaña electoral catalana, ¿es ya un instrumento político más? La cosa es muy grave porque se vota y se forman parlamentos para no tener que resolver las diferencias a golpes en la calle. Da la impresión de que la extrema izquierda poco a poco va intentado introducir la violencia en la política como hacía (hace) la izquierda abertzale. Si los políticos que nos gobiernan no son capaces de verlo son unos irresponsables. Si lo ven y lo aceptan son todavía peores que irresponsables.

X

x

Comentar

Tiene que estar registrado para publicar un comentario.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja