En la serie de la ETB sobre Alsasua ni siquiera aparece la agresión

¿Pero cómo se nos ocurre reprocharle a la ETB su serie sobre Alsasua? Es decir, no es que no sea reprochable moralmente el tratar de convertir a los agredidos en agresores y a los agresores en agredidos, pero es que la ETB no está ahí gastándose los millones para hacer un juicio moral, sino precisamente para convertir a los agresores en víctimas de los agredidos. ¿Para qué quieren los nacionalistas una televisión con presupuesto ilimitado? Pues para convertir la visión nacionalista de las cosas en el discurso único de la CAV y Navarra. No tiene sentido pedirle a la ETB que no haga aquello para lo que existe la ETB. Si la ETB sirviera para cuestionar la ortodoxia nacionalista, el nacionalismo sería el primero en exigir el cierre de la ETB. Que se lo digan a la izquierda abertzale, que no hace tanto ponía coches bomba en la ETB sólo por estar al servicio del PNV, como para imaginar lo que podría querer hacer el nacionalismo con una ETB que no sirviera a sus intereses y que no convirtiera a los txabales en las víctimas y a las víctimas en los villanos de su relato.

X

Todo esto viene a cuento de que los cuatro capítulos de la serie sobre la agresión en Alsasua, para quienes han tenido la paciencia de verlos, han suscitado la lógica indignación por la forma de presentar los sucesos. Sirva sólo como apunte que en toda la serie ni siquiera aparece la agresión. Es decir, el hecho fundamental que explica todo lo demás desaparece por ensalmo. Evidentemente sin agresión los condenados pasan a ser unos pobres txabalines injustamente represaliados. Que la ETB haga una serie de cuatro capítulos sobre la agresión a unos guardias civiles y sus parejas y que ni siquiera aparezca la agresión lo dice todo sobre la ETB. Pero así es como el nacionalismo quiere que sea la ETB. Para eso tiene que existir la ETB.

X

Que tampoco es que lo diga la ETB, es que lo reconoce hasta el relator televisivo del Grupo Noticias, José Ramón Blázquez, en un artículo sobre la serie titulado “Altsasu de Verdad”, nos explica muy clarito cuál es la razón por la que existe la ETB: “El relato certifica honestamente lo que ya está en el imaginario colectivo: en Altsasu alguien se vengó a destiempo de una comunidad inasimilable y tomó a Aitor, Ander, Eki, Gorka, Haritz, Jonmi, Naiara y Urko como rehenes. ETB, cumpliendo su misión pública, ha salido a su rescate”. Esto que nosotros diríamos para denunciar la serie y la labor de la ETB, es en cambio para los señoros nacionalistones la razón de su existencia.

X

x

Por lo demás nunca sobra recordar que el nacionalismo allá donde gobierna es más que una ideología, es una forma de vida. O sea, una profesión. Un régimen en el que compartir las ideas oficiales es ya y sólo por ello una fuente de financiación. Dicen que en las dictaduras no es que haya casos de corrupción, sino que el propio sistema dictatorial y totalitario es corrupción. Y efectivamente lo que sucede con el presupuesto de la ETB y toda su galaxia de productoras y personajes no viene a desmentir esa afirmación.

X

x

Comentarios (1)
  1. ultzama says:

    que se puede esperar de una TELEVISION que les HABLA a ESAS POBRES GENTES del norte del Reyno de Castilla (cuna de Vardulos, Caristios y Autrigones) y a los de nuestro MILENARIO REYNO DE NAVARRA (cuna de VASCONES) de PAISES QUE NUNCA HAN EXISTIDO… jajajaja, NO HARE MAS PREGUNTAS SEÑORIA…

    ¿Te gusta? Thumb up 3 Thumb down 0

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja