¿Nos ha de preocupar si el teletrabajo ha venido para quedarse?

Los avances tecnológicos al respecto no han de preocupar; tienen sus ventajas. Pero del nivel de estrangulamiento político puede depender todo.