Carta apócrifa del diablo Escrutopo a su sobrino Orugario sobre el Covid

 


Hace poco me enviaron este texto adjunto como  atribuido al famoso libro de CS Lewis  : Cartas del diablo a su sobrino .

 


Fue uno de mis libros favoritos en mi época  universitaria y la verdad , su fondo y forma encaja perfectamente con el tono y espíritu de tan brillante obra . Escrita en medio de la segunda guerra mundial ,es la recopilación de artículos  publicado en  Manchester Guardian  por entregas semanales a modo de artículos breves  (un poco como el libro recopilatorio de Navarra Confidencial  “hay un progre en mi sopa” pero a lo bestia ).

Quizá podría resumirse el libro con el aforismo “del enemigo el consejo” , ya que se pretende poner en evidencia las estrategias del demonio y sus secuaces.

De agudo humor satírico, derrocha finura y ortodoxia teológica, más pragmática que  muchos libros de santos. Si no lo han leído , no dejen de hacerlo , porque si la naturaleza humana no  ha cambiado  desde Adán a Cantinflas , menos aún lo ha hecho desde 1942 , un ahora∞continuo en la historia de las almas que transitan por este mundo.

El viejo y experimentado demonio  Escrutopo , es el coach y mentor de su sobrino Orugario  , al  que  alecciona y entrena con rencoroso desamor para llevar a las almas que le han caído en suerte como “pacientes” a las calderas de pedro botero. Y van saliendo en sus XXXI cartas todos los pecados capitales y provincianos , los éxitos y fracasos bajo el punto de mira de los “señores oscuros”.

No les vamos a hacer un spoiler que dicen los cursis ni un destripe que dirían los castizos. ¡Ah! y el cristiano Lewis se lo dedicó a su cristiano amigo Tolkien (del del señor de los  anillos…)  , cuando la cultura no parecía cosa de progres .

Cómprenlo en papel a ser posible y sepan las estrategias del enemigo , que aunque derrotado fue , muchos no lo saben y parece que “él” tampoco.

El texto que prosigue , y que por su sentido y forma  bien podría haber formado parte de esas XXXI cartas, podemos bautizarla como la XXXII carta apócrifa en tiempos del COVID.

Y vive Dios que atina la anónima mano …


 Atribuido a “Cartas del diablo a su sobrino” de C. S. Lewis, autor de las crónicas de Narnia.
El libro se publicó en el año 1942.

“- ¿Y cómo lograste llevar tantas almas al infierno en aquella época?

– Por el miedo.

– Ah, sí. Excelente estrategia; vieja y siempre actual.
¿Pero de qué tenían miedo? ¿Miedo a ser torturados? ¿Miedo a la guerra? ¿Al hambre?…

– No. Miedo a enfermarse.

– ¿Pero entonces nadie más se enfermaba en esa época?

– Sí, se enfermaban.

– ¿Nadie más moría?

– Sí, morían.

– Pero, ¿no había cura para la enfermedad?

– Había.

– Entonces no entiendo…

– Como nadie más creía o enseñaba sobre la Vida Eterna, y la Muerte eterna, pensaban que solo tenían esa vida, y se aferraron a ella con todas sus fuerzas, incluso si les costaba su afecto (no se abrazaban ni saludaban, ¡no tenían ningún contacto humano durante días y días!); su dinero (perdieron sus trabajos, gastaron todos sus ahorros),
¡Y aún se creían afortunados estando impedidos de ganarse el pan!;
Su inteligencia (un día, la prensa decía una cosa y al día siguiente, se contradecía, ¡Y aún así se lo creían todo!).
Su libertad (no salían de la casa, no caminaban, no visitaban a sus parientes…¡Era un gran campo de concentración para prisioneros voluntarios! ¡Jajajajajaja!).
Aceptaron todo, todo, siempre y cuando pudieran prolongar sus vidas miserables un día más.
Ya no tenían la más mínima idea de que Él, su Creador, y solo Él, es quién da la vida y la termina.

Fue así de sencillo.
“Tan fácil como nunca había sido.”


 

Comentarios (1)
  1. joaquin says:

    je je, ¿seguro que ese párrafo no está en el libro original? ,gracias por el encuadre y por recordar libros de fondo que no pasan de moda.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 18 Thumb down 6

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, media: 4,27 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja