Las noticias de sucesos de los últimos días cuestionan el discurso feminista

La semana pasada era encontrado a las 21 horas el cadáver de una mujer apuñalada en un camino entre dos localidades de Madrid y Guadalajara. La víctima aparentemente fue asesinada mientras paseaba a sus perros. Las primeras informaciones desataron la esperable oleada mediática de comentarios sobre la imposibilidad de que una mujer en este país, por culpa del heteropatriarcado y el género masculino, pueda salir sola a pasear a sus perros o a correr.

X

El caso sin embargo ha dado un vuelco en las últimas horas, ya que ahora se sospecha por las circunstancias del crimen que la asesina pudiera ser una mujer.

X

Este fin de semana fue detenida en Bilbao una mujer como sospechosa de haber matado a su hija de 9 años. La madre aparentemente habría matado a la hija antes de intentar suicidarse ella misma, sólo que su suicidio no prosperó.

X

Obviamente no nos adelantaremos a la resolución de ninguno de los casos pero la información disponible permite al menos alguna reflexión.

X

Una vez más nos encontramos con que es mucho más probable que una mujer adulta mate a una niña de 9 años, o una cuidadora pegue a un anciano o a un discapacitado, a que una niña de 9 años mate a una mujer adulta o un anciano o un discapacitado peguen a una cuidadora. Por cada niña de 9 años que agreda a una mujer adulta, o cada anciano que agreda a un cuidador, habrá 99 en los que es la mujer adulta o la cuidadora quien comete la agresión. En estos casos, sin embargo, asumiremos que simplemente es lógico que estadísticamente sea más frecuente que el más fuerte agreda al más débil que no a la inversa. Y efectivamente esa es la interpretación más lógica. Nadie afirma que las cuidadoras de enfermos y ancianos o las madres son colectivos agresores y peligrosos para los enfermos, los ancianos o los hijos. Sin embargo, cuando un hombre mata o agrede a una mujer, la interpretación cambia y pasa a ser la maldad intrínseca del género masculino, o la necesidad de que el género masculino sea reeducado, o la pertenencia de los hombres a una estructura asesina de mujeres.

X

Más aún, nos encontramos con que si un hombre mata a una mujer, se pide que la pena sea mayor que si una mujer mata a un hombre. Como si la vida de una mujer valiera más que la de un hombre. Pero es que además, como en la primera noticia, matar a una mujer puede no tener mas pena, siempre que la asesina sea una mujer. O sea, que en nombre de la igualdad (el feminismo supuestamente es la defensa de la igualdad) no sólo se pena distinto un crimen según si la víctima es un hombre o una mujer, sino también si el asesino es un hombre o una mujer.

X

Cuando el heteropatriarcado no lo explica todo, o en realidad no explica nada

A estos dos casos podríamos añadir la noticia, también de estos días, de la abogada asesinada por el hombre al que había defendido en el juicio por matar a su mujer en 2003, y con el que tenía una relación. Si a este caso sumamos el de Laura Luelmo, la profesora asesinada por un asesino reincidente puesto en libertad muy poco antes de su asesinato, nos encontramos con dos mujeres muertas a las que la prisión permanente revisable hubiera salvado la vida. Pero el peligro para las mujeres son quienes defienden la prisión permanente revisable.

X

Se podría incidir también en las nacionalidades de los primeros asesinos de mujeres y violadores de 2019, a ver si alguien defiende que, como la proporción de violadores y asesinos es mayor entre la población inmigrante, hay que poner una pena más grave a un mismo delito cuando lo comete un inmigrante que cuando lo comete un español.

X

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (1)
  1. perroflauta says:

    Hidden due to low comment rating. Click here to see.

    Baja puntuación. ¿Te gusta? Thumb up 2 Thumb down 10

   Dar de baja