Premio Cadenas de Navarra 2017

La asociación Doble12 entregó ayer el premio Cadenas de Navarra al periodista y escritor Florencio Domínguez. El acto congregó en el Nuevo Casino de Pamplona a diversas personalidades y autoridades forales. Puesto que resulta difícil añadir algo a lo dicho en ese acto y tenemos además la posibilidad de reproducirlo, ilustraremos la información tanto con el discurso de presentación del premiado, a cargo del presidente de Doble12, como con el discurso del propio Florencio Domínguez. De este modo todos nuestros lectores podrán estar tan informados como si hubieran acudido personalmente al evento. Sin más preámbulos para no alargar innecesariamente la longitud del escrito les dejamos con los discursos. Si acaso dedicamos unas líneas a recordar antes que el premio Cadenas de Navarra es una obra realizada por Carlos Ciriza, uno de los artistas navarros con mayor repercusión mundial el cual quiso colaborar de este modo con la celebración de este evento. Se trata de una obra que quiere reflejar la sociedad navarra. Un bloque sólido y noble en el centro, pero a su vez irregular y plural, apoyado en una base horizontal que quiere reflejar la sociedad civil en el que figura el nombre de la asociación. En la parte superior y en un lugar destacado las cadenas que dan nombre al premio y que simbolizan el arraigo con el bloque principal, pero a su vez tirando de él en señal de progreso y futuro.

x

x

x

Presentación del premiado a cargo de Ricardo Guelbenzu, presidente de Doble12

Florencio Domínguez Iribarren nace en Caparroso (1956), estudia bachillerato en el Instituto de Marcilla y luego Ciencias de la Información en la Universidad de Navarra (1979), donde también se doctoró en Comunicación Pública en la UN (1997)

x

Entro enseguida de hoz y coz en contacto con el terrorismo etarra, ya que como alumno en prácticas colaboró con el extinto Pensamiento Navarro y acudió a cubrir el asesinato del Comandante Imaz (que hace unos días fue su cuarenta aniversario), cubrió el asesinato del alcalde Ulayar en Echarri, y de los dos Guardia Civiles de Goizueta.

x

Terminada la carrera su amigo, el olitense, Daniel Cerdán le buscó trabajo en Canarias donde estuvo sus tres primeros años profesionales. Luego aterrizó en Bilbao en principio para cubrir temas laborales, pero ya se sabe que con plantillas cortas no cabe gran especialización y tuvo que hacer de todo.

x

Florencio ha sido redactor jefe de la agencia de noticias Vascopress y analista en La Vanguardia, El Correo de Bilbao y todos le conocemos por sus artículos en Diario de Navarra. Pero lo que ha caracterizado la trayectoria periodística de Florencio es que ha sido intachable, en un contesto particularmente difícil.

x

Sabemos que hay circunstancias en la vida de cada uno de nosotros en que la libertad puede ser más importante que la felicidad, o el sacrificio más importante que la tranquilidad. Ya en el siglo IV antes de Jesucristo decía Pericles que el secreto de la felicidad es la libertad, y el secreto de la libertad es el coraje

x

Pero todos sabemos que en muchos momentos ha existido y existe miedo de hablar, miedo a expresar una opinión diferente a la expresada o aceptada por la mayoría, estos miedos son letales para construir una sociedad libre. El miedo a ser libres, a arriesgarse, a tener coraje hace que irremediablemente imperen los mediocres y muchas veces reine la tergiversación o la mentira. Hoy y siempre, el coraje es y ha sido una mercancía de lujo, una extravagancia, como lo señala Oriana Fallaci en La Fuerza de la Razón.

X

En la trayectoria profesional de Florencio hemos podido constatar que se ha regido por la profesionalidad, por la discreción, siempre alejado de cualquier tentación de tipo sensacionalista, siempre aportando un análisis agudo, siempre bien informado. El rigor y exactitud en las informaciones elaboradas por Florencio Domínguez, han sido la mejor garantía de su buen hacer profesional, ha sido colaborativo con los colegas y los medios que le convirtieron en el mejor referente del periodismo en momentos de adversidad social, aportando valores éticos, aguantando la presión del terrorismo y siendo objetivo de ella, aunque nunca alardeó de nada, fue discreto, nunca ha sido un llorica es un hombre entero.

x

Florencio en la actualidad dirige el Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo. Fue un nombramiento de consenso, puesto que nadie cuestionó a Florencio pues le avaló su trabajo riguroso, honesto, correcto, profesional y valiente. Sus amplios conocimientos de la trayectoria de la banda hicieron que fuese nombrado director del centro.

x

Hemos entresacado algunos comentarios y opiniones aparecidas en entrevistas diversas que reflejan el pensamiento de Florencio Domínguez:

  • ¿Cómo abordar el relato del terrorismo en España? Entre los que quieren pasar página y olvidar, y los que más próximos a la banda buscan su justificación generalizando las culpas para conseguir que cuando todo el mundo es culpable, nadie lo es.
  • La mejor vacuna para que no vuelva ETA es asegurarse de que no tengan ninguna legitimación social. Después de cuatro años del cese de la actividad armada, no ha habido disolución, ni se la han planteado. No se han desarmado, la utilizan como un instrumento de propaganda, ya que tienen el problema de los presos y añoran una negociación.
  • La normalización no consiste en que todo el mundo se quiera, sino en que todos respeten las normas de funcionamiento.
  • La izquierda abertzale no ha iniciado ni siquiera un tímido proceso de autocrítica. Tienen que reconocer la ilegitimidad del terrorismo de ETA y la legitimidad del Estado de Derecho. En ese camino todavía no han dado pasos porque reconocer la ilegitimidad de ETA supondría admitir el sinsentido de su historia política. De momento no están dispuestos a eso.
  • La convivencia a nivel de calle, no tiene nada que ver con la de los años pasados. Es una situación normalizada desde el momento en el que el grupo que amenazaba y mataba ha dejado de hacerlo. La situación de convivencia ha mejorado de forma notable y los márgenes de la libertad individual se han ensanchado. No existe el grado de miedo e intimidación que sí había en el pasado por la presencia de ETA, una sombra que se cernía sobre la sociedad.
  • La normalización no consiste en que todo el mundo se quiera, sino en que todo el mundo respete las normas de funcionamiento. Que se respete la legalidad y que por defender determinadas posiciones políticas no seas asesinado, amenazado o atacado. En cuanto a normalización, los adversarios políticos no deben entenderse, deben respetarse.

X

No es una encomienda fácil la de dirigir el Centro para la Memoria de las Víctimas que “va a tener como mayor enemigo el paso del tiempo y las ganas de olvidar”. Para ello se necesita que se investigue, que se trabaje en la memoria colectiva, que se proyecten las enseñanzas del pasado sobre las nuevas generaciones con programas y contenidos en ámbito educativo y que se difunda la obra y los valores de las víctimas.Florencio es un luchador que trabaja para que se mantenga el relato de verdad y no reine ni la tergiversación ni la mentira.

x

Los objetivos del Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo son:

  • Homenajear a las víctimas,
  • Recoger su memoria y
  • Deslegitimar a partir de ella el terrorismo.

X

Florencio ha recibido los siguientes premios y distinciones:

  • Premio Javier Bueno 2009 de la Asociación de la Prensa de Madrid, al periodismo especializado.
  • Premio Internacional Covite 2010
  • la Gran Cruz del Mérito Civil desde 2015.
  • la Asociación de Periodistas Europeos (APE) le ha concedido este año el galardón que recuerda a Francisco Cerecedo. Premio de Periodismo Francisco Cerecedo, se lo entrego el Rey Don Felipe VI. En anteriores ediciones lo han recibido Claudio Magris, Félix de Azúa, José Antonio Zarzalejos, Xavier Vidal-Folch o Michael Ignatieff.

Florencio Domínguez ha sido Profesor colaborador en la Universidad Internacional de La Rioja, donde impartió la asignatura “Nacionalismo y terrorismo en perspectiva comparada” en el Máster de Estudios del Terrorismo de la UNIR La Rioja. (2010 – 2015)

x

Autor de una decena de obras sobre el terrorismo etarra, entre las que destacan “Las raíces del miedo” (2003), ETA en Cataluña. (2010) Es también coautor del impresionante volumen Vidas rotas: historia de los hombres, mujeres y niños víctimas de ETA (2010), en el que repasa, en orden cronológico, las biografías de todas las víctimas de ETA, los atentados en que fueron asesinados, los terroristas que los cometieron y sus sentencias judiciales.

x

Por sus sobrados méritos estimamos que para la Asociación Cultural DOBLE 12 es un orgullo entregarle el Premio Cadenas de Navarra 2017.

x

x

x

Discurso de Florencio Domínguez al recibir el premio

Muchas gracias a la asociación Doble 12 por concederme el premio Cadenas de Navarra 2017, un premio prestigiado por haber sido el ganador de la primera edición Víctor Manuel Arbeloa, un intelectual al que respeto y admiro desde hace décadas.

X

Voy a romper la tradición de los premiados en ediciones anteriores: no voy a dirigirme a ustedes en verso porque para eso hay que tener el talento de Víctor Manuel Arbeloa y no es el caso. Pero es que, además, Víctor Manuel es de Tierra Estella y no bardenero congozante, como yo, y eso se nota mucho a la hora de lírica. No sé bien qué clase de fuero tendrán en Mañeru, la localidad natal de Víctor Manuel, pero los de Caparroso tenemos uno, otorgado por Pedro I en 1102, que nos declara ingenuos a perpetuidad y eso nos incapacita para algo tan elaborado como la poesía.

x

Agradezco este premio que me ha sido concedido a pesar de que la profesión y la vida me han llevado hace muchos años fuera de Navarra. Y cuando se está fuera, aunque sigas emocionalmente vinculado a tu tierra y aunque procures estar al tanto de lo que sucede, no se viven los acontecimientos con la misma pasión que cuando esos episodios ocurren a tu lado o te afectan en tu vida cotidiana, en tu trabajo o en la relación con los amigos y vecinos.

x

Hubo una época en la que sí me tocó vivir de cerca unos cuantos episodios drámaticos en Navarra. Fueron los años en los que el terrorismo cometió sus primeros asesinatos en este territorio, años en los que yo comenzaba a trabajar como periodista. Por esa actividad profesional inicial me correspondió ser testigo de algunos de esos asesinatos. En algún caso testigo material directo, como en el de la muerte por disparos de un participante en el Montejurra de 1976. En otros casos testigo cercano de las consecuencias mortales de los atentados de ETA.

x

Fueron los años de la transición que fue, sin duda, dura y difícil, en buena medida por culpa de los diferentes terrorismos que se empeñaron en dificultar mediante el crimen con pretensiones políticas aquel proceso apoyado por la gran mayoría de los ciudadanos que aspiraban a una convivencia en paz, en libertad y bajo un régimen democrático. El camino estuvo lleno de obstáculos, pero el resultado fue un éxito porque hizo posible el periodo de convivencia democrática más largo de nuestra historia, una convivencia amparada por una Constitución cuyo 39 aniversario acabamos de celebrar.

x

La única carga que hemos tenido que arrastrar durante décadas ha sido la existencia de ETA y su actividad terrorista, una actividad que ha sembrado de dolor a todos los españoles, que ha dejado cientos de víctimas mortales, miles de heridos, cuantiosos daños económicos y no pocas tensiones políticas. Navarra ha pagado también su cuota de sangre en estos años: 42 asesinados en la Comunidad Foral, otros trece navarros asesinados en otras partes de España y 200 heridos.

x

En la transición se creyó que podría desaparecer definitivamente el terrorismo etarra. El régimen de Franco, contra el que aparentemente había surgido ETA, había llegado a su fin y en su lugar echaba a andar un sistema de libertades que reconocía la personalidad política de los diversos territorios, que ponía en marcha instituciones democráticas y que hacía gestos de reconciliación tan importantes como la amnistía, gracias a la cual el 9 de diciembre de 1977 salió de la cárcel el último preso perteneciente a ETA.

x

Pero ETA demostró que su naturaleza esencial no era la de ser un movimiento antifranquista, como muchos creyeron, sino un movimiento de ruptura con España y que le resultaba indiferente que en España hubiera un sistema democrático o un régimen autoritario. La prueba es que a medida que avanzaba la instauración democrática se intensificó la actividad terrorista etarra y alcanzó en pocos años niveles que jamás había alcanzado en la época de Franco. El resultado es que la banda terrorista ha causado el 95% de sus víctimas en el periodo democrático.

x

La organización terrorista rechazó violentamente la transición y su principal instrumento jurídico, la Constitución española de 1978.

x

La banda justificó su continuidad con las armas en el rechazo a la Constitución y también al Estatuto vasco de autonomía y la Ley de Amejoramiento Foral de Navarra.

x

La no integración de Navarra en un espacio político común con Euskadi constituyó una de las razones esenciales de la banda para rechazar el sistema democrático a finales a los setenta y continuar con su actividad terrorista hasta fechas recientes. La reclamación sobre Navarra ha sido, por tanto, una de las vigas maestras de la arquitectura ideológica de ETA para justificar el mantenimiento de la violencia durante las últimas décadas.

x

La explicación más clara sobre esta permanente reclamación de Navarra la pronunció en octubre 2002 un antiguo miembro de ETA. Cuando Ibarretxe dio a conocer las primeras ideas de lo que luego iba a ser el plan que llevaba su nombre, el antiguo etarra advirtió que “el conflicto”, o sea el terrorismo, continuaría si Navarra quedaba fuera del proyecto. “Nosotros no vamos a ir a ningún sitio sin Navarra, a ningún sitio. No fuimos a ningún sitio en el 77 y no pensamos hacerlo en el 2002, ni en el 2003, ni en el 2004, ni en el 2016”. El antiguo etarra se llama Arnaldo Otegi.

x

Hace seis años que ETA puso fin a la actividad terrorista derrotada por la acción del Estado que había conseguido impedir que la banda tuviera capacidad para desarrollar una actividad violenta mínimamente eficaz. ETA no lo dejó porque evolucionara políticamente o por algún tipo de reflexión estratégica, sino porque se vio obligada por incapacidad para continuar. Y todos los pasos que ha dado con posterioridad, incluido el desarme de abril, han sido también forzados por los instrumentos del Estado.

x

El hecho de que ETA haya puesto fin a su actividad no hace, sin embargo, desaparecer las consecuencias de tantos años de terrorismo. Las familias de las víctimas siguen viviendo con el dolor y el vacío que dejaron los ausentes asesinados; muchos heridos, físicos o sicológicos, siguen arrastrando consecuencias penosas que no han desaparecido a pesar de los años.

x

La sociedad tiene ahora el deber de recordar a las víctimas, de recordar lo que ocurrió y asegurar un relato del terrorismo que deslegitime la violencia pasada para evitar que de ella pueda surgir algún día una nueva etapa de violencia. Primo Levi escribió respecto al Holocausto: “Si comprender es imposible, conocer es necesario, porque lo sucedido puede volver a suceder, las conciencias pueden ser seducidas y obnubiladas de nuevo: las nuestras también. Por ello, meditar sobre lo que pasó es deber de todos”.

x

En ese deber de memoria se tienen que dejar claras las responsabilidades en que han incurrido los que violentaron los derechos humanos con el terrorismo. No son aceptables los esfuerzos que se están realizando para justificar el terrorismo pasado, por un lado, y para diluir las responsabilidades de los etarras en un mar de culpas colectivas. Hanna Arendt escribió: “Cuando todo el mundo es culpable, nadie lo es”. Hay que estar vigilantes para combatir este intento de exoneración política de los terroristas por la vía de diseminar responsabilidades entre todo el mundo.

x

Tampoco son aceptables los homenajes sistemáticos que se organizan a cada preso que recupera la libertad. Cuando se rinde homenaje a un escritor se celebra su capacidad literaria, cuando se reconoce en el espacio público a un etarra que sale de la cárcel lo único que se celebra es su condición de terrorista. Se da respaldo político a la historia de ETA a través del respaldo a cada uno de sus miembros que sale de la cárcel. Los homenajes constituyen una forma de justificación del terrorismo cometido.

x

Y frente a este tipo de actos, que se están repitiendo una y otra vez, no hay una reacción adecuada de las instituciones, aunque la declaración del Parlamento de Navarra en contra de los homenajes es un primer paso.

x

La lucha contra el terrorismo ha sido larga, dura y ha tenido un gran coste humano, pero se ha conseguido la derrota operativa de ETA. Llegados a este punto, la sociedad y los ciudadanos tenemos la obligación de no dejar que se olvide lo ocurrido, ni que prevalezca la versión de los que siempre han justificado y defendido el terrorismo. Víctor Manuel Arbeloa, en su poemario Cancionero de la vida contra el terror, lo ha dejado claro en unos versos:

x

Que no queremos

que los “lápices sin punta”

de los fusiles escriban

nuestra historia”.

x

La historia que debe permanecer es la historia de quienes se han enfrentado a los fusiles y, sobre todo, de quienes han sido sus víctimas. Fernando Aramburu, en el prólogo para el libro Lluvia de fango, de Maite Pagazaurtundua, dice que “aún queda pendiente la tarea prioritaria, asumida hasta la fecha por un número limitado de conciencias solidarias, de levantar testimonio de lo ocurrido; tarea complementaria de una labor no menos importante de análisis y reflexión”. Fernando, por cierto, ha dado un paso de gigante en ese camino con su novela Patria.

x

Esa tarea que nos apunta Aramburu se la debemos a las víctimas del terrorismo que deben permanecer en el recuerdo de la sociedad. Tenemos que hacer nuestro el poema de Virgilio en la Eneida, que ha inspirado el lema del Memorial neoyorquino del 11-S: “Si algo pueden mis versos, ningún día te borrará de la memoria del tiempo”.

x

Muchas gracias

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

   Dar de baja