Rechazar y/o condenar la violencia

x

Se rechaza una copa, una invitación, una tarifa de datos, una propuesta parlamentaria, un argumento, un pretendiente… rechazarlos significa que no bebes, pero tu rechazo no implica que te parece mal que otro lo haga. O que bebes, pero no te apetece una copa en ese momento, o ese vino concreto. O que no te interesa tal o cual tarifa de datos que te ofrece tal o cual compañía porque tienes otra mejor.
x

Cuando alguien rechaza usar la violencia quiere decir que él no está interesado en esa tarifa de datos, en ese seguro o en acudir a esa fiesta, pero no que le parezca mal que otros vayan a la fiesta, acepten la oferta de esa tarifa de datos o contraten ese seguro. El pretendiente que yo rechazo para mí puede ser bueno para ti. Es por eso que cuando queremos decir no sólo que nosotros nos desmarcamos de un acto violento, sino que rechazamos también que otros puedan secundarlo, la palabra a utilizar ya no es rechazo, sino condena. Yo no lo hago. Yo lo rechazo. Pero además pienso que es rechazable que tú lo aceptes. No es sólo que se trate de una opción que yo no escogería, no se trata de una cuestión de gustos, sino de que quien escoja esa opción es un inmoral y un salvaje. Por eso, en vez de decir que rechazamos una copa, un oferta publicitaria o una propuesta parlamentaria para construir un puente, no tendría sentido decir que condenamos una oferta de Jazztel, o que condenamos el presupuesto para pintar una pared o la propuesta de construir un puente, salvo que la oferta consistiera en una ilegalidad o una inmoralidad, lo que nos devolvería de nuevo al inicio del razonamiento.

x

La palabra rechazo, por tanto, no es la adecuada para referirse a los actos violentos del sábado porque una de dos: o quiere decir que yo personalmente no lo habría hecho, o no en este momento, o no de ese modo, pero que no me parece totalmente inaceptable que lo hagan otros, o quiero decir que me me parece totalmente inaceptable y entonces no se trata de la palabra adecuada. Pero si no es la palabra adecuada para expresar lo que quiero, ¿por qué no usar la palabra adecuada?

x

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Entradas relacionadas

Comentarios (3)
  1. ¿Porque en el fondo son de los suyos?
    Bueno, y en el caso de Asirón …es que son los suyos directamente.
    Y los de Podemos, apoyando la kausa baska. Que se note que han pasado por modelosD, ikastrolas, euskalteguis de coleguis, grupos de dantza y otras maneras de socavar cerebros.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 25 Thumb down 1

  2. Cuenco says:

    Todo el mundo lo sabe, incluso los que no quieren saberlo, entre los que está la “inteligente” Barcos: aquí manda Bildu, y los demás están de rodillas en posición dudosamente decente.

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 18 Thumb down 1

  3. obabatarra says:

    Esta equidistancia es repugnante. Barkos hace un muy mal servicio a Navarra no siendo contundente contra la violencia.

    Claro que, ¿cómo va a serlo? ¡Su consejera de Interior, que controla la policía, es compañera de filas, aunque sean de corrientes distintas, de estos violentos!

    Quo vadis, Navarra?

    Bien puntuado. ¿Te gusta? Thumb up 11 Thumb down 0

   Dar de baja